Melilla Hoy 23/10/2017
9 de abril de 2020, 6:11:36
Cultura

Cine en Melilla


Onward

Por Ana de la Rosa


Ian Lightfoot no ha conocido a su padre, porque musió antes de que naciera él. Es indeciso e introvertido, pero hace todo lo que puede para convertirse en un elfo seguro y fuerte. Está convencido de que podría serlo si su padre estuviera a su lado. A su hermano Barley, tres años mayor que él y bastante más corpulento e irreflexivo, le encanta la magia y se siente identificado con el pasado, pero lo pasa muy mal para tener éxito en el presente. Laurel, la madre, consiguió sacar a sus hijos adelante cuando falleció su marido.


Enérgica y muy trabajadora, pone el corazón en todo lo que hace y procura disfrutar al máximo de la vida junto a Ian y Barley. Ian cumple hoy 16 años y Laurel les da el regalo que les dejó su padre para esta ocasión. Se trata de una carta, un misterioso hechizo, un bastón de mago y una gema especial que les permitirá pasar un día con él.

Ian toma el bastón y sigue las instrucciones de su padre, pero solamente consigue reencarnarle a medias (de la cintura hasta los pies) porque la valiosa Gema del Fénix se destruye antes de concluir el proceso. Aún no está todo perdido, tienen 24 horas para encontrar otra gema e invocar a su padre antes de que expire el plazo y desparezca para siempre.

El lugar donde podrán encontrar esa única gema solo lo conoce la Manticora. Un híbrido mezcla de león, murciélago y escorpión, la Manticora tiene más de mil años, pero para su especie es como estar en plena madurez. En su tiempo, fue una intrépida guerrera propietaria de una oscura y misteriosa posada que, con el paso del tiempo y el olvido de la magia y la necesidad de correr aventuras, se ha transformado en un restaurante familiar. A bordo de Ginebra, la valiosa camioneta de Barley, los hermanos se embarcan en una búsqueda que pondrá a prueba su relación. Les sigue su madre, que ha buscado la ayuda de la Manticora.

Desde que era niño, Dan Scanlon (creció en Clawson, Michigan) amaba las caricaturas de Warner Bros., las películas animadas de Disney y los cortometrajes de Pixar. Esta pasión le llevó a estudiar cine y animación en la escuela secundaria y en la universidad, donde se centró en la ilustración en Columbus College of Art and Design (CCAD). Al graduarse de CCAD en 1994, comenzó a trabajar como animador y artista de historias para Character Builders. En 2001, se unió a Pixar Animation Studios como artista del guión gráfico en los galardonados largometrajes "Cars" (2003) y "Toy Story 3" (2010), trabajando en estrecha colaboración con los directores para llevar sus ideas a la pantalla, codirigiendo el cortometraje "Mater and the Ghostlight", que se incluye en el DVD "Cars". Además, escribió y dirigió la película de acción "Tracy", lanzada en 2009. Scanlon hizo su debut como director de largometraje animado en 2013 con "Monsters University", premiado con el Hollywood Animation Award 2013 de los Hollywood Film Awards.

En su papel de vicepresidente creativo, Scanlon está involucrado en la toma de decisiones creativas clave en el estudio y asesora sobre películas, tanto en desarrollo como en producción. Además de dirigir Onward, ha participado en la escritura del guión y la creación de la historia original. Precisamente respecto a la historia, Scanlon comenta: “La historia está inspirada en mi relación con mi hermano y la conexión con nuestro padre que falleció cuando yo tenía un año. Él siempre ha sido un misterio para nosotros. Un miembro de la familia nos envió una grabación suya en la que sólo decía dos palabras: 'Hola' y 'adiós'. Dos palabras. Pero para mi hermano y para mí, fue algo mágico”.

En el guión y la historia original también han participado Jason Headley Keith Bunin. Los realizadores decidieron instalar los seres fantásticos que pueblan las historias de otros tiempos (elfos, magos, duendes, dragones, cíclopes, gnomos y trolls, entre otras criaturas mitológicas) en el mundo actual. Se inspiraron en la zona de Los Ángeles y ubicaron su barrio de fantasía a las afueras de la ciudad, en un lugar ficticio similar a los que hay en la zona. Les sirvió de referencia Frogtown, cerca de Los Ángeles, y los barrios de las afueras de Sacramento. Equilibraron las formas inusuales con detalles como toldos, césped, buzones, postes de teléfono y casas estilo rancho de California.

En cuanto a la decoración del interior de las casas, debía coincidir con el exterior. Los artistas estudiaron las casas de adobe, estructuras orgánicas que utilizan técnicas de construcción antiguas, que tenían formas similares a las de New Mushroomton. Los detalles del interior de la casa también tienen elementos de fantasía. Por ejemplo, el protector contra salpicaduras y los pomos de las puertas de la casa de los Lightfoot tienen forma de elfo.

Aunque los personajes son fruto de la fantasía, los realizadores querían que tuvieran emociones y vivieran luchas internas similares a las de los humanos. Los elfos tienen rasgos y expresiones humanas, pero el hecho de que su apariencia sea puramente fantástica fue una ventaja a la hora de diferenciarlos visualmente de los humanos. El reto era conseguir que el espectador sintiera a los elfos como personajes reales. Por ejemplo, tuvieron que determinar cómo se verían las orejas de elfo con la luz que entra a través de ellos. Construyeron esculturas de cada una de las especies para establecer cómo encajarían en el mundo. Una vez definido el idioma, pudieron concentrarse en la familia protagonista, lIan, Barley y Laurel Lightfoot. Tenían que diseñar a los elfos como especie y que la familia compartiera rasgos.

El director de arte de personajes Matt Nolte presentó a Scanlon varias ideas para Ian. Pero el punto de inflexión llegó cuando Nolte se topó con un compañero de trabajo en los pasillos de Pixar. Comenta: "Nunca lo había conocido, pero tenía el encanto y el atractivo que le faltaba a nuestro Ian hasta ahora. Sus gestos eran perfectos. Era amable y se escondía detrás de una risa antes de hablar, y pensé que era genial. Más tarde, cuando el equipo de arte y yo estábamos en medio de una sesión de riffs, solo tener ese encuentro en mi cabeza marcó la diferencia. Lo extraño es que la mayoría de las opciones de forma no cambiaron; simplemente tenía un espíritu que no tenía antes". Con Barley, debía detectarse a primera vista que era el hermano mayor. Le dieron más corpulencia, algo de barba y pecas más oscuras y definidas. Su personalidad salvaje la demuestra en la forma de moverse.

Respecto al padre, Wilden Lightfoot, Scanlon dice: “Nos preguntábamos cómo podíamos hacer que los chicos supiesen que es su padre a pesar de estar incompleto. De ahí surgió la idea de crear medio padre. Era como el mensaje que me dejó mi padre en la cinta. Te da la idea de quién es esa persona y quieres saber más”. Primeramente pensaron que apareciera en trozos, pero hacer que arruinen el hechizo, deja a Ian con un sentimiento de culpa, que se alinea con su personaje: un niño que se cuestiona y duda de sí mismo. Pero descubrir cómo crear y animar unos pantalones fue un auténtico desafío. El supervisor de personajes Jeremie Talbot comenta cómo lo lograron: "Nos pusimos trajes ajustados de color verde, pantalones de color caqui y zapatos y bailamos alrededor de un escenario de mo-cap. Nos vendaron los ojos y nos ataron los brazos a la espalda para tropezar mientras intentábamos subir a las cajas. Más tarde, nos quitamos la parte superior del cuerpo gracias a la magia de la película para que todos pudiéramos concentrarnos en los pantalones ". Canseguir el aspecto final, exigió un trabajo de coordinación entre varios departamentos.

Una de las secuencias clave de la película es en la que los hermanos deben atravesar un profundo abismo, pero la palanca que acciona el puente levadizo se encuentra en el lado opuesto. Ian debe hacer uso de su poder mágico para atravesar el vacío, toda una metáfora sobre superación de miedos, madurez de espíritu y confianza en los que nos rodean y nosotros mismos. Para captar esta compleja emoción, los cineastas decidieron dar el salto ellos mismos, virtualmente. Utilizando el conjunto completo, se pusieron auriculares VR y dieron pasos tentativos desde una repisa mucho más pequeña sobre el abismo virtual, obteniendo imágenes de referencia para capturar tanto las expresiones como el lenguaje corporal. El supervisor de efectos Vincent Serritella y el equipo de efectos agregaron la magia a la secuencia. La banda sonora original ha sido compuesta por los hermanos Mychael y Jeff Danna, premiados con el Oscar y el Globo de Oro por “La vida de Pi”, de Ang Lee.

La canción de los créditos finales, "Carried Me With You”, está interpretada por Brandi Carlile, ganadora del GRAMMY en cinco ocasiones.

Melilla Hoy.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.melillahoy.es