www.melillahoy.es
La lluvia constante y a veces intensa marca un martes que acaba con granizada

La lluvia constante y a veces intensa marca un martes que acaba con granizada

miércoles 07 de febrero de 2018, 01:42h
Melilla, por segundo día consecutivo, sufrió las consecuencias del mal tiempo, marcado por las bajas temperaturas y las lluvias constantes y por momentos intensas, que se prolongaron durante gran parte de la jornada, y que terminaron el martes con una granizada, como la registrada el lunes. La acción de la abundante agua, que obligó a muchos melillenses a usar el paraguas, trajo consigo algunos problemas, como atoros o goteras, con los bomberos actuando, como lo hicieron durante un incendio en una caja eléctrica y filtraciones de agua en cubiertas de varias edificaciones, e incluso rescatando una persona atrapada en el interior de un vehículo. Pero nada impidió la alegría de ver llover y sobre todo granizar, porque buena falta le hacía a Melilla esta agua para limpiar el aire y alimentar los pozos de la zona.
Melilla, por segundo día consecutivo, sufrió las consecuencias del mal tiempo, marcado por las bajas temperaturas y las lluvias constantes y por momentos intensas, que se prolongaron durante gran parte de la jornada, y que terminaron el martes con una granizada, como la registrada el lunes. La acción de la abundante agua, que obligó a muchos melillenses a usar el paraguas, trajo consigo algunos problemas, como atoros o goteras, con los bomberos actuando, como lo hicieron durante un incendio en una caja eléctrica y filtraciones de agua en cubiertas de varias edificaciones, e incluso rescatando una persona atrapada en el interior de un vehículo. Pero nada impidió la alegría de ver llover y sobre todo granizar, porque buena falta le hacía a Melilla esta agua para limpiar el aire y alimentar los pozos de la zona.