Melilla Hoy 09/07/2020
10 de julio de 2020, 3:01:41
Educación


Marmolejo considera un motivo de orgullo que la Escuela de Empresariales llegara a tener su propia tuna

Indica el Decano de la Facultad de Ciencias Sociales y Jurídicas de la UGR en Melilla, que la reconocida agrupación musical melillense “supuso un importante hito” para el centro

Por J.A.M.

Con ocasión del 40 aniversario de la Escuela Universitaria de Estudios Empresariales de Melilla, Juan Antonio Marmolejo, decano de la Facultad de Ciencias Sociales y Jurídicas de Melilla, asegura que es un motivo de orgullo que dentro del movimiento estudiantil melillense, se dieran las condiciones para el nacimiento de la Tuna de Empresariales; una agrupación que a lo largo de los años no ha hecho sino acumular premios y reconocimientos y llevar el nombre de la escuela y de Melilla, allá por donde se ha paseado.


Juan Antonio Marmolejo asegura a MELILLA HOY, que, para la antigua Escuela Universitaria de Estudios Empresariales, germen de la actual Facultad de Ciencias Sociales y Jurídicas de Melilla, “supuso un importante hito, y hay que decirlo así, que se constituyese la Tuna Universitaria en Empresariales, que hoy en día es conocida como la Tuna de Melilla”.

La Tuna
Señala que “no hay que olvidar nunca que es nuestra tuna, porque se crea en nuestro centro universitario”, y porque su nacimiento permitió “hacernos ver más allá de lo que es Melilla porque ha ganado muchísimos premios nacionales e internacionales”. Asegura Marmolejo que, en la escuela, hoy facultad, “siempre hemos llevado con mucho orgullo el que la tuna nos haya representado en todos los lugares del mundo por los que ha pasado, haciéndonos presente en todos ellos”.

La creación de la agrupación musical estudiantil “supuso una pequeña revolución porque cuando empezó, hace ya muchos años, fue a iniciativa de un grupo de estudiantes del centro, pero no fue algo cerrado, sino que permitió la llegada de alumnos de otros centros, por ejemplo, de la antigua escuela de Magisterio, con independencia de que naciera en nuestra escuela y la mayoría de integrantes fueran de Empresariales”.

La tuna, poco a poco y a lo largo de los años “se fue llenando de estudiantes que tenían esa inquietud y salir a las calles” con la agrupación, disfrutando de sus actividades. En lo que respecta a la Escuela “sí que contar con una tuna fue un espaldarazo muy importante para el centro porque por los lugares a los que ha ido, nos ha representado y el nombre de nuestra antigua Escuela Universitaria de Estudios Empresariales ha estado presente en España y el mundo”.

Fue una idea que cataloga de “revolucionaria” para Melilla, que se sumaba al resurgir de las tunas en el mundo universitario español. Su constitución en la ciudad “supuso un antes y un después, porque atrajo también a una serie de estudiantes que querían hacer estos estudios, y para los que la guinda a todo ello era poder entrar en la tuna, porque creo que, sin duda, es una experiencia muy bonita”.

La Facultad no olvida a su tuna, y de hecho explica su decano que este año se han organizado talleres de tuna para “seguir captando a estudiantes y esperemos que, poco a poco, nuestra tuna se vaya renovando, se vaya llenando de estudiantes noveles que sigan con este entusiasmo que tienen los veteranos que, hoy por hoy, componen la cuarentuna de Melilla o Tuna de Empresariales de Melilla”, indicó.

Marmolejo reiteró que la tuna “sigue paseando nuestro nombre por todo el mundo, ha ganado muchos premios y certámenes y es para nosotros un orgullo que lleve nuestro nombre”, y apostilla que sirvió también para que “estudiantes que empezaban una carrera en la ciudad, vieran en ella una vía para conocer que en la vida universitaria no todo es estudiar, sino que también tenía una parte muy bonita como era la de pertenecer al mundo de las tunas”, dijo.

Historia
Tras su publicación en BOE del 1 de septiembre de 1978, la Facultad de Ciencias Sociales nace oficialmente en Melilla el 1979, como Escuela Universitaria de Estudios Empresariales, comenzó el primer curso 1979/80 con una plantilla de ocho personas, de las cuales seis eran profesores, un conserje y un administrativo” y “siempre hemos optimizado los recursos humanos al máximo”, según recoge la web de la UGR.

Se habilitó para emplazarla, un antiguo mercado de mayoristas, que anteriormente albergaba la Escuela Pericial de Comercio, transformado “a duras penas en espacios que hacían el papel, bien de pequeños despachos eso sí, sin mesas, bien de destartaladas aulas”.

Cambiaron de ubicación a finales de 1985, pasando a compartir edificio con la Escuela Universitaria del Profesorado. En 1990 aumentaron las titulaciones, incorporando la Diplomatura en Relaciones Laborales. En el año 2000 añadieron una nueva diplomatura: Gestión y Administración Pública, siendo el primer Centro de la Universidad de Granada en impartir esta nueva titulación. En el curso académico 2010/2011 comienzan a impartirse los Grados en Administración y Dirección de Empresas; Relaciones Laborales y Recursos Humanos y Gestión y Administración Pública. Recientemente, en el curso académico 2014/2015 se incorpora el doble Grado en Administración y Dirección de Empresas y Derecho.
“Tenemos el honor de ser una de las pocas Universidades con Campus permanente en dos continentes distintos. Hemos superado múltiples problemas a lo largo de todos estos años, el mayor de ellos se produjo por la falta de financiación para nuestro Campus, este problema ha sido solucionado definitivamente por parte del Ministerio de Educación y Cultura mediante una partida presupuestaria de la Administración Central a nuestra Universidad para la financiación de los Campus de Melilla y Ceuta”, aseguran.

En la actualidad la Facultad da respuesta al mercado laboral melillense, con la incorporación de nuevos planes de estudio, la celebración de ciclos de conferencias y la planificación anual de diversos cursos para nuestros estudiantes y de reciclaje para nuestros antiguos alumnos.

Un referente
“Todas estas actividades nos han permitido convertir a nuestro centro universitario en el referente cultural del ámbito económico y financiero de nuestra ciudad”, apostillan sus responsables. Además, en los últimos años “hemos recibido un fuerte respaldo tanto de nuestras autoridades académicas, expresado en su constante preocupación por nuestro centro, como de las autoridades locales reflejado en la necesaria inyección económica realizada por la Ciudad Autónoma. que se materializará, entre otras cosas, en una mejora de las infraestructuras del Campus”.
“Melilla, ciudad multicultural, encuentra en el Campus universitario la necesaria convivencia entre las diferentes etnias”, no en vano, el Campus de Melilla se convierte “en ejemplo de respeto, convivencia y conocimiento de diversas culturas, hasta tal punto que la diferencia por etnias simplemente no existe en el plano académico ni en el plano social”, manifiestan.
Melilla Hoy.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.melillahoy.es