Melilla Hoy 23/10/2017
19 de enero de 2020, 7:55:59
Editorial


La convivencia en el gobierno tripartito es cada vez más complicada por las disputas PSOE-CPM


Las desavenencias entre socialistas y cepemistas han sido públicas y notorias, pero no hasta el extremo de que el gobierno se rompa. Otra cosa es lo que pueda suceder con el paso del tiempo si estas diferencias van a más


Que la convivencia no iba a ser fácil en el tripartito que conforman CPM, PSOE y Ciudadanos en el Gobierno de la Ciudad Autónoma se presuponía desde el principio y con el paso de los meses no ha hecho más que confirmarse.

Principalmente porque hay pocas cosas que les unan, salvo el fuerte deseo de los tres partidos de acabar con el Gobierno de Juan José Imbroda (PP) después de 19 años al frente del Ejecutivo autonómico. Una muestra de ello es que seis meses después del acceso al mando del palacio de la Asamblea, el gabinete que preside el único diputado “naranja”, Eduardo de Castro, aún no ha presentado su programa de gobierno ni tiene sus Presupuestos Generales para el año 2020.

Con este panorama, como decimos, la convivencia se sabía que no iba a ser sencilla y para corroborar esta sensación están varias “minicrisis”, las dos últimas en la última semana, aunque una de las más gordas fue la pascua del borrego.

Las disputas más importantes han sido las que han mantenido PSOE y CPM, dos formaciones que luchan por un mismo electorado, como quedó reflejado en las dos últimas elecciones generales.

En estos días han aflorado las divisiones en el tripartito por el contrato de la gestión del Centro de Acogida de Menores del Fuerte de La Purísima y por la contratación de una escritora crítica con el uso del hiyab para los actos del “Año Nuevo Amazigh”.

Las desavenencias entre socialistas y cepemistas han sido públicas y notorias, pero no hasta el extremo de que el gobierno se rompa. Otra cosa es lo que pueda suceder con el paso del tiempo y viendo las diferencias notables que se mantienen, que conllevan duros enfrentamientos que pueden agriar incluso las relaciones personales si nos atenemos a las manifestaciones públicas que hacen de cada parte. Cosas muy duras se han dirigido y eso desgasta. Veremos hasta qué punto.
Melilla Hoy.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.melillahoy.es