Melilla Hoy 23/10/2017
9 de diciembre de 2019, 5:28:38
Política


La lucha contra el cambio climático y los derechos sociales, objetivos del grupo ‘Los Verdes’ Melilla

Los candidatos por la formación en Melilla al 10N, aseguraron que “vienen a quedarse en Melilla y a hacer política con mayúsculas”

Por J.A.M.

Ayer se presentó oficialmente la candidatura con la que Los Verdes concurrirán por la circunscripción de Melilla a las elecciones generales del 10 de noviembre. La encabeza Toni Roderic para el Congreso y Nordin Mohamed y Karima Abdelkader, al Senado. “La estabilidad social y el desarrollo económico local dirigido a atender las necesidades de los melillenses” son sus prioridades. Apuestan por elaborar un plan de actuación integral que ponga especial “énfasis en las zonas más degradadas”.


En declaraciones a este Diario, el candidato de Los Verdes por Melilla, Toni Roderic, aseguró que el programa electoral con el que su formación concurre a nivel nacional hace hincapié “en la lucha contra el cambio climático, los derechos sociales y la justicia social”.

Compromisos
Entre otros compromisos, el grupo pretende que a partir de 2030 toda la generación eléctrica se produzca en nuestro país a través de fuentes renovables; “que hombres y mujeres tengan el mismo sueldo; que la economía verde se aplique en todos los campos, desde la producción agrícola al empleo; y la elaboración de una ley en contra de la obsolescencia programada y que los productos electrónicos puedan alargar su vida útil”.

La aportación del grupo Los Verdes de Melilla al programa nacional es establecer la jornada continuada para los trabajadores y acabar con la jornada partida; dar prioridad a la inversión en la educación pública mediante la gratuidad de libros y material escolar; y la revaloración de las pensiones “como derecho constitucional, según el IPC y que la pensión mínima sea equiparable al Salario Mínimo Interprofesional”.

Por su parte el candidato al Senado, Nordin Mohamed, dejó de manifiesto que Los Verdes “vienen a quedarse en Melilla, a hacer política con mayúsculas, a generar propuestas de futuro y de desarrollo”, al tiempo que deja patente que la principal diferencia con el resto de formaciones políticas es que este grupo practicará “la verdad”.

Estabilidad
Afirmó que, para su formación, “la estabilidad social y el desarrollo económico local dirigido a atender las necesidades de los melillenses” son sus prioridades, apostando por elaborar un plan de actuación integral que ponga un especial “énfasis en las zonas más degradadas porque sin el desarrollo de todas las zonas, no se podrá producir un avance real de Melilla”.

Dentro del apartado de estabilidad social, defiende “la protección y cobijo dentro del marco legal de festividades” como la pascua musulmana del sacrificio, “que o bien ha sido prohibida por ciertos partidos o abandonada por otros”. Darle un carácter oficial a la pascua grande permitirá a los melillenses de religión musulmana “poder disfrutar de sus festividades y no se vaya degradando su integridad cultural”.

En cuanto al desarrollo económico, se declaró en contra de la implantación de empresas de apuestas en la ciudad, “dado el peligro que conlleva para los jóvenes, en especial los afectados por el fracaso escolar, de ser víctimas y caer en el trauma de la ludopatía”. Aseguró que este tipo de empresas “no sirven para nada” y de hecho afirma que en Ceuta se ha constatado que “no han generado ni un solo puesto de trabajo”.

En el apartado de desarrollo local, apuestan por la liberación de suelo en Melilla para la construcción de viviendas sociales, “muy necesarias en Melilla, creando una fuente de desarrollo económico a través del repunte de la construcción, pero con la sostenibilidad como medio de actuación, con la creación de zonas verdes y de ocio”.

El abandono del Centro Reina Sofía
Karima Abdelkader, candidata al Senado por Los Verdes, se centró en los problemas de la educación en Melilla, en especial los que afectan al Centro de Educación Especial Reina Sofía, que deberá esperar hasta el próximo lunes, ya entrado noviembre, para que se pueda poner en marcha el transporte escolar, algo que debería estar en funcionamiento, junto al servicio de comedor, el mismo día que se produce la vuelta al cole tras el verano, según defendió.

La candidata es madre de dos alumnas del centro y denuncia que además de estos asuntos, el Reina Sofía sólo cuenta con una enfermera para atender a 122 alumnos, y que el número de cuidadores es insuficiente. “Es una vergüenza la situación de abandono del colegio por parte del Ministerio, pero lo sorprendente es que esto no ocurre en Ceuta”, señala. Lo acertado, desde su punto de vista es que se pueda establecer como servicios prioritarios tanto el transporte como el servicio de comedor.
Melilla Hoy.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.melillahoy.es