Melilla Hoy 23/10/2017
17 de noviembre de 2019, 1:04:19
Sociedad

Uno de los vecinos afectados asegura que llaman a la Policía pero “solo aparece cuando la situación es insostenible”


Los vecinos próximos al antiguo edificio de Correos denuncian la presencia de MENA y el aumento de la inseguridad en la zona

Por Lorena Japón

Los vecinos próximos al antiguo edificio de Correos, situado frente al Teatro Kursaal, denuncian su malestar por la “elevada presencia” de MENA (Menores Extranjeros No Acompañados), sobre todo a altas horas de la noche y el aumento de inseguridad en la zona. Uno de los vecinos afectados explicó a este Diario que llevan años sufriendo este problema y aunque se tapiaron las ventanas de la planta baja, los MENA entran sin ningún inconveniente por la puerta principal rompiendo un candado o por la verja del lateral. También, aseguró que se han incrementado los robos en los vehículos que aparcan en esa acera y que llaman a la Policía pero “solo aparece cuando la situación es insostenible”. Este edificio, propiedad de la Ciudad Autónoma por 3,1 millones de euros desde el año 2004, lleva cerrado hace nueve años porque iba a ser destinado a uso universitario.


Uno de los vecinos afectados manifestó que llevan años viendo a un grupo numeroso de MENA dentro del antiguo edificio de Correos, de entre los 16, 17 e incluso 18 años, además de algunos adultos que se refugian dentro “de forma permanente”, aunque remarcó que tienen “más facilidad” de entrar por la noche y de madrugada porque es cuando no les detectan.

Además, aseguró que antes de estar tapiado era “muy fácil” acceder al edificio, por ello, se tapiaron las ventanas de la planta baja “dificultándolo un poco”, pero a día de hoy, indicó que los menores pueden entrar hasta por la puerta principal rompiendo el candado y por la verja del lateral.

En cuanto a los problemas que ocasionan los MENA, este vecino expuso que sobre todo inseguridad en la zona y robos en los vehículos aparcados en la acera de Correos. “Lo achaco a eso porque raro es la semana en la que no encontremos cristales rotos en el suelo por tener el coche allí aparcado”, dijo.

También, apuntó que le rompieron el cristal para acceder a su vehículo y acabaron robándole la pantalla multifunción. “Hacen un daño que parece gratuito, por desgracia esto es habitual y ahora dejamos el coche mucho más lejos donde haya luz y tránsito de personas”, detalló el afectado.

Respecto a los ruidos, respondió que muchas noches escuchan “follón de gritos y de estar alterados”. El temor que tiene el vecindario, sostuvo que es que salga ardiendo como “en otros edificios ocupados por MENA”.

Este vecino destacó que han llamado a la Policía en diversas ocasiones, “aunque sin resultado porque la Policía Local poco aparece y la Nacional viene cuando la situación es insostenible y sacan a los MENA pero al día siguiente vuelven a entrar”.

La solución, cree que es rehabilitar el edificio y “darle vida” sino con una Universidad, con dependencias de la Ciudad ya que se trata de “un edificio muy grande y una superficie enorme para tenerlo muerto de risa en el centro de la ciudad”.

El afectado recordó que es un edificio público que la Ciudad Autónoma compró en el año 2004. “Escuché que había que remodelar el edificio y que había un proyecto de Fomento, pero no sé si llegó a ser verdad”, comentó.
“No podemos decir que todos sean delincuentes, pero en ese sector se concentran todos los robos y algún susto de noche porque nos los encontramos merodeando”, concluyó.
Melilla Hoy.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.melillahoy.es