Melilla Hoy 23/10/2017
27 de febrero de 2020, 9:45:28
Deportes

BALONCESTO - LEB ORO


Mejor... imposible

El Melilla Baloncesto encadena su quinta victoria consecutiva, en un encuentro en el que se mostró muy superior al Oviedo Baloncesto (76-46)

Por Carlos R. Busto

Los de Alejandro Alcoba firmaron ayer otro gran triunfo, que fraguaron en los dos primeros cuartos, logrando marcharse al descanso con 19 puntos de ventaja. Caleb Agada volvió a ser el líder del equipo con 19 créditos de valoración.


El Melilla Baloncesto sigue en racha. Ayer, los de Alejandro Alcoba se imponían a un Liberbank Oviedo Baloncesto en horas bajas por un contundente 76-46, encadenando su quinta victoria consecutiva y afianzándose en la zona alta de la clasificación.
Los ovetenses, pese a que comenzaban adelantándose en el marcador con una canasta de Matti Nuutinen, poco pudieron hacer ante la superioridad mostrada por los melillenses que al ecuador del primer cuarto ya mandaban por cinco puntos (11-6), con un Matulionis muy inspirado en ataque. Los locales continuaron incrementando su ventaja hasta alcanzar los trece (22-9), a menos de un minuto para el final de este acto, al que se llegaría con 23-11 favorable al decano.
El segundo asalto se iniciaba con cuatro puntos seguidos de Mirza Bulic, que disparaban a los suyos en el luminoso (27-11). Los jugadores del Melilla Baloncesto no retiraron en ningún momento el pie del acelerador, logrando abrir una brecha en el electrónico hasta de 19 puntos (40-21), justo a la conclusión de este periodo y después de un triple de Andris Misters.
Tras el paso por los vestuarios, el guion del encuentro no varió demasiado, con un conjunto melillense defendiendo a un gran nivel y con un dominio casi absoluto en los rebotes. De este modo, los azulones dejaron el choque totalmente finiquitado alcanzado el minuto 5 (50-27). La diferencia iría en aumento hasta situarse 28 puntos arriba (57-29), a 1’37”. Este cuarto acabaría con una nueva canasta de Mirza Bulic, que dejaba establecida la ventaja en 27 (59-32).
En el último periodo, los de Alejandro Alcoba no bajaron un ápice su intensidad y concentración, siendo ellos los primeros en inaugurar estos diez minutos definitivos con un lanzamiento de dos convertido por Andris Misters, que servía para marcar la máxima de partido hasta entonces, 29 puntos (61-32), que se repetiría posteriormente (63-34 y 65-36).
Los asturianos anotaban a cuenta gotas y la renta de los melillenses todavía aumentó más a cuatro minutos del término del choque, alcanzando la treintena (69-39). De aquí al final, intercambio de canastas y 7-7 de parcial, con lo que el electrónico del Pabellón Javier Imbroda reflejó un contundente 76-46 a favor de un Melilla Baloncesto que atraviesa actualmente por un gran estado de forma.
Melilla Hoy.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.melillahoy.es