Melilla Hoy 25/09/2020
26 de septiembre de 2020, 1:03:49
Ejército


La actualización de conocimientos y una sólida formación en valores, las máximas para el profesional del Ejército

La Base Alfonso XIII acogió ayer el desarrollo de la parada militar con ocasión de la celebración de San Juan Bosco, patrón de los especialistas

Por J.A.M.

El Cuerpo de Especialistas del Ejército celebró ayer en Melilla la festividad de su patrón, San Juan Bosco, con una parada militar en la base Alfonso XIII presidida por el comandante general, José Miguel de los Santos Granados. En esta ocasión el discurso lo ofreció el comandante Alfonso Ramón, que en su alocución dejó presente que, para los integrantes del Ejército de España, las máximas a seguir deben ser la actualización de conocimientos y una sólida formación en valores como la entrega y el compañerismo.


En esta ocasión fue la Base Alfonso XIII la que acogió el desarrollo de la parada militar en la conmemoración de la festividad de San Juan Bosco, patrón del Cuerpo de Especialistas del Ejército. La Fuerza en formación estuvo constituida por Estandarte y escuadra de batidores del RAMIX 32, Banda y Música de la Comandancia General de Melilla y una Compañía mixta compuesta por tres secciones formadas por personal especialista del Grupo de Regulares Melilla 52, Tercio Gran Capitán 1º de La Legión, Regimiento de Caballería Alcántara nº 10, Regimiento Mixto de Artillería 32, Regimiento de Ingenieros nº 8 y Unidad Logística 24.

La parada militar se inició, como marcan los cánones, con la incorporación de la bandera nacional a la formación. Tras el pase de revista a cargo del comandante general, José Miguel de los Santos Granados, el acto continuó con la lectura de la efeméride del santo patrón, canonizado en 1934. “Para nosotros es un honor y un motivo de alegría recordar a esta gran figura de la cristiandad; sacerdote católico, creador de la Formación Profesional en Europa, que ayudó a miles de jóvenes a encontrar un futuro mejor. Su entrega y ejemplo son estímulos en la vida diaria de nuestra academia. Para San Juan Bosco, patrón de los Especialistas, es hoy nuestra admiración y gratitud”, se leyó.

Alocución
En esta ocasión la alocución la ofreció el comandante Alfonso Ramón, como oficial más antiguo del Cuerpo de Especialistas. En su intervención, tras agradecer al comandante general que presidiera este acto de tan destacada relevancia para los Especialistas, se dirigió a los integrantes del antiguo cuerpo de Especialistas del Ejército de Tierra y de las numerosas especialidades fundamentales vinculadas con las áreas de administración, abastecimiento, mantenimiento, técnicas de apoyo y logística, con el deseo de que sus palabras, fruto de la experiencia profesional, “puedan servir de estímulo y guía para todos aquellos que portáis orgullosos en vuestros uniformes, el emblema del águila acorazada”.

Afirmó que en pleno siglo XXI, donde las nuevas tecnologías se han convertido en un instrumento fundamental, incluso en el Ejército, “una sólida formación técnica es requisito indispensable para poder afrontar los nuevos retos tecnológicos, pero toda educación si no va acompañada de otras cualidades y capacidades, nunca podrá ser garantía de éxito por sí sola”.

Por eso se mostró convencido de que para “desenvolvernos con eficacia en las actuales sociedades desarrolladas dominadas por la tecnología y en permanente evolución, debemos renovar nuestros conocimientos mediante una formación continua y prolongada, tanto en el ámbito personal como profesional”. La inquietud por la adquisición de nuevos conocimientos como factor de motivación en la institución militar “no es nueva, que secularmente se ha caracterizado por exhibir una cultura de aprendizaje adaptada a su tiempo”.

Fuerza 35
En este contexto de modernización y actualización, indicó que el Ejército de Tierra ha iniciado un ambicioso proceso de cambio bajo la denominación de “Fuerza 35”, con el que cumplir el propósito de mantener unas fuerzas terrestres “preparadas y eficaces tanto para el combate de hoy como para los cada vez más inciertos y convulsos escenarios de conflictos futuros”. Por este motivo, en los próximos quince años los integrantes del Ejército “deberemos adaptarnos a esta nueva metamorfosis y sin duda el aprendizaje será uno de los pilares claves en los que cimentar la permanente carrera de adaptación al cambio”.

Pero la formación técnica debe ser “complementaria con la esencia de la profesión militar y sus valores morales: el amor a la Patria, el compañerismo, la disciplina, la ejemplaridad, el espíritu de sacrificio, el espíritu de servicio, la excelencia profesional, el honor, la lealtad, el sentido del deber y el valor”.

Afirmó que los militares, con unos claros valores inculcados de entrega y servicio, “tenemos una profesión con una exigencia tan grande que solo se entiende con una clara vocación de servicio y una formación moral asumida y ejercida en el día a día”. En este caso los especialistas también deben guiarse por los valores de abnegación, tradición, trabajo, estudio, preparación, servicio, entrega y tesón, que son los que adornan su himno y marcan el camino a seguir.

En conclusión, dijo que, para todos los miembros del Ejército, la cultura del aprendizaje y la actuación de conocimientos deben ser una máxima, complementada con “una sólida formación en valores”. Finalizó agradeció al patrón “el amparo prestado durante el pasado año”, al tiempo que pidió “fervientemente su renovación, un año más, para la amplia y variada familia de los especialistas del Ejército de Tierra, así como para sus familias”. Cerró su discurso con vivas a España, al Rey y al Ejército.

Desfile
Seguidamente se desarrolló el siempre emotivo acto de honor a los que dieron su vida por España, iniciado por los versos de “La muerte no es el final”, que se cierra con los sonetos de “¡No supieron querer otra Bandera!, ¡no supieron andar otro camino!; ¡no supieron morir de otra manera!”. Tras la interpretación del himno del Cuerpo de Especialistas, se llevó a cabo el desfile de las secciones presentes, con lo que se cerró el acto.



Melilla Hoy.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.melillahoy.es