Melilla Hoy 23/10/2017
21 de noviembre de 2019, 11:26:16
Sociedad


La Virgen de la Victoria saldrá hoy en procesión si la alerta amarilla por lluvia lo permite

La Misa de la patrona se iniciará a las doce de la mañana y se oficiará en la parroquia del Sagrado Corazón, que hoy celebra el centenario de la bendecido el reloj del chapitel

Por J.A.M.

La Agencia Estatal de Meteorología prevé chubascos e incluso tormenta para este domingo en Melilla, por lo que la salida procesional de la patrona, la Virgen de la Victoria, se mantiene en el aire. Si la climatología no lo impide, la Virgen saldrá en procesión, como viene ocurriendo desde 1756, por las calles de Melilla de la que es patrona y alcaldesa perpetua. En la parroquia del Sagrado Corazón, se oficiará a las doce de la mañana, una misa de acción de gracia.


La previsión meteorológica anuncia para hoy cielos nubosos con chubascos que pueden ir acompañadas de tormentas y ser ocasionalmente fuertes. De hecho, se ha decretado la alerta amarilla por lluvia para esta jornada. La lluvia no impedirá, en principio, que a las doce de la mañana se inicie en la Parroquia del Sagrado Corazón la santa misa que oficiará el vicario episcopal, Eduardo Resa, con la colaboración del resto de sacerdote de la ciudad.

En el transcurso de la ceremonia, el presidente de la Ciudad Autónoma, Eduardo de Castro, cumplirá con la tradición de pedir a la patrona que cuide de todos los melillenses y las casas regionales realizarán su ofrenda de flores. En este mismo marco el pueblo de Melilla renovará su juramento de fidelidad a la patrona, repitiendo la fórmula que se instauró en 1756.

Reloj centenario
La ya centenaria iglesia del Sagrado Corazón acoge por cuarto año consecutivo los cultos en honor a la Virgen de la Victoria. Aunque antes del terremoto de enero de 2016, estos se celebraban habitualmente en la iglesia de la Purísima Concepción, considerada como el santuario de la Patrona.

Pero existe constancia que en alguna ocasión tanto la novena como la “función religiosa” se trasladaron al Sagrado Corazón, como por ejemplo en 1941. Se da la circunstancia este año de que la misa coincide con el centenario de la bendición del reloj situado en la torre de la iglesia arciprestal.

Trono
A las ocho de la tarde la virgen saldrá en procesión, siempre que el llamamiento de la Real y Franciscana Congregación de Nuestra Señora de la Victoria solicitando costaleros haya tenido eco, como suele ocurrir en los últimos años. Partiendo desde la iglesia del Sagrado Corazón de Jesús realizará el siguiente recorrido procesional: Plaza Menéndez Pelayo-Ejército Español-Plaza de España-Avda. Juan Carlos I Rey- Avda. Castelar- López Moreno y Menéndez Pelayo, donde finalizará. Este itinerario es el que se está realizando desde que la Patrona tiene su sede en el Sagrado Corazón.

En épocas pasadas la procesión partía desde la Iglesia Castrense. Después se ubicó el inicio en la propia Iglesia de la Purísima Concepción. No cabe duda que verla procesionar por las calles de la Vieja Melilla es un verdadero regalo para los asistentes. La Unidad de Honores del Grupo del Fuerzas Regulares de Melilla nº 52 la acompañará en a lo largo de todo el recorrido al igual que el Grupo de Gastadores de la Guardia Civil.

La imagen de la virgen saldrá portada a hombros sobre las andas adquiridas hace seis años, más ligera, confeccionada en aluminio y que, por lo tanto, precisa de entre 40 y 45 hombres y no sesenta como el anterior. El trono fue adquirido por la Congregación de la Victoria por cuatro mil euros y ha sido confeccionado por la empresa Juan Angulo Lucena.

Los responsables de la propia Junta de Gobierno se han encargado de revestir el trono, que lucirá en todo su esplendor. De hecho, ayer el último día de la Novena, fue la jornada dedicada a la donación de flores blancas por parte de los melillenses para adornar el trono de la virgen.

El trono lleva los adornos que lucía el anterior, como son el escudo o abrazo franciscano, el escudo de España, el de Regulares, y el de Melilla. También se le incluye la reliquia de San Francisco, el trozo de hábito que los hermanos capuchinos franciscanos donaron a la parroquia de la Purísima cuando se marcharon.

Además, la vara de mando de la hermana mayor se colocará a los pies de la patrona. Una vez iniciada la procesión el comandante general entregará a la hermana mayor su bastón de mando que se colocará también bajo los pies de la virgen, que ese día además procesiona como alcaldesa perpetua, por lo que lleva entre sus manos el bastón de mando de la Ciudad.

Fórmula de juramento a la patrona con 263 años de historia
En 1756 el alcaide de Melilla, Antonio de Villalba y Angulo elevó una súplica al Rey Fernando VI para que se ratificara pública y solemnemente la proclamación de la Virgen de la Victoria como patrona de la ciudad, de la que venía siendo benefactora desde tiempos inmemoriales. El 3 de febrero de ese año el notario preguntó al vecindario y guarnición si juraban su fidelidad a la Virgen de la Victoria como patrona de Melilla.

La pregunta se formulará de nuevo hoy a los asistentes a la ceremonia religiosa, por parte de Isabel Migallón, secretaria de la Real y Franciscana Congregación de Nuestra Señora de la Santísima Virgen de la Victoria. La fórmula es la siguiente: "¿Promete y jura esta plaza, sus naturales y moradores y vecinos por sí y en el nombre de sus familias la perpetua firmeza del voto de Patrona a María Santísima, nuestra Madre y Señora de la Victoria, ratificando el antiguo nombramiento y legítima posesión en que está este título según y el modo en que queda expresado? Sí, juramos. Este juramento que el pueblo de Melilla acaba de pronunciar ha hecho posible que hoy 8 de septiembre, se siga celebrando su patrona como lo ha venido haciendo a pesar de crisis políticas y sociales, guerras civiles y épocas de apatías religiosas".

El 13 de junio de 1948, la Virgen de la Victoria fue coronada con los honores de capitán general con mando en plaza. La corona la compraron los melillenses mediante una cuestación popular. Entonces, costó un millón y medio de pesetas, y hoy se estima que esté valorada en un millón de euros. Gracias a esa misma cuestación se compró una segunda corona de plata que es la que luce la virgen en su templo, mientras que la dorada, que se guarda en las cámaras de seguridad de un banco melillense, sólo sale para la procesión del 8 de septiembre. Además, el 13 de junio de 1998 la virgen fue declarada también alcaldesa perpetua de la ciudad.

Melilla Hoy.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.melillahoy.es