Melilla Hoy 23/10/2017
13 de noviembre de 2019, 10:26:52
Sucesos


Herido un guardia civil que detuvo al ladrón de un móvil cuando estaba fuera de servicio

El ladrón opuso una fuerte resistencia en su interceptación e inmovilización ya que, al verse atrapado, acometió contra el agente con empujones y patadas, arrastrándolo hacia el suelo en un forcejeo violento

Por P.S.T.

Un guardia civil ha resultado herido leve por las agresiones que sufrió por parte de un individuo al que detuvo como presunto autor del robo con fuerza de un teléfono móvil cuando fue testigo de los hechos estando fuera de servicio, logrando su recuperación y devolución al propietario.


En una nota de prensa, la Comandancia de la Guardia Civil de Melilla ha informado de que los hechos ocurrieron en la tarde del 9 de octubre sobre las 19.30 horas, cuando un guardia civil que estaba libre de servicio se encontraba practicando deporte en la vía pública, en la calle Actor Tallaví.
En ese momento, el agente observó como dos individuos se acercaron a un hombre que paseaba haciendo uso de su teléfono móvil y le abordaron, uno de los cuales le propinó, en un descuido, un golpe en la mano donde llevaba el móvil, logrando arrebatárselo.
Los individuos emprendieron entonces una huida por las calles colindantes, en direcciones opuestas, momento en el que el guardia civil libre de servicio, que fue testigo del robo, optó por perseguir a la carrera al presunto autor que se había hecho con el terminal a las voces de “alto a la Guardia Civil”, lo que alertó a otros viandantes.
El agente consiguió dar alcance al ladrón, que opuso una fuerte resistencia en su interceptación e inmovilización ya que, al verse atrapado, acometió contra el agente con empujones y patadas, arrastrándolo hacia el suelo en un forcejeo violento.
Gracias a la ayuda de los ciudadanos que observaron los hechos, el agente pudo al final reducir, inmovilizar y detener al individuo, al que informó de sus derechos de manera verbal e in situ y practicó un cacheo superficial, en el que le encontró oculto entre las ropas que vestía el teléfono móvil sustraído.
Una patrulla de la Guardia Civil se personó en el lugar y trasladó al detenido a la Jefatura Superior de Policía, donde la víctima había presentado una denuncia por el robo que acababa de sufrir, momento en el que se le hizo entrega en calidad de depósito del teléfono sustraído.

Lesionado
El agente de la Guardia Civil que intervino en la detención del ladrón resultó lesionado de forma leve en el costado izquierdo a la altura de la cadera y en su rodilla izquierda, sin que esas lesiones conllevaran su baja para el servicio
El detenido y supuesto autor del delito es un hombre de 20 años de edad, natural de Marruecos y con residencia en Nador, que ha sido puesto a disposición judicial por la Policía Nacional, junto a las diligencias instruidas, como supuesto autor de un delito de robo con fuerza e intimidación con resultado de lesiones.
Melilla Hoy.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.melillahoy.es