Melilla Hoy 23/10/2017
10 de diciembre de 2019, 20:17:11
Cultura

Cine en Melilla


Venganza bajo cero

Por Ana de la Rosa


Director: Hans Petter Moland. Intérpretes: Liam Neeson, Laura Dern
Venganza bajo cero es una adaptación de la película noruega “Uno tras otro”, también de Hans Petter Moland, presentada en la sección competitiva del Festival de Berlín 2014 en su idioma original, noruego. Estaba protagonizada por Stellan Skarsgård, Bruno Ganz, Pål Sverre Hagen y Birgitte Hjort Sørensen. Moland, tres de los actores y el guionista fueron nominados a los EFA (Premios del Cine Europeo) de 2014.



Nels Coxman (Liam Neeson) es conductor de una máquina quitanieves en la estación de esquí de Kehoe, en Colorado. Coxman ha sido nombrado recientemente Ciudadano del Año por sus servicios para mantener las carreteras abiertas hacia el apartado lugar donde se encuentra Kehoe.

Aunque el padre de Coxman estubo muy involucrado en el crimen organizado en su juventud y su hermano mayor Brock (William Forsythe) sigue el ejemplo del padre, Nels es todo lo contrario, ha elegido mantenerse en el buen camino, lejos del crimen. La vida de Coxman y su esposa Grace (Laura Dern) cambia por completo cuando su hijo Kyle (Micheál Richardson) es asesinado, equivocadamente, por unos traficantes de drogas como consecuencia del extravío de un alijo. Ante este hecho, Coxman se mete, como vengador aficionado, en una espiral donde los cadáveres se cuentan a montones
Todo cuanto sabe de asesinar a gente es lo que ha leído en una novela policiaca, pero Coxman se embarca en esta aventura inconscientemente, armado con su rifle de caza, desencadenando una serie de acontecimientos, entre otros: una guerra territorial entre narcotraficantes, el pueblo queda aislado por la nieve, un secuestro, dos señores del crimen rivales, y una horda de matones con pintorescos apodos como Mustang (Domenick Lombardozzi) o Smoke (Nathaniel Arcand). Sin nada que perder y utilizando sus habilidades de caza, Coxman llevará a cabo su venganza paso a paso, sin despertar la más mínima sospecha.

Completan el extenso reparto: Tom Bateman como Trevor ‘Viking’ Calcote, el psicótico señor de la droga local; Tom Jackson es White Bull, hijo del jefe del cártel y líder de la banda rival que comanda su grupo de nativos americanos; Emmy Rossum interpreta a Kim Dash, la inteligente oficial de policía del pueblo; John Doman (John ‘Gip’ Gipsky), Julia Jones es Aya, la sufriente esposa del ridículamente inestable jefe Viking; Gus Alper (Bone), Michael Eklund (Speedo), Bradley Stryker (Limbo), Wesley Macinnes (Dante), Nicholas Holmes (Ryan), Benjamin Hollingsworth (Dexter), Michael Adamthwatie (Santa), Elizabeth Thai (Ahn), David O’Hara (Sly), Raoul Trujillo (Thorpe), Glen Gould (War Dog), Mitchell Saddleback (Avalanche), Christopher Logan (Shiv), Arnold Pinnock (The Eskimo) y Ben Cotton (Windex). El director Hans Petter Moland nació en Oslo, Noruega, en 1955. Estudió en Emerson, Boston, permaneciendo en Estados Unidos casi once años, antes de regresar a Noruega. Actualmente, reside en Oslo.

Comenzó en el mundo de la publicidad y ha dirigido varios centenares de anuncios premiados, entre otros, con los Leones de Oro de Cannes y en los Premios Clio. Debutó en el cine en1993 con “The Last Lieutenant”, con guión escrito por él y Axel Hellstenius, presentada a competición en Montreal logró varios premios, entre ellos el Amanda noruego para el protagonista (Espen Skjønberg); “Zero Kelvin” (1995) Premio Especial del Jurado en el Festival de San Sebastian, premio al Mejor Film Europeo en los Asta de Copenhagen y el Amanda a Mejor Película en Noruega; “Aberdeen” (2000), premio Mejor Actor (Ian Hart) en Karlovy Vary, Mejor Película Dramática en el Festival Internacional de Cine de Hampton, Mejor Actriz (Lena Headey) en el Festival de Cine Europeo, además de una nominación para Stellan Skarsgård, premio al Mejor Guión en Milán y una Rana de Bronce en el festival polaco Cameraimage para el director de fotografía Philip Øgaard; en 2004, participó en la Berlinale con “Un lugar maravilloso”, nominada a un Amanda y un Independent Spirit al Mejor Guión; su adaptación de la novela noruega “Comrade Pedersen” recibió el premio al Mejor Director en el Festival de Montreal 2006; “A Somewhat Gentle Man” (2010) fue premiada entre otros, con el del público Berliner Morgenpost, el especial del jurado en el Festival Internacional de Cine de Chicago, un Amanda noruego al Mejor Actor, además de otras cuatro nominaciones. “Los casos del Departamento Q” (2016), con gran éxito de crítica y público, fue la película de mayor recaudación en Dinamarca aquel año; Moland acaba de finalizar “Out Stealinng Horses”, basada en la galardonada novela de Per Petterson.

Moland dirigió el corto “United We Stand”, que ostenta el record de película noruega más premiada, con un Grand Prix de Clairmont Ferrand y otros veintitrés galardones de todo el mundo. También ha dirigido la obra de teatro DOUBT, de John Patrick Shanley, en el Teatro Noruego de Oslo:. En 2011, realizó el documental “When Bubbles Burst”. Hans Petter Moland ha sido reconocido en Noruega con el Arne Skouens Ærespris, premio honorífico bianual que toma su nombre del legendario director de cine, y con el Edit Calmars Ærespris og Kritikerprisen, premio de la crítica de Noruega. Venganza bajo cero es la primera película que realiza en Estados Unidos.

Moland se ha llevado consigo a muchos de los integrantes del equipo técnico original, pero también ha incorporado a un nuevo guionista, Frank Baldwin, que ha llenado la historia de tipos malos y pendencieros, muy arrogantes, cargando en esta característica los tintes de humor. Moland afirma: “La idea del film sobrevino al pensar: ‘Si mi hijo muriera de este modo, ¿me limitaría a sentarme y aceptaría lo ocurrido? ¿O haría algo al respecto? ¿Y generaría ello una escalada de violencia sin fin?’ Es un tema duro que encaja en una comedia negra. No queríamos vernos limitados por el género, queríamos que géneros distintos convivieran felizmente entre sí en un todo genuinamente horroroso y trágico, pero al tiempo cómico, como la vida misma”. El contrapunto está en los personajes femeninos, lo suficientemente inteligentes como para poner distancia a las acciones de los hombres, o a su estupidez. El resultado es una película de acción increíble, acompañada de un humor cómplice e interpretada por uno de los repartos de actores secundarios más brillantemente moldeados y expansivos de los últimos años.
“Uno tras otro” fue comparada con las películas clásicas de los Hermanos Coen, “Fargo” (1996) en particular, tuvo muy buenas críticas y una taquilla internacional asombrosa. También hubo quien encontró paralelismos con la profundidad y los diálogos ingeniosos del primer Quentin Tarantino. Moland está encantado de que su trabajo se haya comparado con esos dos referentes, aunque él cree tener su propio estilo que se remonta a mucho antes, a un gran clásico de Hollywood. Comenta al respecto: “Crecí admirando las películas de Billy Wilder. Me encantaba su negrura y su humor ácido, ese equilibrio entre ambos. Así que cuando se me dio la oportunidad de realizar un remake de “Uno tras otro”, ahora en inglés (en contraposición a su noruego nativo del original), la tomé”.

La idea de que fuera el propio Moland quien realizara el remake de su original la tuvo Michael Shamberg, productor de películas similares como “Pulp Fiction”, “Un romance muy peligroso” y “Cómo conquistar Hollywood”. Para Shamberg “Uno tras otro” lo tenía todo. Espera que el espectador vuelva a emocionarse con los personajes, disfrute con la acción y se sorprenda agradablemente con su enfoque cómico. Con Venganza bajo cero, Hans Petter Moland se incorpora a la lista, corta pero magnífica, de directores que se han enfrentado al saber cinematográfico aceptado hacer una nueva versión de alguna de sus películas y han salido triunfantes.

Al igual que Michael Haneke con “Funny Games”, Takashi Shimizu con “La maldición” o George Sluizer con “Desaparecida”, Moland nos ofrece lo que pudiéramos llamar una copia (ahora en inglés) de su aplaudido original “Uno tras otro”. Y nos aclara: “No es que no estuviera contento con el original, pero lo veía como si fuera, digamos, un director teatral que ha hecho una producción exitosa en Oslo y ahora tuviera la posibilidad de realizar una nueva producción en Broadway para un público nuevo y con un reparto de actores sorprendentes y distintos. Era una oportunidad a la que no podía negarme”.

Moland, a quien el historiador de cine británico Peter Cowie ha definido como “el Ridley Scott de Noruega” por su cantidad de anuncios premiados e impecable capacidad visual, en Venganza bajo cero nos habla de escapar del propio pasado, engañar a Stellan Skarsgård (protagonista de “Uno tras otro”) y de los matices del humor noruego frente a los del norteamericano.
Melilla Hoy.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.melillahoy.es