Melilla Hoy 23/10/2017
4 de junio de 2020, 14:19:04
Política


Presidencia cede a Salud Pública la guarda y destino de los nueve mil test rápidos de covid-19

La decisión se adoptó ayer en la reunión que celebró el Gabinete de Crisis de la Ciudad Autónoma que preside Eduardo de Castro

Por J.A.M.

La Dirección General de Salud Pública se hará cargo de la custodia y el uso a dar a los nueve mil test rápidos de coronavirus adquiridos por la Ciudad Autónoma, según lo anunció ayer el presidente Eduardo de Castro, que asegura que estas pruebas vienen avaladas por el Instituto de Salud Carlos III de Madrid y que tienen una fiabilidad del 96%. La decisión del destino de estas pruebas se adoptó ayer en la reunión del Gabinete de Crisis de la Ciudad.


En rueda de prensa, Eduardo de Castro explicó que ayer se reunió el gabinete de crisis por el covid-19 de la Ciudad, un órgano que se constituyó con el objeto de asesorar al presidente del Ejecutivo local en cuestiones de emergencia relacionadas con el coronavirus. En esta ocasión para determinar qué destino dar a los nueve mil test rápidos adquiridos por la Ciudad.

Test rápidos
De Castro indicó que la Ciudad adquirió diez mil test rápidos y que mil de ellos fueron donados al INGESA para realizar pruebas en el primer grupo de vulnerabilidad formado por el personal sanitario, y lo que se busca es qué hacer con los nueve mil test restantes que llegaron a Melilla, finalmente, el viernes pasado.

Estas pruebas se podrán a disposición de “lo que se crea oportuno”, indicó el presidente de la Ciudad, que aclaró que estos test rápidos están validados por el Instituto de Salud Carlos III de Madrid dependiente del Ministerio de Ciencia e Innovación. De ellos dijo que miden dos parámetros, el IGG y el IGM que cuentan con una sensibilidad del 96%. En el caso del “IGG, su grado de exactitud puede llegar al 99,96% y en el caso del IGM tiene una sensibilidad que puede llegar al 95% y un grado de exactitud del 97,6%”, explicó, el presidente. Añadió que hasta ahora ninguno de estos test adquiridos han resultado defectuosos o han dado datos falsos o erróneos, sino que “han demostrado su eficacia”, de ahí que considerara oportuno que el Gabinete pudiera recomendar el mejor uso posible a dar a las nueve mil pruebas en propiedad de la Ciudad Autónoma.

Comentó también que, según el consejero de Políticas Sociales, hay distintos grupos vulnerables a los que poder realizar las pruebas. Así, por ejemplo, con el personal sanitario que son unos dos mil integrantes, se realizó una primera fase de test, pero se habla de realizar una segunda e incluso una tercera. También dijo que se han realizado pruebas en centros cerrados como CETI, V Pino, Plaza de Toros, Cruz Roja, CERMI y a los vigilantes que prestan servicios en los centros de menores, Gámez Morón o Gota de Leche.

El tercer grupo testado es el de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, donde se incluye Policía Local, Bomberos y Protección Civil. Queda por determinar, por parte de Salud Pública, los colectivos incluidos en los grupos cuarto y quinto, teniendo en cuenta las instrucciones del Ministerio de Sanidad.

Salud Pública
Por todo ello, en la reunión del Gabinete, se decidió que estos nueve mil test adquiridos por la Ciudad quedarán en custodia de la Dirección General de Salud Pública, que dirige la doctora Celia Bueno, dependiente de la Consejería de Políticas Sociales, que será quien determine el destino que se dará a estas pruebas. Por tanto, “a partir de ahora estos nueve mil test, lo que se haga de ellos, va a depender única y exclusivamente de Salud Pública y del consejero de Política Social, por lo cual, mi responsabilidad con este tema se acaba hoy”, dejó de manifiesto.

Reconoció el presidente que estos test ha llegado a Melilla con más retraso del previsto, pero por cuestiones “de logística internacional”, no achacables a la Ciudad Autónoma. De hecho, se produjo este viernes pasado en un envío conjunto con Ceuta.

Réplica
Por otra parte, De Castro considera que el presidente del PP, Juan José Imbroda, “con una falta total de conocimiento y rigor”, llegó a proponer la compra de 86.000 test para testar a todos los melillenses. Manifiesta De Castro que “no se pueden poner sobre la mesa falsas expectativas que son irrealizables, porque no hay personal sanitario suficiente para hacer tantos test de forma rápida, sino que se van haciendo a medida que es necesario”. De hecho, dijo que hasta ahora Sanidad ha realizado unas cuatro mil pruebas rápidas.

El presidente melillense, que se mostró convencido de que Melilla pueda pasar a la fase 2 de desescalada en base a los datos de la evolución de la pandemia, aseguró que el tema de la compra de los test por parte de la Ciudad ha sido un asunto que “se ha demostrado de manera interesada”, y defiende que “se han comprado a un precio razonable teniendo en cuenta cómo ha estado fluctuando el mercado en este asunto”. Afirma que el Gobierno local “ha hecho su trabajo, ha cedido los test y el resto se usarán de la mejor manera posible, cuando lo determine la autoridad sanitaria que es la que tiene la última palabra”.
Melilla Hoy.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.melillahoy.es