Melilla Hoy 23/10/2017
14 de octubre de 2019, 5:13:05
Política


Sabrina Moh propone buscar con la Ciudad una “solución de consenso” al tema del borrego

Apunta la delegada del Gobierno en Melilla que es preciso evitar los mensajes que tienen como fin “crispar y dividir a la sociedad buscando rédito político”

Por Jesús Andújar

La delegada del Gobierno en Melilla, Sabrina Moh, se mostró ayer partidaria de crear una comisión con la Ciudad Autónoma en la que poder buscar “una solución de consenso” y a largo plazo, a la problemática suscitada, un año más, con las restricciones a la entrada de cordero marroquí para la pascua del sacrificio tras la reaparición de brotes de fiebre aftosa en la cabaña del país vecino. Indica, utilizando las palabras del presidente Imbroda, que “esta es una patata caliente” que afecta a las dos administraciones y que es un “tema de ciudad”.


En declaraciones a la prensa, la delegada del Gobierno señaló que resulta “increíble que el presidente en funciones de la Ciudad, tenga la cara de decir que Delegación tiene tres patatas calientes cuando han estado” con el tema de la entrada del cordero marroquí “tres años boicoteando la fiesta del Aid del Kebir (Pascua del Sacrificio)”.

De hecho, asegura que el pasado año “se podía perfectamente pasar el borrego por la frontera siempre que la Ciudad Autónoma hubiese colaborado y entregado esa autorización, pero no se ha querido hacer”, de ahí que “hablar ahora del tema como si les importara, me parece atrevido”.

Considera que se recurre a la expresión de ‘patatas calientes’ con “ánimo de volver a crispar más a la ciudad, de dar mensajes pesimistas y derrotistas, porque desde la Delegación del Gobierno y el Ejecutivo central, desde el minuto cero se trabaja en pro de dar soluciones a todos los problemas, y no solo con palabras, sino con hechos”.

Fiebre aftosa
Reconoce la representante del Ejecutivo central que se han detectado en Marruecos “varios focos de fiebre aftosa” lo que complica la entrada en la ciudad de corderos del país vecino, de ahí que dejara patente que “ya es hora de que nos sentemos y busquemos una solución duradera en el tiempo a este asunto y no depender cada año de ver lo que va a pasar”.

Aunque se muestra prudente y apunta que hay que esperar a que se conforme el nuevo Gobierno de la Ciudad, sí que apuesta porque ambas administraciones se sienten en una mesa para buscar soluciones, “porque siempre nos hemos mostrado colaboradores, cosa que a la inversa no ha ocurrido, como se ve con las actuaciones e impedimentos que se pusieron el año pasado”.

Defiende una mesa de diálogo entre ambas partes porque “es un problema que afecta a la mitad de la población y que ha generado crispación entre la ciudadanía melillense, por lo tanto, al ser un problema de ciudad, entiendo que ambas partes se tienen que sentar, porque esta es una patata caliente para todos”.

Afirma la delegada que hoy por hoy no existe “una decisión rotunda” de prohibir la entrada de animales desde el país vecino, pero añade que “si hay varios brotes de fiebre aftosa en Marruecos, posiblemente no sea una de las soluciones el pasar borregos marroquíes” a Melilla y habrá que traerlos de la península.

A la pregunta de si habrá corderos suficientes para la pascua, ya sean del país vecino o peninsulares, Moh se mantiene en que “lo factible y viable es trabajar en una solución” y que, en cualquier caso, “debería haber suficientes borregos para que la ciudadanía que quiera celebrar la pascua, pueda hacerlo”.

La delegada reitera que por el momento “no hay nada cerrado” que únicamente “se hacen especulaciones en voz alta, pero lo suyo es sentarse a hablar y buscar una solución de consenso para que los melillenses puedan celebrar en paz la fiesta y sobre todo que no empecemos a lanzar mensajes con el fin de crispar y dividir a la sociedad buscando un rédito electoralista como hemos estado viendo en los años anteriores”.

Control fronterizo y aduana comercial
Sabrina Moh también indicó, en relación al asunto del cierre de la aduana comercial decretado por Marruecos en agosto pasado, que “se sigue trabajando en ello; que no se ha parado y en cuanto haya una solución se comunicará”, por lo que da el tema por zanjado.

En relación a la otra ‘patata caliente’, el funcionamiento de los puestos fronterizos, aseguró la delegada que “desde el minuto uno estamos trabajando para dar más fluidez y mayor seguridad”, y añade que prueba de ello es “la inversión para instalar cámaras de reconocimiento facial y fibra óptica”, mejoras que el Gobierno del PP “ni contempló”.


Melilla Hoy.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.melillahoy.es