Melilla Hoy 23/10/2017
29 de mayo de 2020, 20:19:37
Sociedad


Los jóvenes de la comunidad israelita de Melilla piden en el Januca hacer de la ciudad “un ejemplo para todos”

Ayer se desarrolló en el Hotel Melilla Puerto el acto institucional de encendido de la janukía en el que tomaron parte las autoridades

Por J.A.M.

Los jóvenes de la comunidad israelita melillense pidieron en el acto institucional de la festividad de la Januca, que se inició este 22 de diciembre y concluye el día 30, hacer de Melilla “un ejemplo para todos” por su rica convivencia multicultural. En el acto, organizado por la Ciudad Autónoma y la Comunidad Israelita, distintas autoridades fueron las encargadas de encender las velas de la janukía con las que representar la paz, la comprensión, la unión, la concordia, el entendimiento, la fe, el agradecimiento a los mayores, y la esperanza.


En esta ocasión, cuatro jóvenes de la comunidad israelita melillense fueron los encargados de conducir el acto central, en el que se quiso dar un sentido especial a cada una de las ocho velas de la menorá para constituir, todas juntas, el mensaje de “esperanza y de luz que representa la festividad de la Janucá para el mundo”.

Según dejaron de manifiesto los jóvenes, el camino está en el conocimiento del otro para acabar con el recelo y el miedo, y “hay que fomentar un espacio común donde prevalezca la luz sobre la oscuridad, y en Melilla podemos presumir de convivencia verdadera y de unión; y ojalá otros nos lleguen a copiar”.

El presidente de la Ciudad, Eduardo de Castro, encendió la vela que correspondía a la Paz; la de la Comprensión, la prendió el representante de la Delegación del Gobierno; la de la Unión, el representante de la Comandancia y la de la Concordia, la vicepresidenta Gloria Rojas.

La del Entendimiento, la encendió la vicepresidenta de la Asamblea, la cepemista Dunia Almansouri; la de la Fe, el presidente de la Comunidad Israelita, Jaime Azancot; la del Agradecimiento, la viceconsejera del Mayor, Fatima Mohamed y una representante de la comunidad; y la de la Esperanza, los responsables de la Asociación Cultural Mem Guimel.

Como broche, los jóvenes dejaron parante que “es nuestra responsabilidad poder construir un mundo mejor para la humanidad” por eso la petición y la invitación para “hacer de Melilla un ejemplo para todos”.

Milagro
El presidente de la Comunidad Israelita, Jaime Azancot, explicó que la fiesta del Januká recuerda cuando los macabeos reconquistaron el templo de Jerusalén y expulsaron a los griegos en el siglo dos antes de nuestra era. Para celebrarlo se buscó aceite para encender las luces de la janukía pero sólo encontraron un dedal que serviría para un día, pero milagrosamente duró ocho. Recordó que esta fiesta habla del triunfo de la luz sobre la oscuridad, un mensaje de esperanza que sigue vigente en estos tiempos.

Ciudad
Por su parte el presidente de la Ciudad Autónoma, Eduardo de Castro, afirmó que la Janucá es un “encuentro de alegría y bondad, que coincide con la Navidad cristiana que introduce a la ciudad en una fiesta de convivencia y luz que nos aboca a todos a compartir, que es la palabra que en Melilla hace posible lo que nos une sea más que lo que nos separa”. Aseguró que “el respeto es la base de la convivencia y de eso podemos dar ejemplo desde esta Melilla diversa y mestiza que conformamos en una única sociedad”.

Indicó que Janucá es la festividad “que recuerda la resistencia del pueblo judío contrario a perder sus principios y enseñanzas” y por ese motivo De Castro dejó de manifiesto el compromiso del Gobierno de la Ciudad “de mantener las tradiciones que forman parte de la identidad de los melillenses para su difusión y puesta en valor en este espacio para compartir que es Melilla”.

La noche, que incluyó una degustación gastronómica relacionada con esta festividad, contó también con su apartado musical, a cargo de un virtuoso violinista y de la cantante Valeria.
Melilla Hoy.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.melillahoy.es