Melilla Hoy 23/10/2017
21 de febrero de 2020, 22:07:26
Sociedad

Las pastelerías de la ciudad trabajan intensamente en estos días previos a Nochebuena y Navidad para endulzar las comidas y cenas


Roscos y borrachuelos, los dulces clásicos que siempre triunfan durante las fechas navideñas

Por Lorena Japón

Faltan tan solo unos días para Navidad y las pastelerías de la ciudad están trabajando intensamente para endulzar las comidas y cenas de los melillenses preparando roscos y borrachuelos, los dulces clásicos que siempre triunfan. Aunque este año también siguen a la cabeza los tradicionales encargos de estas fechas navideñas como empanadas de pavo, atún con tomate o con pisto, pizzas, cortadillos de Melilla rellenos de crema, rulos de paté, jamón y queso, los troncos de Navidad o el soufflé helado de turrón, vainilla o chocolate.


En estas fechas tan señaladas los productos que llenan las mesas de las familias tienen que estar a la altura de estas festividades. Por ello, las pastelerías locales como la Casita del Chocolate, Dalila o Panadería ‘La Perfecta’ ya llevan varias semanas trabajando y preparando los pedidos para estas fiestas, tanto para los melillenses que hacen sus pedidos con mucha antelación como para los que improvisan un poco más en su menú navideño.

Eduardo Ortega, dueño de la Casita de Chocolate, explicó a este Diario que en esta fecha suelen hacer los tradicionales roscos de huevo, borrachuelos o pestiños rellenos de cabello de ángel, troncos de Navidad y de postre, soufflé de turrón, vainilla o chocolate.

Los roscos y borrachuelos de esta pastelería son cien por cien caseros, Ortega lleva 50 años haciéndolos con la misma fórmula, donde la masa está hecha con productos naturales. Los roscos primero se amasan con huevo, leche, aceite, naranja, y vainilla, se forman, se fríen y se emborrizan en almíbar y azúcar. El borrachuelo, se hace como los de toda la vida, los que llevan alcohol, con un poco de anís, vino blanco, aceite, matalahúva, ajonjolí y harina, que se fríe y se emborriza en azúcar.

En cuanto a los troncos de Navidad, indicó que son “muy parecidos” al brazo gitano, relleno de crema, jugoso, que va relleno de nata, trufa o al gusto del cliente.

Sobre el soufflé, es más típico para el postre al medio día o en la cena, está hecho con el merengue típico de Melilla, y va relleno de helado y bizcocho.

La Casita de Chocolate también realiza encargos de Navidad como empanadas, pizzas, rulos de paté, jamón y queso, pavo y queso, salmón y durante todo el año la especialidad de la casa: los cortadillos típicos de Melilla, que desveló que el secreto está en “no escatimar en productos”, aunque suele hacer alguno de chocolate, el tradicional es el que más gusta relleno de crema.

Las empanadas principalmente son de hojaldre y el relleno puede ir al gusto del cliente rellenas de pavo y queso, jamón y queso, salmón, pisto, atún con tomate, que son las que más encargan los melillenses por Navidad o Nochevieja.

El dueño de la pastelería remarcó que una de las novedades y todo un ‘boom’ entre los jóvenes son las palmeras grandes de kinder, de nutella, chocolate, caramelo, blanco o negro.

Los encargos se pueden hacer personalmente acudiendo a la pastelería en la Avenida General Aizpuru o llamar por teléfono al 952 670690.


Melilla Hoy.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.melillahoy.es