Melilla Hoy 23/10/2017
23 de octubre de 2019, 12:28:14
Sucesos


Muere un inmigrante tras esconderse en un camión para colarse en el barco

El cadáver, que llevaba varios días en el interior de la batea, fue hallado en el registro antes del embarque a Almería.- No tenía signos de violencia

Por Paqui Sánchez T.

La Guardia Civil ha abierto una investigación tras encontrar ayer el cadáver de un inmigrante magrebí escondido en una batea, vía con la que intentaba acceder de forma clandestina a uno de los buques que conectan la ciudad con la península para llegar como polizón a Europa. El cuerpo sin vida del inmigrante, un varón joven, fue localizado en el puerto durante la inspección del preembarque del buque de Almería, que tenía programada su salida a las 9.30 horas.


A preguntas de los periodistas, el delegado del Gobierno, Abdelmalik El Barkani, confirmó que se trata de una persona joven, de la que no se sabe todavía la edad ni la nacionalidad porque no ha sido identificado, datos que están pendientes de obtenerse en el informe forense que se le está realizando.
El Barkani indicó no obstante que, al parecer, se trata de un adulto y que la hipótesis más probable es que pudo morir por asfixia tras esconderse el jueves o el viernes de la semana pasada en un camión refrigerado que había llegado a Melilla cargado de productos.
“El hecho objetivo es que se ha encontrado un cuerpo sin vida, desgraciadamente otro de muchos polizones que no llegarán”, señaló el delegado del Gobierno, que no dio más datos por estar la información sub judice a la espera del informe pericial del médico forense.
Fuentes policiales han informado a MELILLA HOY de que el cadáver corresponde a un joven de origen magrebí. El cuerpo no presentaba signos de violencia, y su olor delataba que la muerte del inmigrante se había producido varios días atrás.
Según apuntó la Delegación del Gobierno, el cuerpo fue localizado ayer por la mañana, en el control del registro fiscal que lleva a cabo la Guardia Civil previo al embarque de los vehículos.
La Unidad Orgánica de la Policía Judicial de la Comandancia de la Guardia Civil se ha hecho cargo de la investigación por este caso.

Segunda víctima en un mes
Se trata de la segunda víctima mortal en apenas un mes, después de la que se produjo el pasado 26 de octubre en el puerto melillense, cuando un joven de 26 años de nacionalidad argelina y residente del Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI) murió al intentar introducirse en el barco que cubre la línea Melilla-Motril.
Aquel joven inmigrante estaba escondido en los bajos de un camión, pero justo cuando el vehículo entraba en la bodega del buque, cayó de los bajos y perdió la vida.
Melilla Hoy.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.melillahoy.es