Melilla Hoy 23/10/2017
7 de diciembre de 2019, 10:33:41
Opinión

CRÍTICA CULTURAL


La virtud, como el arte, se consagra a lo que es difícil de hacer. Las Venus de Arruf.

Por Mª Rocío Álvarez.


"La virtud, como el arte, se consagra constantemente a lo que es difícil de hacer, y cuanto más dura es la tarea, más brillante es el éxito". Aristóteles (siglo IV a.C.)

El mapa urbano de la ciudad de Melilla posee un rico legado plástico, gracias, en parte, al artista melillense Mustafa Arruf (1958), del cual podemos disfrutar de una importante producción escultórica concentrada en la zona centro y el paseo marítimo. De su estatuaria, esta vez, la Revista Dos Orillas —revista intercultural que dirige la escritora madrileña Paloma Fernández Gomá— destaca, en sus Números XXXII-XXXIII (2019), la serie Venus, conjunto de imágenes en el que representa a la mujer.


La serie Venus es una obra de estilo expresionista figurativo, caracterizada por el empleo de la deformación, la ambigüedad y el contraste en el plano intencional. La figura humana sirve de pretexto para la expresión artística. Entre la figuración y la abstracción, Mustafa Arruf plasma en esta serie, la idea contemporánea e intemporal de vida, belleza y firmeza como rasgos de identidad de la mujer. El artículo, firmado por José García, titulado “Las Venus de Arruf”, ofrece un análisis e interpretación de este conjunto escultórico a partir de los elementos compositivos del lenguaje visual. Dicho análisis pone de manifiesto que la obra plástica de Mustafa Arruf transmite un mensaje de impacto o sorpresa visual, de armonía disonante. El escultor recurre a formas sinuosas y elegantes pero amenazadoras por ser agudas. También a la inconclusión de la obra, al non finito o estética de lo inacabado pero en los márgenes de la proporción a través de la escala y los cánones clásicos y modernos, aunque con sorprendentes exageraciones (profusión de curvas y cortes muy fuertes) y ruptura de la simetría. Su mensaje estético (vanguardista) conjuga el orden y el caos, la armonía y el contraste, con mucha sensibilidad. La publicación Dos Orillas, que pretende ser —en palabras de José Ignacio Landaluce Calleja, Alcalde-Presidente del Excmo. Ayuntamiento de Algeciras— un navío de la cultura, portadora en arte y parte del talento y la creatividad de ambas orillas del Estrecho, con este artículo aproxima aún más el arte del escultor melillense al público de otras latitudes, que tiene la posibilidad de conocer algo más tanto al autor de Encuentros, Mujer, Cuerpo de mujer o Desnudo de mujer —esculturas que conviven a diario con los paseantes— como algunos de los secretos que esconden. La revista Intercultural-transfronteriza Dos Orillas se viene editando, de manera ininterrumpida, con el patrocinio de la Delegación de Cultura del Excmo. Ayuntamiento de Algeciras, desde el año dos mil doce. Este volumen cuenta con una nutrida afluencia de autores de las dos orillas, autores de Hispanoamérica, así como con el homenaje que la revista rinde de nuevo al hispanista que fuera miembro del equipo de redacción de la misma, Mohamed Chakor, fallecido en agosto de 2017, fundador de la Asociación de Escritores Marroquíes en Lengua Española (AEMLE). La revista literaria Dos orillas se ha consolidado en el panorama de las publicaciones culturales. Las ediciones anteriores a ésta fueron presentadas en la sede del Instituto Cervantes en Tetuán, Marruecos, y en la del Centro Andaluz de las Letras de Málaga capital. El Instituto Cervantes, entidad pública sin ánimo de lucro adscrita al Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación de España, que pretende poner al alcance de la comunidad académica y científica internacional toda la información disponible sobre el ámbito de los estudios hispánicos en el contexto internacional, ha incluido recientemente en el Portal del Hispanismo (en su Sección sobre publicaciones de interés para hispanistas, estudiantes o investigadores) la ficha con la reseña y el enlace a la Página de Internet de la Revista Dos Orillas (http://www.revistadosorillas.com/products.htm), donde cualquier persona puede acceder a esta publicación (cuya materia de especialización son los Estudios culturales, la Literatura Española y la Traducción) en formato digital. La revista da cabida a escritores, sobre todo, a poetas, prosistas, pintores e ilustradores pero también a críticos literarios y ensayistas. Es, ante todo, un cauce de relación y expresión para los artistas del territorio fronterizo que le da nombre. En esta ocasión nos complace el reconocimiento merecido que se hace a la obra del escultor melillense en este número de la revista y la potencial difusión que supone su inclusión en El Portal del Hispanismo, una base de datos y recursos de interés para el hispanismo internacional (grupos y redes de investigación, editoriales, bibliotecas, hemerotecas, etc.) continuamente actualizados. La predilección de Arruf por las formas inacabadas, formulada por el autor en varias entrevistas y textos periodísticos, que es propia de todo estilo dinámico, pone de manifiesto el reconocimiento de la imperfección interna o externa en toda creación («Una obra no se acaba nunca, sino que se llega al límite de las propias posibilidades», ha sentenciado el genial pintor y escultor Antonio López) y cede al espectador la última palabra, que debe ahora pronunciarse sobre el juego de formas y volúmenes, su fuerza expresiva y su atractivo. Sin duda, existe una relación entre el pensamiento y la expresión estética, y Arruf sabe disponer magistralmente en esta serie el discurso plástico para trasmitirnos su concepción de la mujer —algunas de sus virtudes— en imágenes (esculturas donde el atributo del color no tiene una gran relevancia en la composición), en las que nos revela que la moderación, la perseverancia, el dominio de sí mismo y la fortaleza de ánimo (el coraje o valentía en griego era andreia, es decir hombría) son, pese a los tópicos culturales firmemente arraigados, rasgos idiosincráticos de la ética femenina. Mª Rocío Álvarez.
Melilla Hoy.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.melillahoy.es