Melilla Hoy 23/10/2017
4 de junio de 2020, 12:46:09
Cultura


Fernández Treviño apuesta porque en junio se puedan recuperar actividades culturales al aire libre

Se pospone a septiembre la Semana de Cine y algunas representaciones teatrales de compañías nacionales incluso se trasladan a febrero

Por J.A.M.

La consejera de Cultura, Elena Fernández Treviño, considera como un hecho positivo que el Gobierno central haya establecido ya un calendario por fases para la desescalada de las medidas de confinamiento contra el coronavirus, porque prevé una recuperación paulatina de la actividad cultural. Señala que desde su área ya se trabaja en un posible calendario de actividades, a iniciar probablemente en junio con la participación de compañías locales. Los eventos que suponen un mayor volumen de personas se posponen para más adelante, como la Semana de Cine que pasa a septiembre.


En declaraciones a este Diario, la consejera explica que con anterioridad al estado de alarma se había confeccionado una amplia programación de actividades a desarrollar a lo largo del año que, a consecuencia de la orden de confinamiento y paralización de las actividades comerciales y sociales públicas, ha tenido que suspenderse o aplazarse en el tiempo.

Aplazamientos
Ejemplo de ello es que ayer, 29 de abril, Día Internacional de la Danza, se había previsto una actividad artística en el Teatro Kursaal Fernando Arrabal que, “lógicamente, hemos tenido que suspender”. No obstante, lo positivo es que el Gobierno central ya ha presentado un plan con las fases para la desescalada de las medidas de confinamiento.

Entre tanto, aquellas acciones o actividades que estaban previstas para el mes de mayo en el calendario de eventos del teatro Kursaal, que forma parte del Programa Platea (Programa Estatal de Circulación de Espectáculos de Artes Escénicas en Espacios de las Entidades Locales), se han derivado a otras fechas en previsión de que no se podían celebrar. Son, por lo general, montajes artísticos de compañías nacionales que en estos momentos no pueden girar y, mucho menos, desplazarse a Melilla.

También se ha había previsto con la Orquesta Ciudad de Melilla el estreno de la Zarzuela Katiuska el 11 de mayo, que se traslada previsiblemente a septiembre, porque solo podría cubrirse un tercio del aforo y porque, además, precisa de la participación de cuarenta músicos sobre el escenario, con lo que no se podrían cumplir las medidas de distanciamiento social.

También se ha pospuesto, al 5 y 6 de febrero, el estreno de la obra Orlando prevista para los días 18 al 24 de mayo. A finales de mayo se había programado una obra de Acróbata y Arlequín de la compañía La Maquiné, pero se ha tenido que suspender.

Junio
Eso no quita que quede paralizada la actividad cultural y más cuando se inicie la desescalada. Por ese motivo no descarta que, a mediados de junio, aunque sea con la mitad de aforo permitido, el teatro Kursaal pueda reabrir sus puertas con un evento protagonizado por agrupaciones o compañías locales. No descarta que pueda ser coincidiendo con el Día Internacional de la Música, entre el 19 y 21 de junio. Aún se trabaja en estos preparativos.

Con respecto a la Semana de Cine, que se había pospuesto ya para junio, “para ser prudentes”, se ha decidido aplazarla a la semana del 7 al 13 de septiembre, tras la feria.

Sí que se plantea trasladar a junio aquellos espectáculos al aire libre que permitan un tercio de aforo, siempre dentro de las limitaciones fijadas, y con la participación de grupos locales, como podría ser por ejemplo el Hospital del Rey con el ciclo de microteatro. “Estas son algunas de las ideas que estamos barajando por el momento”, deja patente la consejera.

Todo sujeto a la evolución de la pandemia
“Todo este modelo de previsión de posibles actos culturales está sujeto a los datos que vamos teniendo de desescalada quincenalmente porque, aunque hay una planificación del Gobierno, estamos sujetos siempre a esa incertidumbre, con nuevos datos, de que se tenga que mantener o frenar ese calendario”, añade Elena Fernández Treviño.

Por ese motivo el mes de mayo “lo tenemos en blanco en cuanto a actividades que siempre conllevan concurrencia de personas y creemos más lógico pensar en junio, y que aquellos eventos que impliquen mayor concentración de personas, pasen a septiembre, porque no creo que antes se puedan hacer actividades masivas”. Por el momento, se habla de programar eventos que “impliquen pocas personas o aforos reducidos”.

Preguntada sobre si se celebrará finalmente San Juan o la Romería del Rocío y si se está planificando la feria, manifestó la consejera que se sigue trabajando en todas estas cuestiones y que en una próxima rueda de prensa espera poder resolver algunas dudas al respecto.
Melilla Hoy.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.melillahoy.es