Melilla Hoy 23/10/2017
2 de junio de 2020, 3:53:53
Educación


Las familias de CEAPA piden “dosificar” las “excesivas” tareas escolares a distancia

La confederación reclama, además, que estas tareas no sean evaluables ante “la brecha digital que sufren muchos hogares”

Por Carlos R. Busto

Para la confederación es “importante”, de igual modo, “no precipitarse a la hora de decidir la fecha de fin de curso, aunque suponga optar por su posible ampliación o incluso por la adopción de otras fórmulas alternativas”. Las familias emplazan a buscar la forma de no impartir “el contenido a la carrera” para que el alumnado no sea “doblemente víctima de este confinamiento”.


La Confederación Española de Asociaciones de Madres y Padres del Alumnado (CEAPA) pide “dosificar” las tareas a distancia que reciben los escolares, como los de los distintos centros educativos en Melilla, desde la suspensión de clases por el coronavirus, ya que las consideran “en su mayoría excesivas”. Además, exige que no sean evaluables “ante la brecha digital que sufren muchos hogares y la diversidad y heterogeneidad de las actividades docentes que se están desarrollando, tanto cualitativamente como cuantitativamente”.
En un comunicado, la confederación de asociaciones de madres y padres de la escuela pública defiende que ante esta “situación excepcional” deben tomarse “medidas extraordinarias” que se adapten a “la realidad del alumnado y de sus familias, ya que el acceso virtual a las aulas y los contenidos de cada materia no resulta igualitario”.
“No debemos olvidar las disparidades que genera la educación a distancia, ya que no todo el alumnado tiene ordenador y acceso a internet, ni todas las familias poseen dispositivos para teletrabajo y estudio, a lo que se suma la también dispar alfabetización digital de muchas madres y padres o la falta de tiempo y espacio adecuado para el estudio en la realización de en estas tareas”, recalca la presidenta de CEAPA, Leticia Cardenal.
La confederación pide también que las administraciones educativas tengan en cuenta a las familias “en la toma de decisiones educativas y poner en el centro el interés superior del menor en estos momentos difíciles en los que los hogares se han convertido en los improvisados centros escolares del país, con las particularidades de cada vivienda y diferentes situaciones familiares existentes”.
Las familias de la escuela pública reclaman, por otra parte, garantizar una alimentación “sana, saludable y digna a todo el alumnado vulnerable, ya que los criterios seguidos por algunas comunidades no aseguran que todos los menores en riesgo de exclusión becados en el comedor escolar tengan acceso a las comidas diarias”, apuntaron.
Melilla Hoy.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.melillahoy.es