Melilla Hoy 23/10/2017
18 de septiembre de 2019, 7:52:30
Justicia


Piden 8 meses de prisión a una mujer por agredir a su cuñado menor de edad

Ninguno de los testigos que se presentaron en el jucicio pudo recordar absolutamente nada de lo sucedido

Por Fernando Lamas Moreno

El 10 de febrero de 2016, sobre las nueve y cuarto de la noche, una joven agredió a su cuñado (menor de edad) tras una discusión, lanzándole un vaso de colacao y llegando a agarrarle del pelo para lanzarle posteriormente contra un escritorio. La joven, para quien la Fiscalía pide 8 meses de prisión por un delito de lesiones, se acogió a su derecho a no declarar y los testigos (entre ellos la víctima y el denunciante, que era el padre del chico y suegro de la joven) afirmaron no recordar absolutamente nada de lo sucedido. La defensa con motivo de esa falta de pruebas testimoniales, solicitó para la acusada su libre absolución.


Una mujer joven, que acudió a los juzgados empujando el carrtio de su bebé, se sentaba ayer como acusada de haber agredido, hace practicamente dos años, a su cuñado, quien por entonces tenía tan sólo 10 años de edad.
Según la descripción de los hechos, denunciados en su momento por el padre del chico agredido, el día 10 de febrero de 2016, sobre las nueve y cuarto de la noche, en el domicilio familiar (situado en la Calle Tejar de Pedro Díaz, en Cabrerizas), tras mantener una discusión con el niño, la acusada habría perdido los nervios, lanzándole un vaso de Colacao que el niño, afortunadamente fue capaz de esquivar. Posteriormente, la acusada se habría acercado al menor, “agarrándole de los pelos” y lanzándole contra un escritorio, sin que el joven sufriera lesiones de ningún tipo a consecuencia de esta agresión.
La acusada se acogió a su derecho a no declarar y ninguno de los testigos llamados por la Fiscalía (todos familiares) aportó información, ya que todos declararon haber olvidado los hechos. La intervención más llamativa corrió a cargo del joven perjudicado (de 12 años de edad) que realizó una curiosa declaración: “Ha transcurrido mucho tiempo. Mi mente no recuerda los hechos”.
La Fiscalía pide para la acusada una pena de 8 meses de prisión por un delito de lesiones, con los agravantes de haberse producido contra un menor y en el domicilio familiar (delito en el ámbito de la violencia doméstica).
La defensa, por su parte, pidió la absolución de la acusada en base a que ninguno de los testigos pudo recordar nada.
Melilla Hoy.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.melillahoy.es