Melilla Hoy 23/10/2017
1 de abril de 2020, 6:35:11
Sucesos


Un migrante marroquí se encarama durante dos horas a un andamio para pedir asilo en España

El hombre, que bajó por su propio pie, amenazó con quitarse la vida

Por J.A.M.

Por espacio de dos horas un hombre de nacionalidad marroquí permaneció encaramado a uno de los andamios utilizados por el servicio de poda de la calle General Marina, desde donde denunciar que se le había denegado el asilo en nuestro país a pesar de asegurar que su vida corría peligro. El migrante amenazó con ingerir un líquido desconocido que llevaba en una botella si se le obligaba a bajar de la plataforma.



Durante todo este tiempo, los bomberos desplegaron una colchoneta inflable por si el hombre decidía arrojarse a la calzada desde el andamio. Agentes de la Policía Nacional intentaron convencer al hombre para que desistiera de su actitud y bajara. El hombre, visiblemente agitado, se dirigía a los presentes en árabe a voz en grito e incluso llegó a lanzar al aire varios documentos. Finalmente, la policía logró convencerle para que bajara por su propio pie y tras departir con uno de los agentes, fue conducido a un vehículo policial.

Según la escasa información facilitada, se trata de un hombre marroquí al que se le denegó el asilo en España y que incluso había protagonizado una huelga de hambre como medida de presión para ser trasladado a la península sin haber logrado lo que esperaba.

Felicitaciones
La consejera de Presidencia y Administraciones Públicas, Gloria Rojas, felicitó ayer por redes sociales a Policía Nacional, Local Bomberos, personal de Protección Civil, así como al resto de “profesionales que han participado en el dispositivo para evitar el suicidio de una persona en la calle General Marina. Profesionalidad, coordinación y rapidez”, apostilló.
Melilla Hoy.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.melillahoy.es