Melilla Hoy 4/08/2020
4 de agosto de 2020, 4:28:08
Política


Melilla invoca el principio constitucional de solidaridad territorial para reclamar un aumento de los fondos europeos

Eduardo de Castro aprovechó la Conferencia de Presidentes para pedir al Rey Felipe VI que visite la Ciudad, algo a lo que se ha comprometido el monarca

Por J.A.M.

El presidente de la Ciudad Autónoma, Eduardo de Castro, invocó ayer en la Conferencia de Presidentes celebrada en La Rioja, el principio constitucional de solidaridad territorial para reclamar más acceso a los fondos europeos que habrá que repartir el Estado para hacer frente a la crisis derivada de la pandemia sanitaria. Defiende De Castro las "circunstancias excepcionales” de Melilla a tener en cuenta en esta distribución, como es su insularidad y situación geográfica donde se han visto agravadas, con el cierre fronterizo, las consecuencias económicas de la pandemia.


En rueda de prensa, De Castro manifestó que el reparto entre las distintas comunidades autónomas de los 140.000 millones de euros que aporta la Unión Europea a España busca “movilizar recursos para la pronta recuperación y hacernos fuerte frente a los resultados negativos que ha traído la pandemia a todos los niveles”.

Circunstancias excepcionales
Pero manifiesta que Melilla presenta una serie de “circunstancias excepcionales” que la diferencian del resto de comunidades autónomas que deberían tenerse en cuenta en esa distribución de fondos, porque “en un territorio pequeño con problemas de insularidad, se agravan e intensifican las consecuencias económicas del covid”.

Es más, el presidente melillense apela al principio de solidaridad territorial que recoge la Constitución para llevar a cabo esta distribución de fondos. En este punto, ha reparado en que los últimos marcos plurianuales de la Unión Europea contemplaban 50 millones adicionales de financiación para la ciudad, pero en la discusión para el próximo reparto que se llevó a cabo la pasada semana, no se han puesto encima de la mesa.
“Nos preocupa perder esta asignación a las ciudades de Ceuta y Melilla, y si se incluye en el reparto a regiones como Chipre o Malta como territorios menos desarrollados, nosotros cumplimos los requisitos para ello”, insiste De Castro, que recuerda que hay territorios de Finlandia que se incluyen en estos fondos por la escasa densidad poblacional, cuando en Melilla se da todo lo contrario. “La tasa en Melilla es de más de siete mil habitantes por kilómetros cuadrados, cuando la media nacional es de 96”, indicó.

También propone que se desarrolle el artículo 174 del Tratado Fundacional de la Unión Europea que permitiría que Ceuta y Melilla pudieran entrar a tener la consideración, y las ventajas, del resto de regiones ultraperiféricas “porque tenemos una problemática muy similar”.

Afirma que, a pesar de las deficiencias, el Gobierno de Melilla “está haciendo un ingente esfuerzo presupuestario” para afrontar no solo las consecuencias de la crisis, sino incluso asumiendo el coste de competencias que no han sido transferidas, como por ejemplo aportar 1,5 millones a la educación no universitaria y 15 millones, en cuatro años, a la educación universitaria mediante acuerdos con la Universidad de Granada. Entiende que el Estado debería contribuir a estos gastos en educación superior.

A todo esto, se suma además “el problema de los menores extranjeros no acompañados, que nos cuesta mucho dinero, porque aparte de la ayuda que viene para afrontar estos costes, tenemos un déficit anual de diez millones de euros”. Explicó que Andalucía es la comunidad que más menores acoge, cinco mil, y Melilla mil. La diferencia es que Andalucía tiene una superficie de 87.000 kilómetros cuadrados y 8,5 millones de habitantes, mientras que la superficie de Melilla es de 12 kilómetros cuadrados y una población de 87.000 personas. ” Proporcionalmente tenemos michos más menores que cualquier otra comunidad y eso vale dinero”, expuso.

A esta situación se añade el hecho de que Marruecos no cumple con el compromiso asumido con España de repatriar a sus menores y “los tenemos que asistir nosotros”.

Afirma que Melilla “ha controlado bastante bien la situación del covid, con muy pocos contagios”, pero el problema son las consecuencias económicas.

Uno de los escollos es que Marruecos cerró en 2018 la aduana comercial y en marzo de este año los puestos fronterizos, lo que provoca que al no haber tráfico "no se generan impuestos", una de las fuentes de financiación de la ciudad autónoma.

Por esa razón, "el Estado tendría que aportar en forma de transferencias", algo que también pide valorar a la Unión Europea, toda vez que Melilla es "la frontera sur" del continente. “Hay que buscar nuevos nichos económicos y evidentemente el Estado tiene que aportar su ayuda directamente con transferencias de dinero, pero también la Unión Europea, porque no podemos olvidar que somo la frontera sur de Europa, y que después de nosotros, está África. Melilla es España desde hace 500 años, mucho tiempo antes de que existiera Marruecos, y hay que tratar a los ciudadanos de esta ciudad como lo que son, como al resto de los españoles”, manifestó.

De Castro, que considera que el Gobierno central ha hecho “una buena gestión de los fondos que aporta Europa”, reclama que se tengan en cuenta las circunstancias especiales de Melilla.





Compromiso de Su Majestad de visitar Ceuta y Melilla
A preguntas de los medios, De Castro ha dicho que en conversación con Felipe VI, ha recibido su compromiso de visitar Melilla. Así, ha abundado en que el Rey "ha dejado abierta esa posibilidad para cuando pueda", ya que "quiere visitar España, y Melilla es España". "El dónde lo sabemos, el cómo y el cuándo no. Pero la puerta está abierta y no se ha cerrado esa posibilidad", ha zanjado.
Melilla Hoy.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.melillahoy.es