Melilla Hoy 23/10/2017
23 de octubre de 2019, 7:23:00
Sucesos


Sorprenden a dos menores conduciendo un coche sin seguro ni ITV que colisionó en su huida

La Guardia Civil les dio el alto al ser sorprendidos circulando de forma temeraria y sin luces de madrugada por la Avenida de Europa

Por Paqui Sánchez T.

La Guardia Civil sorprendió ayer de madrugada a dos menores de edad que circulaban de forma temeraria en un coche sin seguro ni ITV, conducido por uno de ellos, y que en su huida tras saltarse el alto de los agentes, perdieron el control y colisionaron contra otros tres coches estacionados. Fuentes policiales han informado a este Diario de que se trata de dos jóvenes de 16 años. El conductor, hijo del dueño del coche, fue detenido y puesto en libertad tras pasar a disposición de la Fiscalía de Menores.


Fuentes de la Guardia Civil de Melilla han informado de que los hechos sucedieron sobre las 3.30 horas de la madrugada de ayer, cuando una patrulla de la Guardia Civil que se encontraba en la Avenida Europa observó a un Renault Clio, con matricula nacional, realizando una conducción temeraria y con las luces apagadas.
Los agentes dieron el alto al vehículo, que se dio a la fuga recorriendo la calle Héroes de Alcántara y avanzando por el Paseo Marítimo, si bien al girar por la calle Cabo Cañón Antonio Mesa, el coche perdió el control, colisionando contra otros tres vehículos que estaban estacionados, a los que ocasionó diversos daños.
Los ocupantes del vehículo son dos menores de edad, de nacionalidad española, mientras que el vehículo es del padre de uno de los menores, que carece de seguro en vigor ni tampoco había pasado la Inspección Técnica de Vehículos (ITV).
La Policía Local realizó al conductor la prueba de alcoholemia, que dio resultado negativo.
El conductor del vehículo fue detenido por carecer de permiso de conducción, si bien fue entregado a sus padres tras ser puesto este caso en conocimiento de la Fiscalía de Menores.
El otro menor, que iba en el coche como copiloto, fue entregado a sus padres tras comunicarles lo ocurrido.
Fuentes consultadas por este Periódico destacaron la gravedad de los daños provocados a los coches que estaban estacionados y que, con la fuerza del impacto, debido a la velocidad a la que circulaba el vehículo huido, terminaron algunos de ellos sobre la acera. Todo ello, en una zona donde la velocidad está limitada a 30 kilómetros por hora.
Melilla Hoy.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.melillahoy.es