Melilla Hoy 23/10/2017
18 de octubre de 2019, 1:10:25
Editorial


El espectáculo en las puertas del Juzgado: “Un presidente a la fuga”


Le faltó únicamente taparse la cara con una chaqueta porque hizo de todo para sortear a los fotógrafos, incluido un coche con el motor arrancado en la puerta tras salir corriendo de los juzgados


Eduardo de Castro protagonizó ayer uno de los momentos más esperpénticos que se recuerdan en la historia política local cuando intentó por todos los medios evitar que los periodistas captaran su imagen entrando saliendo de los juzgados para declarar como investigado por los presuntos delitos de falsedad documental y delito electoral en la configuración de la lista con la que concurrió con Ciudadanos para las elecciones municipales y autonómicas del 26 de mayo.

Le faltó únicamente taparse la cara con una chaqueta porque hizo de todo para sortear a los fotógrafos, desde entrar por la puerta de atrás cuando estaba cerrada a cal y canto, hasta el punto de que se ha producido una denuncia por trato de favor por parte del Ministerio de Justicia, o salir corriendo a la salida por la puerta central mientras situaba como “cebo” en la parte trasera a sus guardaespaldas y su vehículo oficial. Un coche con el motor encendido le esperaba en la calzada para recoger al que algún partido ya ha bautizado como “el Forrest Gump de Melilla”, por la carrera que realizó para introducirse en un coche particular de uno de los miembros de su gabinete de Presidencia.

Eduardo de Castro llegó a los juzgados a las 08.20 horas, diez minutos antes de su citación, y mientras todos los periodistas hacían guardia desde las 08.00 en la puerta principal, el presidente melillense accedió por la puerta de atrás, la de entrada al Registro Civil, que no abre al público hasta las 09.00 horas.

Tras media hora declarando ante el titular del Juzgado de Instrucción número 5 de Melilla como investigado por los presuntos delitos de falsificación de documentos y delito electoral, De Castro volvió a despistar a los medios.
"Yo les voy a decir una cosa: ustedes buscaban una foto, normal, y como el que salgo en la foto soy yo, y como esto es una jugada de otro partido, no se lo he querido poner fácil" ha admitido el presidente melillense en una posterior rueda de prensa cuando fue preguntado por los periodistas por su actitud esquiva con los medios.

La imagen que dio, sin embargo, es impropia de un presidente de la Ciudad que se supone que nada tiene que esconder y que sin embargo protagoniza un espectáculo nunca visto hasta ahora con un mandatario melillense.
Melilla Hoy.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.melillahoy.es