Melilla Hoy 23/09/2020
24 de septiembre de 2020, 0:22:54
Medio Ambiente


La Ciudad duplica las inversiones para Medio Ambiente hasta alcanzar casi 10,5 millones

El capítulo de inversiones ha permitido que la Consejería de Medio Ambiente y Sostenibilidad aumente en un 9% sus presupuestos en 2020 a pesar de algunos recortes, llegando a un total de 46 millones, frente a los 37 de 2019

Por Paqui Sánchez T.

La Consejería de Medio Ambiente y Sostenibilidad contará en 2020 con el doble de presupuesto para inversiones, al pasar de los 5,3 millones de euros que tenía asignados en 2019, a los 10.438.000 euros que aparecen reflejados este año que permitirán llevar a cabo “obras ambiciosas y muy necesarias para la población”. El consejero del área, Hassan Mohatar, enumeró algunas de las actuaciones que se van a acometer con cargo a esta partida de inversiones, entre las que destacan dos en barrios periféricos, como son la construcción de un parque rústico en el Barranco de Cabrerizas y una remodelación en profundidad del Rastro.


Sobre el parque, que cuenta con 1,6 millones de euros este año y el que viene, avanzó que va a cambiar la fisonomía del lugar, que está actualmente en un estado de abandono, y permitirá, además, “crear empleo para la gente de la zona”.
Respecto al Rastro, la idea es que haya una plataforma única en la calle principal y reorganizar el tráfico de la zona, además de conceder apoyo económico para la rehabilitación de fachadas y la remodelación de la Fuente del Bombillo.
Mohatar explicó en rueda de prensa que el capítulo de inversiones es el que ha permitido que la Consejería de Medio Ambiente y Sostenibilidad aumente sus presupuestos en 2020 en un 9%. De esta manera, llegará a un total de 46 millones, frente a los 37 de 2019.

Recortes
Sin este aumento importante de las inversiones, dijo el consejero, esta área de la Ciudad Autónoma habría visto rebajado en 1,2 millones su presupuesto respecto al año anterior, habida cuenta que ha sido necesario “recortar en algunas partidas para buscar crédito para otras consejerías” en el nuevo organigrama del Gobierno de Melilla.
Entre las partidas que han sufrido los recortes se encuentran la gestión de movilidad, en 50.000 euros, los recursos hídricos, que bajan 371.000 euros, o el servicio de limpieza, que baja en 1.856.000 euros porque “se va a certificar a noviembre y no al mes de diciembre”, de manera que el último mes del año tendrá que ser certificado con cargo al presupuesto de 2021.
Mohatar admitió que la aspiración de su departamento era alcanzar los 51 millones de euros, si bien al final ha sido necesario “amoldarse” a lo que le ha dado la Consejería de Hacienda, que había dado la orden de “ajustar el presupuesto todo lo que se pudiera para tener dinero para otras áreas”.
El consejero confió en que a lo largo de 2020 se puedan contar con más recursos, bien sea procedentes de la Administración General del Estado, o por el remanente de dinero en los concursos de adjudicación de obras.
El 90% del presupuesto del área de Medio Ambiente y Sostenibilidad va destinado a la prestación de servicios ya comprometidos, como la limpieza urbana, el suministro de agua y el mantenimiento y conservación de parques y jardines.

Cuatro partidas nuevas
También destacó la creación de cuatro nuevas partidas en Medio Ambiente. Una de ellas es una subvención de 80.000 euros para el mantenimiento del cementerio musulmán, sobre la que el consejero indicó que había sido solicitada por la Comisión Islámica de Melilla (CIM) como apoyo a sus necesidades de personal, mantenimiento y vigilancia.
Hassan Mohatar apuntó que la partida destinada al cementerio musulmán era insuficiente y de ahí esta ayuda, que tiene el mismo fin que la que ya se destina al cementerio hebreo.
El resto de las partidas novedosas son la dotación de 30.000 euros para ayudar a la compra de depósitos de agua para hacer frente a los cortes de agua, una partida de 50.000 euros para campañas de sensibilización y concienciación ambiental dirigidas, sobre todo, a los niños y los jóvenes; y una subvención de 50.000 euros para ONG que se dedican a la protección de la naturaleza.
Esta última ayudará a la creación de voluntariado para la reforestación, conservación de aves y el cuidado de zonas verdes, aunque la intención es ir más allá y llegar a otras necesidades como la limpieza de fondos marinos y la apuesta por un huerto escolar en un centro educativo.

Emergencia climática
Por su parte, el viceconsejero de Recursos Hídricos, Energías Renovables y Políticas Ambientales, Francisco Vizcaíno, destacó el esfuerzo que ha realizado esta consejería de la Ciudad Autónoma para “dar presencia a los colectivos” e intentar incidir en la mejora del Medio Ambiente mediante actuaciones recogidas en la declaración de emergencia climática aprobado en la Asamblea.
Para ello, se va a hacer un importante esfuerzo inversor en la planta depuradora para fomentar la reutilización de las aguas y seguir potenciando el uso de agua del terciario en el riego de parques y jardines, para lo que se va a poner en marcha la nueva red de riego del Parque Hernández.
Además, se va a intentar “dar una nueva perspectiva natural” a los entornos de la periferia mediante la creación del nuevo parque rústico en el Barranco de Cabrerizas y una “máxima protección” de la Zona de Especial Conservación (ZEC), para lo que Medio Ambiente ha llegado a un acuerdo con el Ejército para acotar el Barranco del Nano con troncos para evitar la entrada de vehículos.

La continuidad de las inversiones financieras sostenibles en 2020, una incógnita

Respecto a la posibilidad de que se puedan llevar a cabo inversiones financieras sostenibles en 2020 con el superávit de 2019, al igual que se ha hecho en los dos años anteriores, Hassan Mohatar confió en que se pueda porque conlleva “una inyección bastante importante” de dinero para hacer “proyectos muy interesantes”, sobre todo en Medio Ambiente e Infraestructuras.
No obstante, recordó que esto depende de que la Ciudad Autónoma haya cumplido los plazos legales en el periodo medio de pago a proveedores, algo que dijo no saber si esto se cumplirá ni cuál es la situación ahora, aunque reconoció que en el tiempo que él estuvo a cargo de Hacienda, el pasado mes de diciembre, estaba “muy justito”.
Así, indicó que en los primeros meses de legislatura se ha producido una mayor tardanza en el pago de facturas a los proveedores, algo que excusó en la toma de posesión de los miembros del nuevo Gobierno y el tiempo que necesitan para hacerse cargo del área.
A todo ello, además, se suma el “hándicap bastante importante” que ha supuesto la remodelación del Ejecutivo que hubo que llevar a cabo en diciembre por la sentencia, el mes anterior, del Tribunal Supremo que obliga a que los gobiernos de Melilla y Ceuta estén conformados únicamente por personas electas.

Melilla Hoy.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.melillahoy.es