Melilla Hoy 23/10/2017
23 de enero de 2020, 18:15:22
Opinión

Columna Sanitaria


No tienes un pelo de tonto…

Doctor Antonio García Castillo


…dicen unos; NI DE LISTO…, dicen otros. Por la respuesta veo que sabéis que los tiros de esta Columna van por la CALVICIE o Alopecia. La palabra ALOPECIA proviene del griego “Alopex”, que significa Zorro y le pusieron ese nombre porque este animal pierde su pelo en primavera y otoño de forma más habitual como ocurre en algunos humanos.


Mi adorada abuela Remedios decía que “en el tiempo de la berenjena” se caía más el pelo y es que el saber popular sentencia, porque el tiempo de la berenjena es el otoño. ¿Está claro, verdad?. El término Alopecia fue acuñado por el dermatólogo francés Sabouraud (1864-1938) y se define como “la pérdida o caída de pelo de cualquier tipo y origen”. Nuestro padre Hipócrates, “uno de los grandes calvos” de la Historia trataba la calvicie con un brebaje de opio, rábanos, olivas y excremento de palomas sin obtener resultado alguno. Aristóteles se aproximó mucho a la esencia y realidad de esta afección cuando observó que los Eunucos (individuos castrados) eran inmunes a este mal. Cleopatra, para frenar la incipiente calvicie de Julio César, elaboró una crema a base de diente de caballo con grasa de oso y ciervo, desconocemos el resultado.
Hablamos de Alopecia o Calvicie cuando una persona pierde diariamente más de 100 cabellos, por múltiples CAUSAS como pueden ser la Herencia, el Envejecimiento, el Estrés físico, la Ansiedad, Alimentación desequilibrada con dietas pobres en nutrientes, vitaminas y minerales, Uso excesivo de Champús y del Secador de pelo, algunos Medicamentos (anticoagulantes, anticonceptivos, antidepresivos) Embarazo y Parto, Enfermedades (Lupus, Sífilis, Diabetes, Hipotiroidismo, Anemias), Peinados fuertes o violentos, Radioterapia y algunos tipos de Quimioterapia, Infecciones por Hongos como las Tiñas del cuero cabelludo, por exceso de ingesta de Vitamina A (Hipervitaminosis A).
No existen SÍNTOMAS, como tales, en la alopecia. Pero pueden ser indicadores de que la pueden producir las Molestias, en el cuero cabelludo, en forma de enrojecimiento o prurito (picor), Pelos en la almohada en mayor cuantía, Caída grande al cepillarse y lavarse el pelo, Exceso de caspa y grasa, Debilidad del cabello (más común en la mujer). En el hombre es más frecuente la caída del pelo de la frente, sienes y parte superior. La pérdida en edad temprana sucede en la adolescencia o entre los 20-30 años de edad. Para el DIAGNÓSTICO es preciso realizar una minuciosa Historia Clínica sobre lavado y secado del pelo, enfermedades, alimentación, junto con un Análisis completo, además búsqueda de parásitos, hongos, costras en el cuero cabelludo. En casos excepcionales se puede recurrir a la biopsia del cuero cabelludo.
Siempre es fundamental la PREVENCIÓN. Se recomienda No lavar el pelo diariamente, Usar un champú que más se ajuste a la clase de pelo, Cuidar la alimentación, Secar el pelo con una toalla y después al aire libre o con secador a temperatura media, Proteger el pelo con protección solar y con sombreros.
Con respecto al TRATAMIENTO diremos que, si la caída del pelo no es grave, puede volver a crecer en unos meses sin necesidad de ningún tratamiento. Para los casos más severos está indicado el Implante capilar, Medicación tópica y Luz ultravioleta. En cualquier caso la última palabra la tiene el Dermatólogo que aconsejará la mejor opción de tratamiento en cada caso particular.
Melilla Hoy.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.melillahoy.es