Melilla Hoy 23/09/2020
23 de septiembre de 2020, 11:50:25
Deportes

BALONCESTO - ADECCO ORO


Sufrimiento... pero final feliz

Los melillenses lograron darle la vuelta al partido en un gran último cuarto (83-77)

Por Carlos R. Busto

Afortunadamente, el Melilla Baloncesto pudo sacar adelante de forma satisfactoria un partido que tuvo durante muchos minutos cuesta arriba, dado que llegó a verse 18 puntos abajo. En el último periodo, el decano culminó una espectacular remontada y se apuntó una importante victoria, primera en casa de la presente temporada.


Ya avisaba Alejandro Alcoba en la previa del encuentro que el conjunto catalán no era el típico filial, a la vez que advertía de su peligrosidad. Y no se equivocó un ápice, demostrando el C.B. Prat ser un equipo a tener muy en cuenta en la presente temporada, pese a tratarse de un recién ascendido.

Afortunadamente, el Melilla Baloncesto pudo sacar adelante de forma satisfactoria un partido que tuvo durante muchos minutos cuesta arriba, dado que llegó a verse 18 puntos abajo. En el último periodo, el decano culminó una espectacular remontada y se apuntó una importante victoria por 83-77.

En el primer cuarto no hubo color, con neta superioridad del C.B. Prat, que además estuvo muy acertado en los lanzamientos de dos puntos con un porcentaje superior al 50 por ciento, mientras que los locales apenas alcanzaron el 30 por ciento con un paupérrimo 3 de 10. Hay que incidir en que los melillenses no consiguieron ponerse por delante en el marcador hasta el último cuarto, dado que incluso que el 0-2 inaugural fue obra de Víctor Serrano. Edu Gatell puso las tablas en la siguiente acción, no volviendo a estar tan cerca ambos equipos en el electrónico hasta el minuto 32, ya que los catalanes pusieron la directa y fueron abriendo poco a poco una brecha importante.

Así, la máxima del choque (18 puntos) la estableció Nogués, tras un triple convertido, a 1’22 (9-27). Los locales no encontraron a lo largo de estos primeros diez minutos la forma de anotar, mientras que su rival se disparaba en el luminoso. Carles Bravo, a 16 segundos, situó el 12-27 con el que se llegó al término de este primer acto. Y la cosa no fue a peor gracias al griego Tsiaras, autor de siete puntos.

El inicio del segundo acto no fue ni mucho menos esperanzador con un tiro de tres puntos transformado por Martí. Los de Alejandro Alcoba mejoraron sensiblemente en defensa, aunque la mayor diferencia respecto al primer periodo fue el acierto en ataque. De esta manera, y con un Carles Bravo especialmente entonado, las diferencias se iban reduciendo, dando esperanzas al decano de poder remontar la contienda. En concreto, y después de una canasta de Devin Wright que culminaba un parcial de 7-0, los melillenses se situaban a diez puntos (31-41), a 2’52 del descanso.

El técnico visitante se vio obligado a solicitar un tiempo muerto, lo que parece que dio sus frutos porque el C.B. Prat volvió a tomar aire con los puntos de Álex Ros, Nikolic y Vilanova. En lo que refiere al Melilla Baloncesto, los puntos llegaban de la mano de Wright y una última, de tres puntos, de Quique Garrido a 25 segundos (36-48). En este acto se hizo más patente la superioridad catalana bajo los tableros, con siete rebotes capturados más por parte de los visitantes (19 a 12).

El paso por los vestuarios le sentó bastante bien a los de Alejandro Alcoba, aunque tuvieron que esperar a que transcurrieran los primeros minutos, que resultaron de toma y daca con los dos equipos anotando, para que la desventaja fuera reduciéndose. Fundamental para ello, además de una asfixiante defensa, Carles Bravo y Devin Wright, quienes asumieron la responsabilidad en ataque. De esta forma, a 5’12, sólo seis puntos de renta podían mantener los catalanes (50-56), tras un parcial de 7-0 al que puso la rubrica Joan Tomàs con tres tiros libres convertidos.

Los visitantes, gracias a Vilanova y Nikolic, intentaron estirar de nuevo el marcador (50-63), aunque los melillenses terminaron el cuarto encadenando seis puntos seguidos, con un 2+1 de Bravo, una canasta de Eloy Almazán y un nuevo tiro libre del propio Bravo. Así que el tercer periodo finalizó con un esperanzador 56-63.

En el último cuarto, el Melilla Baloncesto salió dispuesto a darle la vuelta al partido. De este modo, sólo necesito dos minutos para igualar el encuentro a 63, con un 7-0 de salida.

A partir de ahí el duelo resultó tremendamente nivelado, no siendo capaces ninguno de los equipos de lograr una ventaja que prácticamente dejara finiquitada la contienda. Hubo que esperar a que restaran escasamente dos minutos para que el decano se viera con tres puntos arriba (75-72), con un lanzamiento en suspensión anotado desde la línea de personal por Edu Gatell. En la siguiente acción el C.B. Prat no encestó, lo que fue aprovechado por los melillenses para situarse con cinco puntos de diferencia (77-72). Los visitantes no arrojaron la toalla, pero la mayor experiencia de los jugadores melillenses les sirvió para afrontar en mejores condiciones la recta final del encuentro. Los locales llegaron a gozar de una máxima ventaja de siete puntos a catorce segundos (81-74), una renta más que suficiente para poder respirar por fin tranquilos. El choque concluiría con un tiro libre convertido por Martí, que estableció el definitivo 83-77.

MELILLA BALONCESTO: Eric Sánchez, Carles Bravo (18), Georgios Tsiaras (19), Joan Tomàs (3), Edu Gatell (16) -cinco inicial-, Devin Wright (14), Quique Garrido (11), Eloy Almazán (2), Álvaro García y Pelayo Larraona.

C.B. PRAT JOVENTUT: Roger Vilanova (9), Álex Ros (17), José Ignacio Nogués (17), Víctor Serrano (10), Gerbert Martí (6) -cinco inicial-, Sergi Costa, Alberto Abalde (7), Zoran Nikolic (11), Óscar Amo y Gerard Gomila.
Melilla Hoy.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.melillahoy.es