Melilla Hoy 09/07/2020
11 de julio de 2020, 23:38:42
Sanidad


La Ciudad anuncia una “sanción cuantiosa” a quien arrojó los 40 borregos muertos al Río de Oro

Baraja como hipótesis que el propietario de esos borregos quería ahorrarse el coste económico de la incineradora, que era el único destino posible de esos animales tras su muerte, pese a que tiene un precio “nada significante”

Por Paqui Sánchez T.

La Ciudad Autónoma de Melilla aplicará una “sanción cuantiosa” al responsable de haber arrojado la semana pasada al cauce del Río de Oro un total de 40 borregos que habían muerto por asfixia, los cuales habían perdido su trazabilidad al haberles sido retirado previamente su número de identificación.


A preguntas de los periodistas, el viceconsejero de Servicios Sociales y Salud Pública, Mohamed Mohamed Mohand, explicó que la Ciudad Autónoma baraja como hipótesis que el responsable de esos borregos quería ahorrarse el coste económico de la incineración de los animales, que era el único destino posible tras su muerte, pese a que el precio de ese servicio es “nada significante”.
Según el viceconsejero, la posibilidad de que detrás de este caso haya un ahorro económico no es más que una “mera conjetura” que está siendo objeto de una investigación que acabará “más pronto que tarde”, y que se centra no solo en la identificación del propietario de los animales, sino también en la razón por la que ha procedido de esa manera.

Sanción doble
No obstante, señaló que esta hipótesis es la que la Ciudad Autónoma quiere creer que imperó en este caso, a cuyo responsable se le impondrá una sanción doble.
Uno de los expedientes sancionadores será tramitado por la Viceconsejería de Salud Pública al responsable de estos hechos “por no proceder como tenía que proceder” y dar un tratamiento inadecuado a estos animales, mientras que el otro será de la Consejería de Medio Ambiente y Sostenibilidad por arrojar los cadáveres al cauce del río.
Aunque no precisó a cuánto se podría elevar dicha sanción, Mohamed Mohand avanzó que será “cuantiosa” para evitar que capítulos como este se vuelvan a repetir, ya que la situación en que fueron hallados los 40 borregos muertos, abandonados en mitad del cauce del Río de Oro, “parece de película”.
El viceconsejero incidió en que, una vez que fueron localizados los borregos, la principal preocupación de su Viceconsejería era la salud pública y dictaminar qué había provocado la muerte de esos animales, lo que permitió descartar de inmediato que fuera por una enfermedad. De esta manera, quería evitar que se pudiera dar lugar a “especulaciones maliciosas”.

Sin nuevas notificaciones
Por otra parte, respecto a la posibilidad de que se vayan a importar más borregos para la celebración del Aid El Kebir, dijo que su departamento no ha recibido más notificaciones.

Transporte en condiciones similares a las de los 30 que murieron en julio

Sobre las razones que llevaron a la muerte por asfixia de estos 40 borregos, el viceconsejero de Salud Pública apuntó que las condiciones en que fueron transportados desde la península fueron “similares” a las de otros 30 borregos que también murieron días antes en su desplazamiento a Melilla desde Huesca.
Eso conllevó que los animales hicieran un viaje de más de mil kilómetros en mitad de una ola de calor que afectaba a España y parte de Europa, “en pleno julio”, que ha sido el mes más caluroso de la historia desde que hay registros, y que el último tramo hasta Melilla lo hicieran “en el fondo de un camión que venía en el fondo de un barco”.

Melilla Hoy.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.melillahoy.es