Melilla Hoy 23/10/2017
8 de abril de 2020, 15:04:41
Editorial


EDITORIAL

Continúan el encierro y la paralización


El famoso dicho periodístico de “no noticias, buenas noticias” se puede aplicar solo parcialmente en nuestro caso. No hay noticias respecto a la pregunta fundamental que es la de cuándo va a terminar esta excepcional situación de alarma en la que nos encontramos. El presidente de nuestro Gobierno, Pedro Sánchez, dio el sábado por la noche una larga, larguísima, demostración de cómo se puede hablar mucho aclarando nada. pablo Casado la describió muy bien:”sin comentarios” . Si su propósito era intentar transmitir a los españoles que el Gobierno ha hecho y sigue haciendo todo lo debido no lo consiguió, sino que logró todo lo contrario, aumentar la idea de que su Gobierno, con él a la cabeza, ha actuado tarde y mal, que ha habido -y sigue habiendo- mucho de “vamos a hacer....” y muy poco de “hemos hecho...”.



Llegó la primavera, continúan el encierro y la paralización. Siempre hemos creído que solo se morían los otros. Ahora comprobamos la proximidad de lo contrario. Sin que oír una y otra vez el famoso “Resistiré” del Dúo Dinámico nos termine de ahuyentar la angustia.

Es habitual en nuestro periódico que el Editorial del lunes se dedique al deporte, que ahora se encuentra paralizado, en la misma situación que todas las demás actividades humanas en España, y también en otros países aunque, con la excepción de Italia, no con la misma intensidad. No hay competición, no hay noticias deportivas, por mucho que periódicos deportivos, como el Marca, den vueltas y revueltas para poder escribir algo.

Con ese intento de hablar de lo que casi no existe nos enteramos, por ejemplo, de que el Barcelona, que es “más que un club”, quiere iniciar un ERTE o una reducción del salario de todos sus empleados, jugadores incluidos: del dispendio de ayer se ha pasado a las penurias de hoy. También, que la pérdidas ocasionadas por los ceses de las competiciones deportivas son enormes, de unos 700 millones de euros para la liga de fútbol italiana, por ejemplo. Que los entrenadores advierten que, en el indeterminado momento en el que todo este pandemonium termine, harán falta varias semanas de entrenamiento antes de poder empezar a competir. O que el toledano-melillense Feliciano López, insigne tenista y actual director del Mutua Madrid Open -torneo que ha tenido que ser cancelado este año- concluye, con acierto, que “los políticos no están preparados para gestionar algo así”.

Es muy sensato lo que declaró y publicamos ayer el entrenador del primer equipo de baloncesto de Melilla, Alejandro Alcoba: “Yo daría por finalizada la Liga, sin que hubiera ascensos ni descensos”. Es más que probable que sea eso lo que finalmente suceda, en el baloncesto y en otros muchos deportes. Incluso la celebración de los Juegos Olímpicos de Tokio es poco probable, entre otras muchas razones porque unos Juegos, como cualquier otro gran evento, sin medios de comunicación que los difundan, prácticamente no existirían.

Y para terminar, otro mazazo, aunque esperado: el presidente del Gobierno comunicó ayer que el estado de excepción, de encierro forzado, de paralización de todo tipo de actividades, se prolongará otros quince días más, hasta después de la Semana Santa y tras las autorizaciones pertinentes del Consejo de Ministros y del Congreso de los Diputados. Los retrasos, el vamos a manifestarnos y el no pasa nada del ayer son las angustias y las ampliadas limitaciones de la libertad -para los ciudadanos- del hoy.

Frases

Es muy sensato lo que declaró el entrenador del primer equipo de baloncesto de Melilla, Alejandro Alcoba: “Yo daría por finalizada la Liga, sin que hubiera ascensos ni descensos”.

Los retrasos, el vamos a manifestarnos y el no pasa nada del ayer son las angustias y las limitaciones de la libertad -para los ciudadanos- del hoy.

Melilla Hoy.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.melillahoy.es