Melilla Hoy 23/10/2017
27 de mayo de 2020, 22:57:01
Editorial


El pasillo humanitario que tanto demandaban


Lo de ayer fue una buena noticia para todos, los primeros para los afectados, que llevaban dos meses de pesadillas lejos de sus hogares y de sus familias


Después de dos meses solicitándolo las autoridades españolas, tanto del gobierno como de la oposición, Marruecos accedió ayer al fin a abrir un "pasillo humanitario" para permitir el regreso de parte de sus nacionales atrapados en Melilla. Ayer pudieron hacerlo unos 130 aunque Marruecos había aceptado una lista de 200, pero 70 no acudieron a la cita por motivos desconocidos. Apuntan fuentes organizadoras de las mismas que uno de los problemas que han encontrado es que no habían apuntado los teléfonos de todas estas personas, por lo que ha habido dificultad para contactar con ellos.

En la misma frontera, tal y como pudo comprobar MELILLA HOY, se concentró un número importante de personas esperando que se iniciara el pasillo humanitario. La Policía Nacional, provisto con el listado de las 200 personas autorizadas para pasar, estuvo llamando uno a uno a los que se aprobó pasar a Marruecos. A pesar de que sobraron 70 plazas, por ausencia, solo se dejaron cruzar a Marruecos a las personas que integraban las listas, realizadas por la Delegación del Gobierno y la Consejería de Política Sociales y aceptadas por Marruecos, porque otra cosa no iba ser admitido por el vecino país, como nuevos nombres sobre la marcha. Lo importante, han destacado los organizadores, es la voluntad expresada por Marruecos de permitir estas entradas, algo a lo que se había negado hasta ahora, siendo uno de los pocos países del mundo que no aceptaba el paso de personas, incluso de sus nacionales, por la pandemia del coronavirus.

A lo de ayer, se sumarán en estos días otros grupos. Hay que tener en cuenta que en Melilla se calcula que la cifra de marroquíes bloqueados en la ciudad oscila entre los 500 y los 700, porque a los que están acogidos en los campamentos provisionales instalados en el la Plaza de Toros, el complejo V Pino y en el Cementerio Musulmán, hay que sumarles los que están en casas de familiares o en pisos de alquiler, que también desean regresar a su país.

Lo ocurriedo es una buena noticia para todos, los primeros para los afectados, que llevaban dos meses de pesadillas lejos de sus hogares y de sus familias. Ahora pasarán un confinamiento de 14 días en Saidía con todos los gastos pagados, para luego poder regresar a sus hogares y celebrar, aunque sea con retraso, la fiesta del final del Ramadán.
Melilla Hoy.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.melillahoy.es