Melilla Hoy 23/10/2017
22 de agosto de 2019, 7:55:11
Sociedad


Sin borrego de la península ni de Marruecos: los otros melillenses afectados por la restricción del paso de corderos marroquíes

Decenas de familias, que no tienen los más de 300 euros que cuesta el borrego peninsular ni la posibilidad de ir el país vecino, compran carne por kilos para poder celebrar la pascua

Por M.H.

La extraña situación que se vive en la pascua grande de los musulmanes melillenses en estos últimos cuatro años de prohibiciones de paso de borregos marroquíes a la ciudad, oficialmente por la existencia de un brote de fiebre aftosa en diversos países del Magreb, entre ellos Marruecos, ha generado diversos grupos de celebración. Están los que han aceptado comprar los animales que proceden en la península, conocidos popularmente entre los musulmanes locales como “manolos” y están los que se niegan a su adquisición por diversos motivos, entre ellos los que esgrimen que con ello no se estaría cumpliendo las tradiciones de los musulmanes melillenses y por tanto pasan estas fiestas en Marruecos para poder sacrificar allí un animal nacido y criado en ese país.


Si tenemos en cuenta que en Melilla, antes de las restricciones, se sacrificaban 6.000 borregos en la pascua del Aid El Kebir -uno por familia- y que oficialmente sólo han llegado a la ciudad poco más de 3.000, las fuentes consultadas por este periódico indican que “se puede llegar a la conclusión de que hay otras 3.000 familias que tienen que buscar otra opción para celebrar la pascua, la gran parte de éstos en Marruecos”.

Entre quienes optan por esta última alternativa, están los que poseen casa en el país vecino, ya sea propia, de familiares o amigos, e incluso de quienes alquilan un domicilio durante unos días para allí sacrificar su borrego marroquí.

Pero, tal y como han indicado las citadas fuentes, también hay un tercer grupo, menor que los dos anteriores, que ni compran borrego peninsular en Melilla ni pasan al otro lado de la frontera para adquirir uno marroquí, por diversos motivos. Entre ellos citan los casos de quienes no pueden afrontar el mayor gasto que supone comprar un animal peninsular, más de 300 euros frente a los 200 que cuesta el marroquí. También están quienes no tienen posibilidad de contar con casa en Marruecos y tengan que pasar la pascua forzosamente en nuestra ciudad. Y a ello hay que sumar quienes no quieren consumir el borrego peninsular ni tampoco desean pasar esta celebración lejos de Melilla.

Son decenas de familias, han apuntado fuentes de la comunidad musulmana de Melilla, que tienen que decantarse por comprar carne por kilo para el Aid El Kebir en vez de emular el pasaje recogido en el Corán, en el que se muestra la voluntad de Abraham (Ibrahim) de sacrificar a su hijo Ismael como un acto de obediencia a Dios, antes de que Dios interviniera para proporcionarle un cordero y que sacrificara a este animal en su lugar.

Las cantidades oscilan entre los dos y los diez kilos, dependiendo del número de personas que integran estas familias y de sus posibilidades económicas. Con ello elaboran los platos típicos de esta fiesta, principalmente los pinchitos y la carne cocinada con verduras o al vapor, aunque no con la variedad que da el sacrificio de un cordero entero.
Melilla Hoy.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.melillahoy.es