Melilla Hoy 23/10/2017
2 de junio de 2020, 12:25:12
Sociedad


Cáritas distribuye entre las cien familias que acoge una ayuda para productos de primera necesidad

El contacto con los usuarios y las nuevas familias que acuden en busca de auxilio se hace por teléfono y a través de la web

Por J.A.M.

La directora de Cáritas Interparroquial en Melilla, Pilar Illázquez, informó que, cumpliendo las medidas decretadas por el Gobierno, desde el 13 de marzo mantienen sus puertas cerradas, pero no así sus servicios, que siguen en activo. A las cien familias acogidas que tiene la institución, se les ha concedido una pequeña ayuda económica para que puedan adquirir productos de primera necesidad para hacer frente a sus necesidades.


Pillar Illázquez explicó a este Diario que Cáritas cerró sus puertas el mismo día que se decretó el Estado de Alarma, tal como se exigía. “Se cerró la atención directa al pública, pero desde casa, tanto la secretaria, como yo y como el propio vicario, seguimos trabajando. En la puerta de Cáritas Interparroquial hemos puesto un cartel con correo electrónico al que dirigirse y el teléfono de contacto: 952684200. Las distintas Cáritas de Melilla ha hecho lo mismo, para no desatender a nadie”, dijo.

Situación
Asegura que están recibiendo “muchas llamadas y no solo de las más de cien familias que tenemos en Cáritas Interparroquial acogidas en programas desde hace años, sino también mucha gente que lo hace por primera vez buscando ayuda”. La institución mantiene un contacto constante con las familias acogidas, “para ver cómo están y lo que necesitan, y les decimos que aquí estamos, que no hemos cerrado y no las hemos dejado solas”.

Pero reconoce que en Cáritas son muchas las limitaciones, en especial económicas, con las que cuentan, por lo que no pueden hacer frente a las nuevas situaciones que se están produciendo de personas que, por la situación actual, se ven abocadas a recurrir a sus servicios. Indica Illázquez que a todas estas personas se las están derivando a los servicios sociales, al 010 en busca de información y al Banco de Alimentos.

Ayuda económica
Señaló que la mayoría de los voluntarios de Cáritas son personas mayores, personal de riesgo y que por eso se ha suspendido la atención personal y el reparto de alimentos y que la decisión adoptada ha sido la de entregar a las algo más de cien familias censadas y acogidas en la institución desde hace años, una pequeña ayuda económica para realizar una compra quincenal de productos de primera necesidad. Este dinero deberán justificarlo después con los recibos de compra.
“Nos parece que la ayuda de alimentos es positiva, pero les damos una bolsa con unos productos básicos y seguro que precisan de otros, y por eso hemos preferido darles esta pequeña ayuda económica para hacer una compra ellos mismos de lo que necesitan. Pero deben justificar después qué han comprado”, reitera
Reconoce que “ha corrido la voz” de que han concedido esta pequeña ayuda y que son muchas las personas que llaman pidiendo el dinero, pero aclara que ni Cáritas tiene fondos para ello, porque este dinero procede de sus fondos, ni pueden generalizar la ayuda. Solo se la han cado a aquellas familias con las que llevan años trabajando.

Indicó que el dinero no es para pagar el alquiler o el recibo de la luz o el agua, porque “se ha decretado que no puede cortarse la luz ni el agua a nadie, y porque sabemos que la Ciudad Autónoma va a poner en marcha un programa especial de ayudas al alquiler, así que nuestra pequeña aportación es para alimentos”.

Con fondos propios
Cáritas está funcionado con “fondos propios, que no son muchos, pero los compartimos con quienes más lo necesitan, y llegaremos hasta donde se pueda llegar”. La obra social de la Iglesia se nutre también de las aportaciones de los socios y de los donantes, y “con ello ingresamos para poder seguir trabajando”.

Dejó de manifiesto Pilar Illázquez el que Cáritas tenga las puertas cerradas no significa que no se esté ayudando al que lo necesita, porque el teléfono permite esta comunicación. Allí se les asesora e informa de lo que tienen que hacer. También indicó que es “muy importante que las personas necesitadas, que van a seguir aumentando a lo largo de estas semanas, acudan al estamento público que tiene la obligación de solventar la situación, y nosotros seguiremos atendiendo en la medida de nuestras posibilidades, pero hay que tener claro que los pobres son los que más van a sufrir esta situación”, apostilló la directora de Cáritas.

Melilla Hoy.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.melillahoy.es