Melilla Hoy 23/10/2017
25 de agosto de 2019, 5:32:57
Política


José Luis Vereda: “El Partido Popular volverá a ser grande si consigue aglutinar a las tres derechas de Melilla”

El que fuera candidato a la Presidencia del PP y ha desempeñado distintos cargos en la administración central, defiende el derecho de su formación a recurrir por la vía judicial la designación de Eduardo de Castro como presidente

Por Redacción

El histórico dirigente popular, José Luis Vereda, afirma en una entrevista a este Diario que el PP es un “partido de gobierno” que volverá a gestionar la Ciudad Autónoma, aunque mantiene que para ello, su responsable debe lograr “aglutinar a las tres opciones de derecha”. Vereda deja claro que no entra en sus aspiraciones llegar algún día a presidir el PP en la ciudad. Considera que el mandato de Juan José Imbroda ha tenido “más luces que sombras” y le pide en estos momentos que “esté a la altura de lo que ha sido su trayectoria política como presidente del PP y de Melilla”.


  • .Usted, distinguido funcionario además de empresario, ha sido director provincial de Educación, del Instituto Social de la Marina, del Instituto Nacional de la Seguridad Social y del área funcional de Fomento de la Delegación del Gobierno; ¿dónde se ha sentido más cómodo y dónde más realizado?
  • .He tenido el orgullo y el prestigio de haber sido designado por mi partido, el PP, como responsable en Melilla de dos de esas áreas fundamentales como son, la educación en mi primera etapa, y en la última, la de la Seguridad Social y la Tesorería. Me habría faltado Sanidad para completar. Pero en ese orden, las áreas que más satisfacciones me han dado han sido precisamente Educación y Seguridad Social, porque entiendo que son también las más relevantes y las más importantes, materias que además no han sido transferidas a Melilla.
En Educación tuve el honor de dirigir la Dirección Provincial de Educación entre 1996 y 2002. Como anécdota, cuando llegué había solo dos institutos y cuando me fui eran ya seis. En Primaria hice ampliaciones de unidades y líneas, obras de infraestructuras que siguen.
  • .También es usted un destacado e histórico militante del PP, partido que en unos meses ha perdido el control de la administración central y también local y autonómica en Melilla, ¿cómo vive un popular este proceso?
  • Entiendo que el militante del PP, como el síndrome del boxeador noqueado, ahora siente un poco de frustración, porque hemos perdido la administración local y autonómica, y también la central.
A pesar de haber ganado las elecciones generales en Melilla, porque hemos ganado el Senado y el Congreso, y tras ganar las locales con una diferencia notable, a pesar de estos resultados, se ha perdido la nacional y la local. Por eso entiendo que el militante se encuentra sorprendido de que aún habiendo ganado, hemos perdido el poder.
  • .Melilla ha sido nuevamente noticia a nivel nacional por lo ocurrido en la constitución de la Asamblea, por el hecho de que un solo diputado de Cs ostente la Presidencia tras no seguir las consignas de su partido de permitir que gobernara la lista más votada del PP y, por lo bronco de la sesión. ¿Cómo vio usted desde fuera este Pleno?
  • .No tuve el privilegio de haber asistido en directo, pero lo vi por la tele y el espectáculo que se vivió no me gustó, ni por una parte ni por otra. Por una parte, vi un convenio de intereses, que la única argamasa que unía a todo el arco parlamentario era el objetivo de poder echar a Imbroda. Pero también vi a un presidente de la Ciudad Autónoma que después de los años de Gobierno, en los que ha habido más luces que sombras, no tuvo una salida a la altura de las circunstancias. Creo que esa imagen no hizo bien ni a la ciudad de Melilla ni a la del PP que sigue siendo un partido de gobierno, ni a la de un presidente que ha hecho una magnífica labor durante 19 años, que no se merece esta salida.
  • .PP y Vox han presentado recurso contra la elección de Eduardo de Castro por no haberse postulado al cargo de presidente, ¿cree que esta medida judicial tendrá éxito o por el contrario el Gobierno CPM-PSOE-Cs ya es un hecho?
  • Como funcionario creo, en primer lugar, que el PP tiene el derecho de impugnar o recurrir la decisión que se tomó, y de hecho la Junta Electoral ha tomado nota y el TSJA (Tribunal Superior de Justicia de Andalucía) ha aceptado el recurso. Ahora bien, con independencia del defecto de forma que pudiera haber tenido la elección porque no se escuchó a Eduardo de Castro postularse, entiendo que el TSJA pasará por encima de este supuesto error de forma y entrará en que finalmente la aritmética se impone, porque 13 diputados son más que 12.
El PP está en su derecho de llevar el recurso hasta sus últimas consecuencias, pero lo que tiene que considerar es que las decisiones en la vía administrativa son jurídicamente válidas. La administración tiene la presunción de legalidad en los actos que hace, aunque son revisables, como así lo recoge el Derecho Administrativo. Así que hasta que esta resolución no sea revisada, el PP no puede obviarla, porque es jurídicamente legal. No cabe duda de que el presidente es Eduardo de Castro, que también puede dejar de serlo porque, como digo, esa resolución es revisable por el tribunal pero entre tanto no hay que ponerla en tela de juicio, sino aceptarla.
  • .Juan José Imbroda ya ha anunciado que tiene pensado renunciar al acta de diputado autonómico, pero ha pospuesto esta decisión a la espera de cómo transcurre el recurso que le podría llevar de nuevo a la Presidencia; ¿qué le parece este paso?
  • Utilizando sus propias palabras, Imbroda se autodefine como un dirigente predecible y uno de sus principales logros es que ha contribuido a la estabilidad del PP y de Melilla. Entiendo que esa es una de sus virtudes, pero con estas declaraciones, no lo encuadro ni en que sea predecible ni en que está contribuyendo a la estabilidad, porque no está claro lo que puede hacer.
  • .¿Qué le recomendaría ante esta situación, que se marchara o que siguiera adelante?
  • Lo único que le diría es que esté a la altura de las circunstancias, a la de un presidente que ha estado 19 años en el cargo y ha tenido más luces que sombras. No soy nadie para recomendarle nada, pero me gustaría que el presidente, en estos momentos, esté a la altura de lo que ha sido su trayectoria política como presidente del PP y de Melilla.
  • .Si finalmente Imbroda deja de liderar el PP, ¿hay cantera en el PP para dirigir el partido?
  • Por supuesto que sí, y este mensaje va más dirigido a la oposición. Sigo pensando que mi Partido Popular, con sus aciertos y fallos, con sus luces y sombras, sigue siendo, de lejos, la formación política que tiene más capital humano, pero con mucha diferencia.
  • .Usted ya intentó en el pasado optar a la Presidencia del PP, ¿se le pasa por la cabeza volver a intentarlo ahora?
  • Hay quien dice que segundas partes nunca fueron buenas, aunque a los que les gusta el cine saben que hay series como El Padrino que la segunda parte supera a la primera. Lo que sí puedo decir es que no tengo la motivación que tuve en mi momento para ser candidato a la Presidencia del Partido Popular. Tengo otras, básicamente de tipo profesional y empresarial que me impiden tener aspiraciones políticas. Pero lo que sí tengo claro es que nunca volveré a participar en un congreso en el que no se garantice la igualdad de participación y oportunidades de todos los afiliados, y que se imponga un sistema de persecución del compromisario.
  • .Con la pérdida de la Ciudad Autónoma, considera que ¿el PP se ha debilitado?
  • No, porque es la primera formación política de Melilla, la que tiene mayores recursos humanos y es la que ha ganado las elecciones. Lo que pasa es que el PP tiene que saber que en esta ocasión no ha sido suficiente ganar las elecciones porque Melilla estaba pidiendo un cambio.
El PP concurrió con la aspiración de lograr una mayoría absoluta, pero era una entelequia porque hoy en día lograr este resultado, tanto en Melilla como a nivel nacional, no es un objetivo planteable si miramos el mapa de partidos políticos actual. El PP ha aprendido que, aún ganado las elecciones, se puede perder, como nos ha pasado.
  • .La fragmentación del voto de centro-derecha con la aparición de nuevos partidos compitiendo con el PP por un mismo electorado, hace cuatro años Cs y ahora Vox, es un hecho. ¿Esta situación ha venido a quedarse o confía en la unión del centro derecha para hacer de nuevo grande al PP?
  • .El PP volverá a ser grande si consigue unificar a las tres derechas. Ni en este país ni en Melilla caben tres partidos de derecha. El dirigente del PP, sea quien sea, lo primero que tiene que hacer es sentarse con los dos partidos de la derecha, entre los que esta Ciudadanos, para lograr empatizar con ellos y buscar una oferta conjunta, porque matemáticamente no caben tres partidos de la misma ideología. Si el PP quiere repetir éxitos en Melilla, que los va a conseguir, tiene que pasar por unificar las tres derechas en un solo cesto, o será imponle, y nos veremos abocados a ser gobernados por gobiernos Frankenstein o gobiernos con un líder que tiene un único escaño.
  • .A su juicio ¿cuáles son los principales problemas de Melilla? ¿Cómo está la economía de la ciudad?
  • .La economía está francamente tocada, muy tocada porque no hay tejido productivo y porque no ha existido nunca un plan estratégico de Ciudad; no se ha confeccionado a pesar de los años de estabilidad política. Esta situación se ha agravado con la crisis de la frontera, la decisión del reino de Marruecos de cerrar unilateralmente una frontera comercial. El resultado de todo ello es que tenemos una ciudad que no sabe hacia dónde va.
También ha faltado mucho diálogo entre la Ciudad Autónoma y la clase empresarial de Melilla, las pymes, entre las que me encuentro. El Gobierno local, sea del PP o el nuevo, tiene la obligación de mantener un diálogo con los empresarios melillenses.

Como muestra, es incomprensible que una ciudad moderna tenga un PGOU (Plan General de Ordenación Urbana) paralizado, que se mantenga el de 1995 con ligeras modificaciones en 2003. No se entiende que el principal instrumento de desarrollo de una ciudad esté parado, a pesar del largo periodo de estabilidad política que hemos tenido, incluso con mayoría absoluta.
  • . Otra de las situaciones que también afectan a la vida económica comercial es la frontera; ¿tiene solución o es clave y peligrosa la postura del país vecino?
  • .Está claro que es peligrosa porque nos afecta negativamente, pero Melilla debería tener suficientes recursos como para generar su propia actividad a nivel local; al tiempo que el Gobierno central debería generar una interlocución con Marruecos para complementar estas actividad interna con proyección al exterior. Pero si no sabemos hacer ni lo uno ni lo otro, nos vemos en la situación que vivimos en estos momentos. La conclusión de todo esto, es que Melilla necesita urgentemente un cambio en la forma de hacer las cosas, para que prime la iniciativa privada a la pública, que se dialogue con las pymes y fomente el empleo privado frente al público. Entiendo que la iniciativa privada puede mejor relaciones con el entorno que la gestión pública, con lo que se mejorarían las relaciones con Marruecos.
  • .¿Considera que es posible un cambio económico sin un cambio político?, ¿Cree que con este nuevo gobierno se puede avanzar si entre sus responsables está una persona como Julio Liarte?
  • No me voy a pronunciar sobre las potestades del nuevo presidente, que es el que tiene que elegir a su equipo de gobierno, pero sí que tiene que ponderar cómo lo constituye. Debe mirar si va a elaborar un gobierno para construir y cambiar la ciudad dándole progreso, o va a confeccionar un Ejecutivo para la revancha, el odio y la guerra. Él verá. Entre sus potestades está nombrar al Consejo de Gobierno, y esa responsabilidad es suya. Solo cuando lo dé a conocer, veremos si ha elegido un perfil de construcción o de demolición.




Melilla Hoy.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.melillahoy.es