Melilla Hoy 13/07/2020
13 de julio de 2020, 17:55:55
Inmigración


Bienestar Social sólo acogerá en Purísima a los jóvenes que se demuestre que son menores de edad

"Si hay voluntad, que la hay", en un plazo de 24 horas se puede realizar la ficha policial, la prueba oseométrica y determinar si es un menor o no

Por Jesús Andújar

El consejero de Bienestar Social, Daniel Ventura, anunció ayer que no se acogerá en el Centro de Purísima a los jóvenes extranjeros que sean localizado en la ciudad hasta que no se determine si son menores de edad. Alega razones de seguridad y evitar de esta forma la entrada de adultos en unas instalaciones en las que se protege y atiende a niños. Afirma que "si hay voluntad, que la hay", entre la realización de la ficha policial, las pruebas oseométricas y la confirmación no transcurren ni 24 horas de espera.


Confirmó ayer el consejero de Bienestar Social que se ha adoptado la determinación de no trasladar al Centro de Purísima a todos los jóvenes extranjeros que los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado localicen malviviendo en las calles de la ciudad hasta que se determine si realmente se trata de un menor.
"No basta con que digan que son menores para que lo sean", reconoció Daniel Ventura. De hecho esto fue lo que ocurrió con un grupo de jóvenes que llegó el martes en una patera y como "aparentemente se les veía muy mayores" no han sido conducidos al centro de Purísima, sino que se está a la espera de determinar su edad a través de la prueba oseométrica.

Seguridad
La decisión de la Consejería responde al hecho de que en el centro de protección viven cientos de niños, por lo que "hay que asegurar que los que entren también lo sean, porque no podemos meter a un adulto con tanto menor". Por tanto, "lo que prima es la seguridad de los niños y no jugárnosla llevando a personas que por el mero hecho de decir que son menores entran en protección". Entiende que esta medida no se puede generalizar aunque entiende que se puede tener cierto "sentido común" para discernir sobre quien puede ser un niño y quien sea un adolescente o un adulto y siempre que exista duda, se realizará la prueba de edad.

Afirmó que aunque los protocolos establecen esta medida antes de acoger a cualquier joven en un centro, en la práctica en Melilla no se ha venido realizando.

De hecho "por razones humanitarias" el acogimiento era lo primero que se llevaba a cabo, pero habida cuenta del volumen actual de residentes y de que entre los que se marchan antes de someterse a la prueba o comprobar finalmente que son adultos aquellos a los que se había acogido, se ha decidido adoptar esta decisión.

Voluntad
El protocolo establece que son los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado los que deben articular que a un joven se le realice la prueba de edad si existen dudas y que hasta que no se obtenga el resultado, no se decida si irá a un centro de menores o si, al ser adulto, se le tramitará un expediente de expulsión.

Señaló el consejero que todos estos trámites, entre la reseña policial, la realización de la prueba oseométrica que es a través de una radiografía y la emisión de la resolución de la Fiscalía para confirmar si es menor o no, no conllevan más de 24 horas. "Si hay voluntad, que la hay, en 24 horas se pueden hacer las pruebas y conocer la resolución", dijo. Desconoce dónde se debería alojar a estar estos jóvenes mientras que se realizan estos trámites, pero sí que no en el centro de menores.




En tres meses se espera que abra el centro de asesoramiento familiar
Por otra parte, el consejero de Bienestar Social manifestó que se está formalizando el contrato para la construcción del Centro de Asesoramiento y Atención Integral de la Familias que se ubicará en pleno paseo marítimo. Las obras empezarán "inmediatamente" y al no ser de gran volumen, calcula que puedan estar listas en el plazo de tres meses a partir del inicio de los trabajos.

El objetivo es que las familias melillenses puedan acudir a estos servicios en busca de asesoramiento sobre sus hijos. Para ello "habrá una serie de profesionales de distintos conocimientos como psicólogos y trabajadores sociales que podrán guiar a las familias en cuantas dudas tengan sobre sus hijos", afirmó. No será necesario realizar nuevas contrataciones sino que estos profesionales serán destinados a este servicio previa reestructuración de los centros de servicios sociales.
Melilla Hoy.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.melillahoy.es