Melilla Hoy 23/10/2017
20 de octubre de 2019, 11:51:23
Medio Ambiente


Melilla triplica en dos meses y medio los envases del contenedor amarillo para reciclar

De las 10 toneladas recogidas en mayo, se ha pasado a las 27 que se han contabilizado en el mes de julio

Por Paqui Sánchez T.

El depósito de residuos en el contenedor amarillo, dedicado al reciclaje de envases, prácticamente se ha triplicado en Melilla en los primeros dos meses de su instalación en la ciudad, al pasar de las 10 toneladas recogidas en mayo, a las 27 que se han contabilizado en el mes de julio.


En rueda de prensa, el consejero de Medio Ambiente y Sostenibilidad, Hassan Mohatar, informó ayer de los primeros resultados de la recogida de residuos en el contenedor amarillo, sobre el que destacó la aceptación que ha tenido por parte de los melillenses, desde que se hizo el primer traslado el 13 de mayo.
Así, explicó que mayo terminó con 10 toneladas, cantidad que pasó a 20 toneladas en junio, y 27 en el mes de julio, algo que el consejero considera positivo porque “significa que la gente está reciclando, que es el objetivo de este Gobierno, y hay concienciación sobre este asunto”.
Mohatar negó que los residuos del contenedor amarillo se estén incinerando, como afirmó días atrás la asociación Guelaya-Ecologistas en Acción, declaraciones que “se han corregido” por parte de la entidad, si bien el consejero consideró necesario “intentar aclarar las dudas y la alarma” que se ha generado en torno al reciclaje en Melilla.
En este punto, dejó claro que todos los residuos que son depositados en los contenedores amarillos son compactados por los propios camiones que los recogen, debido a que se tiene que construir un punto limpio con la maquinaria necesaria para realizar ese trabajo, y posteriormente son enviados para su tratamiento a una planta ubicada en Málaga, donde se procede al reciclaje.
Mohatar recordó que la Ciudad Autónoma está obligada por ley a llevar a cabo ese reciclaje y puntualizó que los envases que terminan en la incineradora son aquellos que son depositados en el contenedor marrón, habida cuenta que “materialmente no se puede estar separando residuos”, si bien se trata de “un porcentaje mínimo”.

Agradecimiento
Tras desmentir esa “desinformación” por parte de Guelaya, el consejero quiso insistir en que se está llevando a cabo una política de reciclaje “necesaria y muy buena para el Medio Ambiente”, razón por la que agradeció a los ciudadanos su predisposición porque cada vez más gente se suma a la separación de residuos.
En este punto, avanzó que la Consejería de Medio Ambiente y Sostenibilidad publicará puntualmente la información sobre los residuos que son recogidos en los contenedores de reciclaje para que esté a disposición de los ciudadanos, así como el coste que supone a la Administración local y su destino a la planta de reciclaje en Málaga, en virtud del convenio entre la Ciudad Autónoma y Ecoembes.
Mohatar señaló que la Ciudad Autónoma “pronto” firmará un nuevo convenio con Ecoembes y apuntó que la intención es ir avanzando en un sistema basado en el retorno, por el cual los envases terminen en manos de sus productores para que estos se encarguen de su tratamiento, si bien admitió que la Ciudad Autónoma no tiene potestad para ello.

Lo que dice la Ley: reciclar entre el 55% y el 80% de los envases

Los objetivos para el contenedor amarillo están establecidos en la Ley 11/1997, de 24 de abril, de envases y residuos de envases y al Real Decreto252/2006, de 3 de marzo, por el que se revisan los objetivos de reciclado y valorización establecidos en la Ley 11/1997.
Tanto la Ley como el Real Decreto citados están vigentes en la actualidad, siendo la normativa específica sobre envases de referencia a nivel estatal, por lo que no es cierta la afirmación de que esa legislación no esté en vigor, y no entrando en controversia los objetivos marcados por esta legislación específica de envases con la Ley de Residuos de 2011 que establece objetivos de reciclaje para el conjunto de residuos (papel, metales, vidrio, plástico, biorresiduos u otras fracciones alcanzables), y que, evidentemente, también es de obligado cumplimiento para Ecoembes.
El Real Decreto 252/2006, en el que se basa la autorización otorgada a Ecoembes, habla de que desde 2008 y en años sucesivos se reciclará entre un mínimo del 55% y un máximo del 80% en peso de los residuos de envases.
La Ley 11/1997, de 24 de abril, de envases y de residuos de envases establece que los envasadores y los comerciantes de productos envasados o, cuando no sea posible identificar a los anteriores, los responsables de la primera puesta en el mercado de los productos envasados podrán establecer un sistema de depósito, devolución y retorno si lo consideran o podrán eximirse de establecerlo cuando participen en un sistema integrado de gestión de residuos de envases y envases usados derivados de los productos por ellos comercializados, y la Ley 22/2011 de residuos establece que la implantación de sistemas de devolución y retorno de residuos tendrá carácter voluntario.

Melilla Hoy.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.melillahoy.es