Melilla Hoy 23/10/2017
22 de julio de 2019, 12:08:37
Sociedad


Asegura Imbroda en la ruptura del ayuno institucional que buscar la división entre los melillenses “matará a Melilla”

Por J.A.M.

Algo más de 350 invitados, melillenses de distintas culturas, tomaron parte ayer en el acto institucional de la ruptura del ayuno por el mes sagrado del Ramadán que organizó la Ciudad Autónoma en el Hotel Melilla Puerto. La noche se abrió con la oración que condujo un joven imam, que fue seguida en silencio por los numerosos asistentes.



Una sola cultura
Una vez iniciada la cena, el presidente de la Ciudad Autónoma, Juan José Imbroda, dejó de manifiesto que una parte “muy importante de los melillenses” viven a diario este mes sagrado, pero dejó de manifiesto que esta es una celebración que implica a todos los que habitan esta ciudad porque “cristianos, musulmanes, judíos, hindúes y gitanos conformados la cultura melillense, una cultura que es de todos”.

Por eso, quienes acudieron al acto de anoche, lo hicieron para desear a los musulmanes, “que este sacrificio sea bueno para vosotros, que os acerque a Dios y os haga mejores porque de esa forma todos seremos mejores en Melilla”.

Un único Dios
Imbroda manifestó que “Dios es uno, al que rezamos cada uno como sabemos, y al que pedimos que no haya diferencias, porque él nos quiere a todos iguales, como hijos que somos” y esto hace a los melillenses “ser hermanos” sin importar la creencia. Por ese motivo animó a no hacer caso a los que buscan diferencias porque “nos engañan y buscan otra cosa que no es la armonía, la paz, la libertad, la paz y la igualdad de los melillenses”. Añadió que Melilla es de los melillenses, que cada barrio, cada esquina, cada calle pertenece a todos por igual.

Pidió, en estos días de Ramadán que “haya armonía y rechacéis a los que vayan por cualquier motivo separando, porque esos van en contra de Melilla, hacen daño a la ciudad que es de todos; una ciudad que queremos pacífica para que tenga futuro”.

Añadió por último que crear separaciones, diferencias “mata a Melilla”, de ahí que animara a todos a reflexionar, a pensar que “hay un solo Dios, que todos somos hermanos y melillenses, y que hagamos una ciudad para todos”. Con la felicitación de Ramadán Mubarak terminó su intervención.

Melilla Hoy.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.melillahoy.es