Melilla Hoy 23/10/2017
14 de octubre de 2019, 3:47:24
Educación


Cerca de 50 alumnos de Educación ponen fin a la universidad con la defensa de su proyecto de carrera

La decana de la Facultad, Alicia Benarroch, confiesa que “es un día importante tanto para estudiantes como para profesorado”

Por Luisa María Sánchez Ballesteros

Ayer por la mañana, coincidiendo también con Selectividad, 49 alumnos de los distintos grados de Ciencias de la Educación, así como el Doble Grado de Educación Primaria y Ciencias del Deporte, defendieron ante tribunal sus proyectos finales de carrera, o comúnmente conocidos en la actualidad como TFG (Trabajo Fin de Grado), con los que pondrían punto y final a sus etapas universitarias. Su decana, Alicia Benarroch, expresó que “es muy gratificante verlos finalizar sus estudios”.


Mientras que unos se preparaban para poder empezar su etapa como universitarios, otros se mostraban nerviosos a primera hora de la mañana por su defensa del TFG, es decir, el punto final a una etapa de cuatro y seis años de estudios universitarios.
Las emociones se respiraban en el ambiente, nervios, satisfacción por su proyecto, dudas, y alegría, mucho de esto último porque el trabajo duro de estos últimos meses estaba dando sus frutos: Salir por la puerta grande de la facultad que los ha acogido durante tantos años.

Primera convocatoria
La decana de la Facultad de Ciencias de la Educación y Humanidades, Alicia Benarroch, aseguró que “la primera convocatoria, con 49 alumnos y tribunales, se desarrolló sin incidencias ninguna. Todo fue muy bien, los alumnos mostraron grandes e interesantes proyectos, que exponían todos sus esfuerzos”.
De este modo, la decana confesó que esta convocatoria “suele ser minoritaria porque los alumnos, por cuestiones de tiempo y organización, prefieren presentarse en la segunda convocatoria, quince días después que esta.

Sensaciones y valoraciones
Benarroch explicó que los índices de suspensos en la defensa del proyecto final son mínimos, puesto que “el tutor que los ha llevado invita al alumno a que lo muestre ante el tribunal porque se sabe que puede sacar notas excelentes. Eso sí, en el día de hoy se ha evaluado otras cosas que el proyecto escrito no se pueden ver, como su capacidad de explicación”.
Por otro lado, Benarroch manifestó que “es un orgullo verlos defender sus proyectos, porque los ha ido viendo a lo largo de los años, y sabes cómo han ido trabajando y mejorando, y verlos frente al tribunal, terminando sus estudios, es motivo de mucha alegría”.”Es un día importante tanto para el profesorado como para el alumnado”, agregó.
Entre los alumnos, abrazos a la salida de la defensa entre ellos y fotos de recuerdo, como broche de oro a una etapa de estudiante.
Melilla Hoy.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.melillahoy.es