Melilla Hoy 23/10/2017
26 de mayo de 2020, 4:01:52
Cultura


“Estoy harta de que los hombres nos tapen el cuerpo, la cara, las manos, pero ellos no se tapan nada nunca o sólo si les apetece”

Zoubida Boughaba ha destacado en los últimos años por luchar contra la imposición del velo a las mujeres

Por Redacción

¿Quién es Zoubida Boughaba y por qué ha creado tanta polémica? Es una rifeña natural de Alhucemas y con residencia a caballo entre España y Marruecos, Granada sobre todo, que ha destacado en los últimos años por luchar contra la imposición de velo a las mujeres cuando se trata de una acción contra la propia voluntad. La escritora que iba a dar una conferencia en Melilla y que ha tenido que anularla por el revuelo creado por sus críticas, forma parte de “No nos taparán”, el blog de una red de mujeres del entorno musulmán que se opone a la expansión del fundamentalismo islámico y que consideran que “su símbolo más destacado es el velo”, un grupo que rechaza el control de la religión sobre sus vidas y que denuncia las políticas de Europa que promueven el fundamentalismo en detrimento de los musulmanes. Sin embargo, otros muchos consideran que sus varias de sus críticas son “insultos” a los musulmanes.


Zoubida Boughaba, que también es Mediadora Intercultural y Orientadora Laboral en Cruz Roja Española, es habitual de las redes sociales y en ellas destacan sus críticas a la imposición del hiyab y su firme oposición a los matrimonios infantiles de adultos con niñas. En uno de sus artículos en el blog “No nos taparán”, la activista feminista autora del libro “Cuentos Populares del Rif contados por Mujeres Cuentacuentos”, expresaba su forma de ser con este texto: “Estoy harta de estar siempre por debajo del hombre ante la Ley, harta de esta gran desigualdad. (...) Estoy harta de que todos me juzguen por dentro mirando solo la ropa que me pongo o no me pongo, mientras que el hombre puede vestir como quiera y nadie le critica. Estoy harta de no poder ir a tomar un café tranquilamente a una terraza, mirando el cielo, mirando la vida pasar. Estoy harta de que los hombres nos tapen el cuerpo, la cara, las manos, pero ellos no se tapan nada nunca o sólo si les apetece. Estoy harta de que se nos exija llegar vírgenes al matrimonio, pero a ellos no. De que en la noche de bodas se nos compruebe la virginidad, pero a ellos ni se les pregunte si son vírgenes. Estoy harta de que la sociedad entera y las familias me repudien si soy madre soltera, mientras que ni siquiera se busque al padre para exigirle la misma responsabilidad que se me exige a mí. El hijo es de los dos, la responsabilidad de criarlo es de los dos y si hay repudio debe de ser de los dos. Estoy harta de no poder tener un novio o un marido no musulmán y de que el hombre, sin embargo, sí pueda tener una mujer no musulmana. (...) Estoy harta de que un hombre se crea que puede hacer conmigo y con mi cuerpo lo que quiera, como quiera y cuando quiera, sin tener en cuenta lo que yo quiera. Estoy harta de tener que vivir en países no musulmanes para poder vivir una vida normal, digna y humana. Estoy harta de que un hombre (sea mi hermano, mi marido, etc.) que tiene el mismo nivel de incultura que yo, mande siempre sobre mí. (...) Y, a pesar de estar harta, estoy orgullosa de ser mujer”.
Melilla Hoy.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.melillahoy.es