Melilla Hoy 23/10/2017
23 de febrero de 2020, 9:44:38
Sociedad


Una mujer denuncia el incivismo de algunos pescadores en las playas de Melilla

Cuenta que iba descalza corriendo por La Hípica cuando se quedó atrapada por dos sedales abandonados haciéndole sangre

Por Redacción

Una mujer se ha puesto en contacto con este Diario para denunciar el incivismo de algunos pescadores en las playas de Melilla ya que suele correr descalza por la arena, y hace unos días se quedó atrapada por dos sedales abandonados haciéndole sangre.



Expuso que cuando iba corriendo por la orilla, con el agua a la altura de los tobillos, se quedó enredada en un sedal abandonado, paralizándola de golpe, y con un anzuelo clavado en el tobillo derecho. Se lo pudo arrancar y deshacer los hilos del sedal enrollados en sus piernas.

Justo al lado del sitio en el que se produjo este incidente, encontró una bolsa de basura tirada en la arena, junto a dos bandejas de plástico, de las que utilizan los pescadores. Lo recogió y lo depositó en una papelera.

Al cabo de un rato, volvió a entrar en el agua, y sintió que estaba atrapada por una especie de trampa, situada en el fondo del agua, y enterrada en la arena, que le inmovilizó. Descubrió que se trataba de otro sedal, con su respectivo anzuelo oxidado, el cual se había enroscado en uno de sus dedos del pie izquierdo.

Le resultó imposible levantar el pie, no podía moverse, estaba atrapada y con la marea que empezaba a subir. Cuenta que cuanto más intentaba levantar el pie hacia arriba, más efecto de estrangulamiento producía el sedal sobre su dedo.

Pasó más de un cuarto de hora, hasta que pudo avisar a las únicas dos personas que aparecieron en la playa. El kitesurfista que empezaba a preparar su equipo para navegar, se quitó la ropa y entro en el agua para ayudarla, comprobando de forma táctil, que había una plomada hundida en la arena, la cual hacia el efecto de ancla.

Comenzó a tirar del sedal teniendo cuidado de no enganchar la muerte del anzuelo oxidado a mi pie. Entre los dos, consiguieron “a duras penas” salir del agua, y una vez en la arena volver a encontrarse con una bandeja de las que utilizan los pescadores para llevar su carnaza.
Melilla Hoy.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.melillahoy.es