Melilla Hoy 23/10/2017
29 de enero de 2020, 4:11:26
Opinión

Buenos días


Sonrojos y sonrisas…. Sonrisas y sonrojos

Andrés Hernández




…Deja que anden. Así no solo conocerás sus huellas, sino también sus itinerarios……¿Adónde van los que dicen ser políticos melillenses? Sus huellas, les están conduciendo a ignorar sus itinerarios. No son pisadas de un andar firme y seguro. Solo aparentan zancadas fugaces y carrerillas persecutorias Siempre lo fueron y marcaron el camino…Y no salen de él...



¿Adónde se dirigen? ¿Tal vez a ningún lugar que es realidad donde se suele estar en todos? Pues los que se fueron quieren seguir viniendo Y los que están, no acaban de llegar. Decía Seneca: “Nunca hay un viento favorable, para aquel que no sabe dónde va” … Y personalmente creo que llevaba razón. Así que….

Dejemos estos sonrojos y pasemos a las sonrisas. Que también tenemos derecho a ellas.

Se rumorea por ahí, -que es el lugar donde se inician los rumores-. Que un grupo de señores melillenses, pretenden comprar el Cabo Tres Forcas. Incluso uno de ellos, dice haber contribuido a su adquisición con un Millón de euros... ¿Un Millón de euros? Cuando los pone, es porque su “Fortuna Personal” como él dice, se lo permite. Aunque, a decir verdad, hablar de fortunas personales en estos desafortunados tiempos comunes, no suena muy bien, aunque ello vaya dirigido a la compra de un cabo, que, a mi parecer, tenía que haber ascendido a sargento hace ya bastante tiempo. El tiempo que necesitaban las “fortunas personales”, no para dejar de estar, sino para decir de donde venían. Lo cual en sí mismo podía contener aquello que solían decir los antiguos, no como una denuncia, más bien como una chanza: “Fortuna desafortunada, miseria ocultada”
Pero dejando a “Cherlo Olmes”, que el hombre se siga buscando la vida con su lupa y su gorra a cuadros, lo que si es oportuno saber, que si esa adquisición, permuta o mercado, más bien de almacenista, chalaneo, tráfico y estar de saca en lo vendible y en lo comprable, se concilia- si llega a conciliarse- ¿De quién?... ¿Para quién?... ¿Para qué? Sería lo comprable.

La deglución es bien patente en estos tiempos. Y la familiaridad trepadora tan usual y de dialéctica tan convincente, que a veces lo trivial se torna en permuta y el trigo en argamasa. Haciendo de un tribunal un frontón y de la auditoria, una travesura. Pero sea dado por bien lo que por malo se dio, dijo el fósil, cuya utilidad no fue otra, que la urgencia de un organismo acechado por el tiempo. Lo cual puede acontecer también que se le cambie el nombre al susodicho cabo. Y en lugar de Tres Forcas, pase a llamarse Cabo TRIFULCAS. Lo cual sería…no recomendable. Por decir algo.

Y más cuando el comercio melillense tiene menisco. Desde que la frontera es un frontispicio. Los trasatlánticos de Mateo desvían el rumbo Y solo ha quedado este año un puesto de castañas asadas en la Avenida, malo, malo, por mucho que diga el PEPE Y se calle el MUSTA. Esto suena todo a estafa. Y no es que lo diga yo. Yo lo que hago es repetir todo lo que algunos dicen. No tengo más luces. Algunos que cada día son más. Palabrita.

Buenos días y.…Eso Buenos días sonría. Sonría. Antes de que Hacienda nos cobre por ello. Pues cada día hay más bocas que alimentar, aunque no hagan otra cosa que “putearse” en los estrados.


Melilla Hoy.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.melillahoy.es