Melilla Hoy 23/10/2017
23 de septiembre de 2019, 0:55:46
Sucesos


Detenido un conductor que arrolló a un motorista que le golpeó el capó con el casco tras una discusión

El arrestado se entregó tres horas después de los hechos en la Policía Local mientras el motorista fue ingresado con varias heridas

Por Redacción

El conductor de un automóvil ha sido detenido en Melilla la madrugada del domingo después de entregarse en las dependencias de la Policía Local como presunto autor del atropello de un motociclista tras una riña entre ambos.


Según han informado a este periódico fuentes policiales, los hechos ocurrieron la noche del sábado al domingo en la zona del Rastro cuando los conductores del coche y la moto discutieron sobre la medianoche por una cuestión de tráfico y el motorista golpeó con su casco el capó del automóvil.

A raíz de ello, comenzó una persecución del conductor del coche hacia el motorista, al parecer con una parte en dirección prohibida, en concreto por la calle Gran Capitán, hasta que el automóvil alcanzó al motorista por detrás en la calle García Margallo y abandonar el lugar los hechos.

El motorista, como consecuencia de esta acción, resultó lesionado en diversas partes de su cuerpo, lo que obligó a su traslado en ambulancia al Hospital Comarcal y su atención por los servicios médicos de urgencias.

Tres horas después, cerca de las tres de la madrugada del domingo, el conductor del automóvil se presentó voluntariamente en la Jefatura de la Policía Local informando del suceso.
¿Accidente o intento de homicidio?
Según apuntaron dichas fuentes, el automovilista aseguró que no arrolló queriendo al motorista, sino que sufrió un problema de salud, lo que hizo que perdiera el control de su coche y golpeara al motorista. Sin embargo, otras fuentes han sostenido que lo arrolló deliberadamente como “castigo” por haber golpeado con su casco el capó del coche.

El hombre, tras presentarse voluntariamente en la Policía Local, fue detenido y llevado a la Jefatura Superior de Policía para su comparecencia, su encierro en los calabozos y finalmente su puesta a disposición judicial.

Dependiendo de la versión que finalmente impere, el caso podría abordarse como un simple accidente si se sostiene que el conductor, como consecuencia del sofoco, sufrió una bajada de tensión que le hizo arrollar al motorista; o si finalmente se comprueba que golpeó al motorista queriendo, por lo que podría ser acusado de intento de homicidio.
Melilla Hoy.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.melillahoy.es