Melilla Hoy 23/10/2017
4 de junio de 2020, 15:51:11
Sociedad


Segundo Merino: “Di positivo en coronavirus hace 17 días y a mi familia no les quieren hacer las pruebas”

Este paciente critica la “mala gestión” por parte de las autoridades ya que asegura que dan por hecho que todos los melillenses van a acabar contagiándose “antes o después” porque “tampoco hay test para hacer las pruebas”

Por Lorena JapĆ³n

Segundo Merino, un melillense que dio positivo en coronavirus hace 17 días, ha explicado a este Diario cómo es vivir con una enfermedad que “te deja deshecho” y por qué a su familia no les quieren hacer las pruebas a pesar de haber estado en contacto directo con él. También, critica la “mala gestión” de las autoridades ya que dan por hecho que todos los melillenses van a acabar contagiándose “antes o después” y que no hay test para hacer las pruebas. Merino es conocido en la ciudad tanto en su faceta laboral como antiguo empleado de Iberia, deportiva por su destacada trayectoria en la vela y en política como ultimo secretario de comunicación de VOX.


Segundo Merino es un melillense que dio positivo en COVID-19 hace ya diecisiete días y que ahora, poco a poco, está mejorando en su casa después de haberlo pasado “terriblemente mal”. Después de darle vueltas, aseguró a este Diario que no ha conseguido averiguar ni en qué momento ni cómo ha podido contagiarse por coronavirus ya que nadie de su familia, ni su entorno, ni sus amigos han dado positivo y tampoco se ha ido de viaje.

Síntomas del COVID-19
Contó que un día empezó a tener los síntomas como tos, malestar general, fiebre, vómitos, y diarrea. “Esta enfermedad te deja deshecho, depende de la persona es más fuerte, pero lo he pasado muy mal, la carga viral ha sido tremenda, fue horrible”, dijo.

Además, cree que lo peor de todo ha sido la “mala gestión” de las autoridades con esta enfermedad, “pero no es una crítica al personal sanitario que está haciendo todo lo que puede y más sin medios”. Merino padece una cardiopatía diagnosticada hace 15 años, es hipertenso y diabético, pero aún “con todos los síntomas de la enfermedad y con todos esos antecedentes llamé hasta en 4 ocasiones durante diez días al 061 diciéndoles que me encontraba fatal”.
“No me hicieron las pruebas aún con los síntomas y ser un paciente de riesgo, llamé a mi médico de cabecera y le dije que estaba mal, no podía dormir con los síntomas del coronavirus y gracias a él, después de 11 días vinieron a hacerme las pruebas”, reveló.

A los dos días le dijeron que era positivo en COVID-19 y desde entonces ha estado en aislamiento severo, en una habitación de su casa con un baño propio, utilizando cosas que sean desechables porque todo lo tiene que tirar en una basura aparte.

Este melillense pidió que le hicieran las pruebas a su familia porque estuvieron durante once días en contacto con él, pero le dijeron que no ya que “dan por hecho que como han estado conmigo que se contagiarán antes o después”. Fue cuando les dijo que tendrían que salir a la calle comprar y le respondieron que salieran con guantes y mascarillas.
“Pero el uso de mascarilla no es para no contagiar a los demás sino para protegerte tú, si no saben que están contagiados, van a contagiar a los demás”, sostuvo.

Aunque dejó claro que su familia no ha salido del domicilio desde que se enteraron que era positivo, están en otras habitaciones, y se comunican por teléfono, WhatsApp o a gritos.

A los tres días de ser positivo, Merino tuvo problemas en el pecho y le trasladaron en ambulancia con todas las medidas, a las once de la noche, al Hospital para hacerle una placa. Cuando llegó, le aislaron en una habitación, le hicieron una placa que salió bien, por lo que, le dieron el alta comunicándole que una ambulancia le llevaría a casa.

Resaltó que cuando bajó para montarse a la ambulancia, había dos personas sentadas dentro y el técnico le dijo que iban a llevarlos a casa porque eran positivos de coronavirus.
“Pretende que vayamos tres personas con coronavirus en una ambulancia, sin saber qué carga vírica tienen cuando mi sistema inmunológico está por los suelos y cuando hay un Decreto que dice que solo puede ir una persona en un coche”, comentó.

Expuso que no se subió a la ambulancia, volvió a una habitación aislada del Comarcal y le comunicaron que el médico del 061 ha dicho que la ambulancia no iba a volver a las doce de la noche a por él. Apuntó que por el interfono le dijeron que le habían dado el alta y que no podía estar en el Hospital, pero que “la ambulancia no iba a acudir.

Después, le informaron de que estaban intentando que fuese una ambulancia y que barajaban que se quedase ingresado hasta las 7:00 horas. Merino empezó a gritar y comenzaron a aparecer médicos, enfermeros, celadores y hasta las 2:30 horas de la mañana tuvo que estar en la habitación hasta que fue a recogerle una ambulancia.

Destacó que desde entonces le llaman un par de veces al día para hacerle un control porque cuando pase los 14 días de aislamiento tienen que pasar otros 14 días sin síntomas.
“Ya me han dicho que no van a volver a hacerme la prueba y que si no tenía síntomas entienden que ya he dejado de ser positivo”, concluyó.

“Están dando por bueno que mueran 800 personas diarias”
Segundo Merino aseguró que no hacen pruebas porque no hay test para hacerlas, en familia hay un miembro de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y ha comunicado que ha estado en contacto con él, le han apartado y lleva seis días esperando a que les hagan las pruebas.

Este melillense cree que no se están haciendo los test para que las estadísticas no suban y criticó la gestión por parte de las autoridades ya que “no valen siglas, colores, ni partidos políticos, se trata de salvar la vida, está en manos de incompetentes, ineptos y de gente que no tiene idea de lo que está pasando”.
“Estamos admitiendo como que es normal que estén muriendo 800 personas diarias y lo estamos dando por bueno, ¿qué pasa que los mayores de 60 años ya no tienen derecho a vivir?”, sostuvo.

Además, señaló que “dan por hecho que nos vamos a contagiar todos, intentan que sea de forma paulatina para que no se colapsen las UCIS, pero va a dar lugar de que si no sé si soy positivo, voy a contagiar a mucha gente y va a haber muchos muertos”.

Por último, pidió a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, al personal sanitario y a las Fuerzas Armadas que se protejan porque “la enfermedad encuentra el resquicio para joderte la vida, ánimo a todos y los que estén pasando la enfermedad quiero decirles que hay esperanza, que se recuperen, que lo lleven lo mejor posible y que luchen todos los días”.
Melilla Hoy.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.melillahoy.es