Melilla Hoy 23/10/2017
25 de agosto de 2019, 4:58:53
Política


Los parlamentarios de Melilla toman posesión en una sesión marcada por la polémica de los separatistas

Otazu ha lamentado el “uso fraudulento” que han hecho los parlamentarios independentistas del acto de ayer

Por Redacción

Los parlamentarios nacionales de Melilla elegidos en las elecciones generales del pasado 28 de abril, el diputado Fernando Gutiérrez Díaz de Otazu y los senadores Juan José Imbroda Ortiz y Sofía Acedo Reyes, los tres del Partido Popular (PP), juraron ayer sus cargos en las sesiones constitutivas celebradas en sus respectivas cámaras, que estuvieron marcadas por la polémica provocada por las fórmulas elegidas por los separatistas para jurar o prometer la Constitución Española para tomar posesión de sus escaños.



El diputado Fernando Gutiérrez Díaz de Otazu ha lamentado el “uso fraudulento” que han hecho los parlamentarios independentistas de la fórmula de juramento o promesa y que la nueva presidenta del Congreso, la socialista Meritxel Batet, no haya hecho frente al intento de los separatistas de “adulterar” el proceso vivido ayer. Díaz de Otazu ha admitido que los congresistas que han actuado así “han hecho pequeños discursos” en vez de jurar o prometer el cargo y ha asegurado que el Grupo Parlamentario Popular “hará frente a estos abusos de las instituciones”, algo que espera que también haga a partir de ahora Batet, después de haber permitido ayer el espectáculo de los nacionalistas.

Tanto el diputado melillense como los senadores han expresado “el alto honor” que les produce representar a los melillenses en el Parlamento. Así Juan José Imbroda ha destacado que su presencia en el Senado le permite tener un contacto continuo con ministros y altos cargos del Gobierno, que le sirven, como presidente y senador, para luchar mejor las reivindicaciones para Melilla, independientemente del color del Ejecutivo central, como viene haciendo desde el año 2000.

Imbroda ha expresado que tiene “muchas ganas de trabajar por Melilla y por España” en esta nueva legislatura que acaba de arrancar, algo con lo que ha coincidido tanto con Díaz de Otazu como con Sofía Acedo. La joven senadora melillense se ha comprometido a llevar a la cámara de representación territorial “todas las demandas e inquietudes” de los ciudadanos melillenses “con ilusión y responsabilidad”.

El show de los separatistas
La XIII Legislatura ha tenido un arranque bronco en el Congreso, donde su nueva presidenta, Meritxell Batet, ha tenido que pedir silencio incluso antes de iniciar el llamamiento a los diputados para que acataran la Constitución. Una vez han empezado a jurar o prometer sus cargos, cada uno con la opción que ha elegido, miembros de Vox, a los que después se han sumado algunos del PP, han dado golpes en sus escaños para evitar que se escucharan las palabras de los independentistas y también han protestado desde Ciudadanos.

Nada más sentarse en la Presidencia y dar la "bienvenida" a todas sus señorías, Batet ha anunciado que iba a proceder a dirigir los llamamientos, con una velada advertencia: "Estoy segura de que todos ustedes harán un uso pertinente, adecuado y ajustado a Derecho ya la jurisprudencia del Tribunal Constitucional, de modo que no sea necesaria la intervención de esta Presidencia".

Su primer comentario ya ha desatado algunos rumores, lo que ha llevado a Batet a pedir "silencio" por primera vez desde su nueva responsabilidad. Los primeros en acatar la Carta Magna han sido los miembros de la Mesa y tras Batet, que ha prometido, lo ha hecho la vicepresidenta primera, Gloria Elizo, de Podemos, quien lo ha hecho "por la democracia y los derechos sociales".

Por España y nuevos tiempos republicanos
El revuelo ha vuelto cuando el secretario primero, Gerardo Pisarello, de En Comú, ha prometido añadiendo, en catalán, la coletilla "por unos nuevos tiempos republicanos".

Las 'innovaciones' han continuado cuando ha llegado el turno de los diputados que no forman parte de la Mesa, empezando por el líder de Vox, Santiago Abascal, quien ha jurado "por España".

Después se han escuchado promesas en euskera como la de la diputada de Bildu, Mertxe Aizpurua, y el del PNV Joseba Agirretxea, quien ha añadido el "por imperativo legal" que utilizaron por primera vez en los años 80 del siglo pasado los parlamentarios de Herri Batasuna y que fue avalado por el Constitucional.
"Prometo por imperativo legal y con lealtad al mandato democrático del 1 de octubre y al pueblo de Cataluña", ha dicho, por su parte, Jaume Alonso-Cuevillas, abogado de Carles Puigdemont, que ha provocado los primeros golpes en los escaños de Vox y algunos 'populares'.

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, se ha puesto en pie quejándose de la situación y pidiendo la palabra por una cuestión de orden. "No vamos a interrumpir el proceso de acatamiento de la Constitución", le ha frenado Batet.

Por su parte, presidente del PP, Pablo Casado, ha exigido este martes a la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, que "revise" las fórmulas de juramento o promesa para acatar la Constitución que han empleado algunos diputados, ya que, a su entender, ha sido una sesión "bochornosa" en la que se "ha humillado a la democracia española". Dicho esto, ha acusado a la nueva presidenta de la Cámara de ser "cómplice" del "intento de blanqueamiento de delitos muy graves" de los "golpistas".


Melilla Hoy.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.melillahoy.es