Melilla Hoy 23/10/2017
30 de marzo de 2020, 6:18:57
Deportes

BALONCESTO - LEB ORO


Fin a la buena racha (65-61)

El Melilla Baloncesto no pudo encadenar su séptima victoria consecutiva ante un rival, el HLA Alicante, que volvió a ser su ‘verdugo’

Por Club Melilla Baloncesto

Los de Alejandro Alcoba fueron mejores en el primer cuarto, equilibrándose el choque en los dos siguientes actos y viéndose superados en el último y definitivo periodo con un parcial de 23-19.


El Melilla Baloncesto vio frenada su buena dinámica, tras caer ayer, en el ‘Pedro Ferrándiz’, ante HLA Alicante por un ajustado 65-61. Los melillenses no tuvieron su tarde, con unos bajos porcentajes de cara al aro, ante un rival que se encomendó a un inspirado Justin Pitts para acabar doblegando a los azulones. El más destacado del decano fue Philipp Hartwich con 21 créditos de valoración.
Los de Alejandro Alcoba saltaban a la cancha muy activos en defensa, forzando casi al límite las posesiones del conjunto levantino. Y eso que en ataque no estaban acertados en el tiro, pero el rebote ofensivo les permitía segunda posesiones que aprovechaban para ir por delante en el marcador (8-13), aunque nunca con grandes diferencias. La entrada de Sidibé, con cuatros puntos consecutivos, permitió a los visitantes irse al final de los primeros diez minutos con seis puntos de renta en el electrónico (13-19).
En el inicio del segundo asalto, el Melilla Baloncesto no aprovechaba las muchas ocasiones que le brindaba el rebote ofensivo para marcharse en el luminoso. Esta circunstancia lo pagó caro el conjunto de la ciudad autónoma, que veía como los locales de la mano de una de sus referencias, Justin Pitts, le daba la vuelta al marcador (26-21). Al Melilla Baloncesto se le hacía el aro pequeño hasta la entrada en la pista de Caleb Agada. Así, el equipo melillense, con el canadiense anotando y con un dominio claro en el rebote, conseguía retomar el mando del partido e irse con ventaja de un solo punto al descanso (31-32).
Tras un tercer cuarto que se caracterizó por los malos porcentajes en los lanzamientos a canasta y por las pérdidas de balón por parte de ambos conjuntos se llegaba al cuarto y definitivo acto con máxima igualdad (42-42).
El último periodo tuvo un nombre propio, el de Justin Pitts. El base del cuadro alicantino se echó su equipo a la espalda y lanzaba a los suyos (58-53), a 3’20” para el final. El decano seguía sin tener su día, ni tan siquiera Agada, quien, a 1’40”, se marcharía al banquillo con cinco faltas personales. Aun así, el Melilla Baloncesto tiró de casta y sería capaz de empatar el partido (61-61), a falta de 22 segundos. Pero Pitts, en estado de gracia, se iba hasta dentro para anotar a 3.7 segundos para la conclusión. Los de Alejandro Alcoba no tuvieron ni opción de poder forzar la prórroga, ya que en el saque de banda perdían el balón, lo que aprovechaba Ortega para cerrar el choque y establecer el definitivo 65-61.
Melilla Hoy.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.melillahoy.es