Melilla Hoy 08/07/2020
10 de julio de 2020, 0:51:55
Educación


Las entidades de la CME consideran que el COVID-19 ha empeorado la calidad de la enseñanza en Melilla

Recuerdan que fue necesaria la intervención de la Comisión de Educación de Naciones Unidas para que la población no escolarizada pueda acceder a un derecho universal

Por Redacción

Las entidades que participan en la organización de la Campaña Mundial de la Educación (CME) en Melilla consideran que la pandemia de coronavirus ha venido a empeorar la calidad de la enseñanza en la ciudad con una “recarga mayor del sobreesfuerzo que ya hacia el profesorado en su jornada laboral y un aumento de la discriminación escolar debido a la brecha digital”. Además, recuerdan que ha sido necesaria la intervención de la Comisión de Educación de Naciones Unidas para que la población no escolarizada pueda acceder a un derecho universal.


Las entidades que participan en la organización de la Campaña Mundial de la Educación en Melilla siguen valorando, años tras año, la educación en la ciudad ya que “la defensa de la educación como un derecho universal de todas las personas no solo es una reclamación que hacemos para el resto del mundo, sino también para nuestra ciudad”.”
Indican que las ratios que el profesorado “venía soportando” no han variado sustancialmente a pesar de las iniciativas que se han tomado. Algunos centros han construido nuevas aulas, y las nuevas aulas modulares han funcionado, pero creen que “no han supuesto un desahogo que se haya podido apreciar en la mayoría de los centros melillenses en cuanto a disminución del número de estudiantes por clase”.

En el apartado de nuevas construcciones educativas, expresan que la edificación definitiva del nuevo centro de secundaria del Jardín Valenciano no ha contribuido a la disminución de la ratio, debido a que hasta el curso que viene no se trasladará el profesorado y alumnado del centro ubicado actualmente en la Escuela de Arte.

Esta medida, que tiene justificación pedagógica y logística, dado que se pretende evitar el traslado en medio del curso, les recuerda que el “nuevo centro ya existía sin edificio y, por tanto, sólo en parte vendrá a disminuir la ratio de Secundaria el próximo año escolar”.

No obstante, aseguran que lo que resulta “desastroso” es que, como consecuencia del plan de contingencia de la Ciudad Autónoma, se haya retrasado un año más la construcción de un nuevo centro de educación Primaria en el cuartel Gabriel de Morales.
“No considerar una prioridad destinar un espacio físico para las construcciones escolares desde la Ciudad Autónoma es algo inexplicable para un gobierno local”, dicen.

En cuanto al caso de algunas decenas de escolares que no se habían escolarizado en la ciudad a pesar de la declaración institucional del Gobierno de España en el 30 aniversario de la Convención de los derechos del niño afirmando su "voluntad de perseverar en el pleno cumplimiento de la Convención en su conocimiento y difusión y en aplicación de las observaciones finales y recomendaciones que el Comité de los Derechos del niño traslada a nuestro país", solo se ha hecho efectiva la escolarización de una niña de las que cuentan con resolución de la Comisión de Educación de Naciones Unidas.

Las entidades recuerdan que las necesidades educativas específicas no tuvieron un buen comienzo de curso por la falta de servicio de transporte escolar para el alumnado con movilidad reducida, que tuvo que esperar hasta finales de noviembre para disponer de este.

Por todo ello, concluyen que el final de este curso puede calificarse como “un paso atrás” en la calidad de la enseñanza en la ciudad, a pesar del sobresfuerzo que las nuevas condiciones de trabajo requieren a partir de esta “difícil situación”.
Melilla Hoy.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.melillahoy.es