Melilla Hoy 23/10/2017
18 de octubre de 2019, 1:19:06
Editorial


Esconder el Día de Melilla


Quedan tres días para que Melilla celebre una de sus fechas más importantes, el 17 de septiembre, aunque parece como si la Ciudad Autónoma quisiera esconderla por si su celebración pudiera crear una nueva grieta en el Gobierno tripartito. Oficialmente, ningún miembro del Gobierno de Melilla ha dado a conocer la programación de actos que se han organizado para conmemorar el aniversario de la españolidad de nuestra ciudad


Quedan tres días para que Melilla celebre una de sus fechas más importantes, el 17 de septiembre, aunque parece como si la Ciudad Autónoma quisiera esconderla por si su celebración pudiera crear una nueva grieta en el Gobierno tripartito. Oficialmente, ningún miembro del Gobierno de Melilla ha dado a conocer la programación de actos que se han organizado para conmemorar el aniversario de la españolidad de nuestra ciudad. Ni siquiera las responsables del área de Cultura y Festejos, Gloria Rojas y Elena Fernández Treviño, que esta semana se excusaron al ser preguntadas sobre este asunto diciendo que la organización del 17 de septiembre era una competencia del presidente de la Ciudad. Eduardo De Castro, de momento, no ha dado detalles ni explicaciones ni se prevé que lo haga antes, en pleno fin de semana, después de que ayer se marchara a Ceuta, sin tampoco informar previamente a la opinión pública, para reunirse con Juan Vivas.
La conmemoración del Día de Melilla es un acto incómodo para el nuevo Gobierno. Fue, de hecho, la primera polémica que tuvo lugar en el seno del tripartito y que dejó ver sus diferencias, después de que la consejera Dunia Al-Mansouri apuntara en una entrevista en la radio que este año se celebraría el Día de Melilla y ya se estudiaría de cara a los próximos un posible cambio de fecha. Gloria Rojas, como portavoz, salió a aclarar que esas declaraciones no se habían realizado como miembro del Gobierno, sino como diputada de Coalición por Melilla, mientras que Eduardo De Castro intentó zanjar el tema diciendo que mientras él sea presidente, el Día de Melilla seguirá siendo el 17 de septiembre.
Nada más lejos de la realidad porque al día siguiente, Mustafa Aberchán volvió a la carga insistiendo en la postura de CPM de que el Día de Melilla no debe celebrarse el 17 de septiembre porque supone “hacer un viaje al pasado reivindicando una reconquista” y “eso conlleva recordar momentos donde la sangre fue derramada”. Instó entonces a preguntar al PSOE, que como es habitual en los temas importantes, mostró su enorme ambigüedad al no cerrar la puerta a hablar de la posibilidad de cambiar la fecha del Día de Melilla. “El PSOE no se pronuncia sobre este tema porque no nos hemos sentado hablar. Si llega el momento en que tengamos que sentarnos y hablar, lo haremos, nos sentaremos y hablaremos y lo comunicaremos y, por supuesto, desde el diálogo y desde el consenso”, respondió entonces Gloria Rojas.
Este cruce de declaraciones tuvo lugar en los primeros pasos del Gobierno tripartito y ahora que han transcurrido dos meses, vuelven a estar de actualidad porque el 17 de septiembre está a la vuelta de la esquina y su celebración ha sido escondida claramente por PSOE y Cs después de que CpM confirmara que, por coherencia, no asistirá a los actos organizados. Por su parte, el ex presidente de la Ciudad Autónoma, Juan José Imbroda, ha hecho un llamamiento en las redes sociales para que todos los melillenses acudan al acto oficial en el Pueblo. “Celebramos 522 años de nuestro ser español”, ha recordado Imbroda. El próximo martes veremos si los melillenses le hacen caso, si PSOE y Cs siguen escondiéndose en este tema y si el asunto sigue distanciándoles de su socio mayoritario, CpM.
Melilla Hoy.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.melillahoy.es