Melilla Hoy 23/10/2017
8 de diciembre de 2019, 14:52:24
Economía


Un año desde la llegada de Mercadona a Melilla: el supermercado que revolucionó el consumo local

Desde el 4 de diciembre de 2018, que abrió sus primeras puertas, el supermercado ha recibido la visita diaria de miles de melillenses para realizar sus compras de los productos más variados que existen

Por M.H.

Parece que fue ayer pero ya ha pasado un año: Mercadona cumple su primer aniversario en Melilla. Un supermercado que se esperaba con ansías desde que cinco años antes la cadena española con sede en Valencia anunciara su intención de abrir su primera tienda en nuestra ciudad. Ese día llegó el 4 de diciembre de 2018 y desde entonces Mercadona ha revolucionado el consumo local. El establecimiento situado en la Calle Carlos V, en el barrio del Industrial, recibe cada día la vista de miles de melillenses para realizar sus compras en los productos más variados que puedan existir en el mercado. Con una superficie de sala de ventas de 2.000 metros cuadrados y 170 plazas de aparcamiento, crear Mercadona Melilla requirió de una inversión de 9 millones de euros, que permitió la creación de 105 puestos de trabajo de empleos estables y de calidad. Desde entonces, nuestra ciudad ya no puede concebirse sin su Mercadona.


El Mercadona de Melilla, al ser uno de los más modernos del país, responde al Nuevo Modelo de Tienda Eficiente de la compañía, con el que ha conseguido ofrecer un mejor servicio para facilitar el acto de compra de los clientes mediante la ampliación de los pasillos de fruta y verdura y dos nuevos modelos de carros, mucho más ergonómicos y ligeros.

Con esta nueva apertura, los clientes de Mercadona en la Ciudad Autónoma de Melilla se han beneficiado además de su conocida política comercial S.P.B. (Siempre Precios Bajos), que la compañía utiliza de forma exclusiva y que consiste en garantizar el menor precio unitario de los productos, con la mejor calidad, de forma permanente. Gracias a ello, Mercadona ha podido ofrecer a sus clientes un surtido eficaz, con independencia de quién fabrique el producto, con la máxima calidad y al mínimo precio posible.

Productos de primera y al mejor precio
El primer supermercado de la compañía en Melilla tiene una superficie de sala de ventas de 2.000 metros cuadrados y cuenta con 170 plazas de aparcamiento. Dispone además de un diseño totalmente renovado respecto al anterior modelo de tienda, con nuevos colores y materiales, tanto en la fachada exterior de acceso al supermercado como en la distribución de las distintas secciones, apostando por amplios espacios diáfanos que facilitan la entrada de luz natural y colores cálidos en la delimitación de los distintos ambientes.

La tienda presenta novedades en todas las secciones y de ellas se benefician tanto los “Jefes” (como la compañía denomina a sus clientes), como los trabajadores, los proveedores y la sociedad. Ha dispuesto así de una nueva entrada con doble acristalado que evita corrientes de aire, lineales específicos de leche fresca y zumos refrigerados, un nuevo punto de acabado para la carne, una nueva charcutería con jamón al corte, una góndola central en la perfumería para la cosmética especializada y una máquina de zumo de naranja recién exprimido, entre otras novedades.

A todo ello hay que unir el éxito de su pescadería, con el mejor género del mar, que se presenta arreglado y limpio, listo para que el cliente solo tenga que cocinarlo.

Cuidando el medio ambiente y ahorrando energía
Adicionalmente, con el objetivo de facilitar las tareas diarias de los trabajadores, este nuevo supermercado ha incluido múltiples medidas para mejorar la ergonomía y eliminar sobreesfuerzos. Para el diseño del nuevo mueble de caja, Mercadona ha contado con la colaboración del Instituto de Biomecánica de Valencia. Además, ha dispuesto de zonas comunes para que los empleados disfruten de una mayor comodidad en sus momentos de descanso, así como una zona comedor más equipada y unas taquillas personales más amplias y cómodas.

A nivel medioambiental, el Nuevo Modelo de Tienda Eficiente de Mercadona ha tomado medidas que permiten reducir hasta un 40% el consumo energético respecto al modelo de tienda convencional, debido a la mejora del aislamiento térmico y acústico, optimizando los materiales y el grosor de paredes y techos y con nuevos arcones de congelado más eficientes energéticamente. Además, cuenta con un sistema de iluminación LED automatizado que se regula según zonas y momentos del día.

Igualmente, el nuevo Modelo de Tienda de Mercadona, completamente conectada tecnológicamente, ha integrado una serie de dispositivos electrónicos y herramientas colaborativas para los trabajadores, con los que poder compartir información desde cualquier sección de la tienda; lo que facilita la autogestión de cada supermercado y agiliza los procesos de toda la cadena. Entre los nuevos dispositivos, se encuentran, entre otros, la línea de cajas, las balanzas o el uso de tabletas electrónicas que sustituyen al papel para realizar gestiones administrativas.

Mercadona de Melilla, en el histórico edificio de la Casa Montes, construido en 1926 y reconocido como patrimonio arquitectónico y cultural de nuestra ciudad

La inversión de la compañía en su primera tienda en Melilla superó los 9 millones de euros, dado que la construcción de este nuevo supermercado ha supuesto la rehabilitación del histórico edificio de la Casa Montes, construido en 1926 y reconocido como patrimonio arquitectónico y cultural de Melilla. Considerado Bien de Interés Cultural desde el año 1986, fue diseñado por el arquitecto Enrique Nieto y Nieto, quien diseñó gran parte de los edificios modernistas del centro de la ciudad.

Actualmente, Mercadona cuenta con más de 1.600 establecimientos en España y Portugal, y uno de los principales objetivos es continuar con la transformación su actual red de establecimientos y con la expansión de su nuevo modelo de venta por internet.

Mercadona se suma a las iniciativas sociales en Melilla
Una de las señas de identidad de Mercadona es su marcado carácter social para contribuir con su labor a aliviar parte de las necesidades que se presenten en Melilla. Así, entre sus muchas contribuciones en esta materia, estuvo su activa participación en la Gran Recogida del Banco de Alimentos celebrada los días 22 y 23 de noviembre. Durante ese fin de semana varios voluntarios de dicha organización no gubernamental recogieron cientos de kilos de todo tipo de alimentos que fueron donados por los clientes de esta cadena de supermercados. Con esta colaboración, contribuyen a poder hacer un poco más llevadera las necesidades de personas que requieren de nuestra solidaridad.
Melilla Hoy.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.melillahoy.es