Melilla Hoy 23/10/2017
26 de febrero de 2020, 10:07:55
La Foto del Día


La BNE pone a libre disposición la obra de 181 autores fallecidos en 1939, como el melillense García-Morato


La obra de Antonio Machado ha pasado a dominio público desde el primero de enero y ya está disponible en la Biblioteca Digital Hispánica de la Biblioteca Nacional de España (BNE), al igual que la de otros 180 autores fallecidos en 1939, entre ellos el melillense Joaquín García-Morato y Castaño, que pasan a dominio público, según informa la BNE.


Con la llegada del año 2020, pasan a dominio público las obras de todos los autores fallecidos en 1939 con lo que pueden ser editadas, reproducidas y difundidas públicamente, en virtud de la Ley de Propiedad Intelectual. Por ello, la BNE pone los textos de los escritores de especial interés a disposición de los usuarios en la Biblioteca Digital Hispánica, el portal que da acceso a los fondos digitalizados de la Biblioteca. Los fondos estarán disponibles a partir de hoy.

Entre los 181 autores fallecidos, seleccionados y con colecciones en la BNE, además del aviador melillense Joaquín García-Morato y Castaño (1904, Melilla) y el poeta Antonio Machado (Sevilla, 1875); destacan también el maestro Rufino Carpena (Yecla, Murcia, 1860); el militar e historiador americanista Ángel de Altolaguirre y Duvale (1857, Sevilla); el abogado, novelista, dramaturgo y político Eduardo Barriobero y Herrán (1875, Torrecilla en Cameros, La Rioja); el escritor costumbrista Ciro Bayo (1859, Madrid); el escritor Pere Corominas (1870, Barcelona); el archivero Cristóbal Espejo (1870) o el maestro, periodista y político Marcelino Domingo (1884, Tarragona).

Joaquín García-Morato y Castaño era hijo del comandante de Infantería José García-Morato Cánovas. Ingresó a los 16 años en la Academia de Infantería de Toledo y tras ser ascendido al empleo de alférez de Infantería, fue destinado al Protectorado de Marruecos. El 24 de diciembre de 1924 su padre desapareció en acción de guerra en Marruecos. En el año 1925, siendo teniente de Infantería, solicitó hacer el curso de Piloto militar de avión, y tras finalizar el curso, regresó destinado a Marruecos como piloto en el Grupo de Melilla, tomando parte en numerosas acciones de guerra. Una vez finalizada la Guerra de Marruecos en 1927, realizó el curso de piloto de hidroaviones, siendo después destinado a la base de hidroaviones de Base Aeronaval El Atalayón, donde sufriría un grave accidente de vuelo el 24 de octubre de 1928. Tras proclamarse la Segunda República, sería dado de baja en el arma de Aviación y sería destinado al Batallón de Infantería de Montaña, Estella Nº 4. Destinado a Aviación de nuevo un tiempo después, fue a la Escuela de Guadalajara como profesor de vuelo. En 1935 asciende a capitán y es destinado al Ministerio de la Gobernación, y de allí como profesor a la Escuela de Vuelo y Combate, publicando por esas fechas dos libros: "Vuelo sin visibilidad exterior" y "Acrobacia Aérea". Como experto piloto acrobático era frecuentemente invitado a participar en concursos y festivales aeronáuticos. Estando en una exhibición aérea en Inglaterra, el 18 de julio de 1936 lo sorprende el Alzamiento Nacional, regresando a España, incorporándose al ejército del llamado “bando nacional”, a primeros de agosto. El 25 de febrero sería habilitado para Comandante de Aviación, es decir, era aún capitán, pero podía ejercer las funciones de un Comandante. En abril de 1937, la Patrulla Azul se convirtió en la Escuadrilla de Caza 1-E-3 mandada por García-Morato. En abril de 1939, finalizada la guerra, Joaquín García-Morato había derribado 40 aviones enemigos comprobados y 12 probables, había realizado más de 1.000 horas de vuelo, participado en 511 misiones de guerra y luchado en más de 140 combates aéreos. El 4 de abril de 1939, mientras efectuaba una exhibición en el Aeródromo de Griñón con su famoso avión 3-51, se estrella y muere en el acto, a los 35 años de edad.
Melilla Hoy.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.melillahoy.es