Melilla Hoy 06/07/2020
7 de julio de 2020, 12:00:38
Economía


La entrada en vigor de la nueva Ley abre Melilla a las empresas de drones

El nuevo Real Decreto flexibiliza la legislación y abre nuevos escenarios operativos, especialmente para el vuelo con fines profesionales

Por Fernando Lamas Moreno

El nuevo Real Decreto acerca del uso de drones, que entró en vigor el pasado 30 de diciembre, facilita enormemente las aplicaciones profesionales de los mismos ya que, entre otros avances, contempla el vuelo en ciudad, el vuelo nocturno, el sobrevuelo de grupos de personas y el vuelo en espacio aéreo controlado. El Real Decreto se ha impulsado desde la administración precisamente para facilitar esta “actividad económica emergente” que en Melilla podría tener futuro. Desde SODEMEL se ha propuesto ya la sustitución del helicóptero de vigilancia de la Guardia Civil por un equipo de vigilancia basado en drones, si bien las aplicaciones de esta tecnología son muy diversas y se podrían enfocar a una gran cantidad de actividades profesionales.


El nuevo Real Decreto (amplía la Ley 18/2014) sobre uso de drones que entró en vigor el 30 de diciembre, supone un gran avance para la utilización profesional de drones. Según esta ampliación de la legislación, se extienden los escenarios operativos de estas aeronaves no tripuladas, que desde ahora podrán volar también en las ciudades, siempre y cuando cumplan con los requisitos de seguridad exigidos por la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA).
Desde SODEMEL, tras numerosas consultas con expertos del sector, ya se había adelantado que la legislación (demasiado restrictiva) estaba presta a cambiar, y dicho cambio se ha producido precisamente en la parcela de las aplicaciones profesionales de los drones, que podría tener su mercado particular en Melilla. Con la ampliación de la ley se permiten operaciones en espacio aéreo controlado (alrededores del aeropuerto de Melilla), se permite el sobrevuelo en entornos de edificios, de reuniones de personas al aire libre y también los vuelos nocturnos.
Este Real Decreto se ha impulsado desde la Administración “para facilitar el avance de una actividad económica emergente”. Como parte de esa actividad económica a la que se refiere el propio Real Decreto, SODEMEL destaca la utilidad de los drones en el sector de la seguridad y la vigilancia.
Estos avances no son los únicos previstos, ya que durante el primer trimestre de 2018, Fomento complementará el nuevo marco con la publicación del Plan Estratégico de Drones, herramienta que, más allá del ámbito regulador, “permitirá definir de forma transversal ejes y líneas de actuación para potenciar al máximo este segmento de la industria en nuestro país”, poniéndolo todo su potencial tecnológico e innovación al servicio de los ciudadanos.
Otro campo de desarrollo económico y tecnológico se abre en Melilla, que por sus condiciones particulares estaba muy limitada hasta el momento.

Las infinitas posibilidades de los drones

Los límites en cuanto a la utilidad de los drones sólo están fijados por la imaginación y por el desarrollo tecnológico.
Con la nueva ley, en Melilla podrían aparecer empresas que ofreciesen servicios profesionales como grabación profesional de vídeo y fotografía aérea (desde bodas hasta videoclips o spots promocionales), seguridad y control de tráfico (sustitución del helicóptero de la Guardia Civil por drones; drones que pongan multas), limpieza de edificios y cristaleras, revisión de infraestructuras e infraestructura eléctrica, Salvamento Marítimo, estudios medioambientales, control de inmigración, cartografía y mapeado, fumigación, y así muchas aplicaciones más.
Además, aunque actualmente la legislación marroquí es extremadamente restrictiva, tarde o temprano se abrirá un nuevo mercado del que Melilla, como SODEMEL propone en cada una de sus intervenciones, podría convertirse en proveedor de servicios.

Melilla Hoy.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.melillahoy.es