Melilla Hoy 10/08/2020
10 de agosto de 2020, 18:07:03
Mujer


El objetivo a lograr es que la desigualdad, que alimenta la violencia, desaparezca” de la sociedad

Se hace necesaria la educación en valores de igualdad y respeto desde las etapas más tempranas como camino para la prevención

Por J.A.M.

A las puertas de la Delegación del Gobierno, su titular, Sabrina Moh y los directores provinciales, se dio lectura ayer a un manifiesto por el 25 de noviembre, en el que dejar patente el compromiso del Ejecutivo central en la lucha contra la lacra de la violencia de género que ha provocado más de mil muertes desde que en 2003 se empezaron a contabilizar los feminicidios. El documento señala que acabar con la desigualdad y promover la educación en valores de igualdad es el camino a seguir.


La delegada, Sabrina Moh, fue la primera en iniciar la lectura del manifiesto con motivo del 25 de noviembre, recordando que la “violencia hacia la mujer no cesa”, pero la Delegación del Gobierno “declara su decidido compromiso de seguir combatiéndola en todas sus manifestaciones”, al tiempo que mantiene su solidaridad con las víctimas.

Tomó el relevo Sana Jallat Abdeslam, secretaria General, que expuso que la violencia contra las mujeres “está ligada al sexismo, que crea un clima de intimidación, miedo, discriminación, exclusión e inseguridad que limita las oportunidades y la libertad de las mujeres y se refuerza por los estereotipos de género que impiden el establecimiento de sociedades, justas, inclusivas y libres de violencia contra las mujeres”
Por ese motivo recordó Omar Haouari, director territorial del Ingesa que el Pacto de Estado en materia de Violencia de Género de 2017, insta a eliminar estereotipos y prejuicios basados en el género con el objeto de erradicar la imagen de desigualdad e implicar a toda la sociedad en la lucha contra el sexismo y la violencia contra las mujeres.

Juan Ángel Berbel, director provincial de Educación, también recordó que este año se cumplirán 15 de la aprobación de la Ley contra la Violencia de Género, “una ley pionera en el mundo que ha convertido a España en un referente a nivel internacional, porque por primera vez, un instrumento normativo aborda la violencia de género de un modo integral y multidisciplinar abarcando tanto los aspectos preventivos, educativos, sociales, asistenciales y de atención a las víctimas, incluyendo la respuesta punitiva ante las manifestaciones de violencia”.

Victoria Menchacatorre directora de la Unidad de Programas Educativos, indicó que “a pesar de los esfuerzos realizados hasta ahora, la violencia contra las mujeres persiste”, y como ejemplo, ha señalado que en España, en 2019, se ha alcanzado la trágica cifra de “1.028 mujeres y 34 niños asesinados desde 2003, 52 mujeres este año; una lacra que ha dejado huérfanos a 275 menores”.

Isabel Bassets, directora del Área de Agricultura y Pesca, señaló que según la Macroencuesta de Violencia contra la Mujer 2015, el 13,7% de las mujeres residentes en España de 16 o más años ha sufrido, a lo largo de la vida, violencia sexual.
“Estas cifras ponen de manifiesto una realidad que no se puede normalizar ni banalizar, una violencia estructural hacia la mitad de la población de nuestro país, que impide la plena libertad, igualdad y seguridad de las mujeres y de sus hijos e hijas, por el exclusivo hecho de ser mujeres”, indicó.

El acto se cerró recordando los nombres de todas las mujeres asesinadas este año por la lacra de la violencia machista.


La coeducación, el camino
José Ramón Moya, director del Imserso, apostilló que “es necesario seguir impulsando medidas que permitan prevenir la violencia, fomentando la educación en valores de igualdad y respeto desde las etapas más tempranas, la coeducación en todas las etapas educativas, la resolución pacífica de conflictos, y mejorar los recursos de asistencia y protección a las víctimas”.

Laura Segura, jefa de la Unidad Contra la Violencia de Género afirmó que contra la violencia de género todos los organismos e instituciones “tienen que remar juntos y en el mismo sentido”. “Necesitamos el compromiso de la sociedad en su conjunto, porque el compromiso tiene que ser compartido. No podemos permitirnos retrocesos, solo avanzar y hacerlo con un único objetivo, que la desigualdad que es la que alimenta esta violencia desaparezca de nuestra sociedad”, concluyó.
Melilla Hoy.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.melillahoy.es